Destacado

Poesía para los que no leen poesía.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No recita ni una rima el hombre sabio
ni la amante lo susurra entre suspiros,
no corona un poema al día exhausto
ni distrae en los descansos de un camino.

No hay soneto en los amores que vivimos
un reencuentro no merece ya rimarlo,
despedimos al viajero y no sentimos
ni una estrofa de emoción o de agasajo.

Los juglares han pasado al olvido,
trovadores ya no habrá donde encontrarlos,
los poetas con tristeza han comprendido
que el destino se ha propuesto condenarlos.

Pero ni uno solo de ellos se ha rendido
sino que han redoblado su entusiasmo;
ser poeta es con las letras copromiso

y juramento de rodillas en Parnaso.
Nadie dejará morir sus propias letras
antes cantarán gloriosas en la lira,
ni despojará al viento de sus sueños
que dispersan por el mundo alegría.
Ya descienden de Parnaso en cohortes
cual hoplitas bien armados de ilusiones
marcharán con sus rimas de alto vuelo
y tañiran sus poesias hasta el cielo.
 
13705155_10208711771044603_827829181_n
inw1z