Soneto a Jazmín, en su primer día de jardín.

Una tarde de octubre en Baviera
el tímido Sol entibiaba,
y muy cerca de Dios vigilaba
el batir de dos alas pequeñas.

En fugaz libertad desplegadas,
sin saber que su alma ya sueña
ser un día la única dueña,
del destino que el mundo le aguarda.

Dos almas que en su hogar la veneran.
dan cobijo feliz a su infancia
y con amor mil secretos le enseñan.

Jazmín atesora muy sabia
los misterios que guardan las flores
porque es bella flor entre tantas.

2 comentarios en “Soneto a Jazmín, en su primer día de jardín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s