Un lucero al ocaso.

un lucero al ocaso.Primer autorretrato de mi nieta, realizado sin ayuda.

A mi nieta Jazmín.

Jazmín es mil flores pequeñas,
que estallan mirando hacia el sol,
es candor y feliz inocencia
de la vida una blanca ilusión.

Jazmín es la gracia hecha risas,
es un nombre que ella hizo amor,
aun las aves cantando entre brisas
enmudecen de pura emoción.

Es aroma de todos los bosques
que un Hada inspirada hizo flor,
es remanso de risas alegres
melodía inocente en su voz.

Jazmín es distancia que duele
En el pulso de mi corazón,
Pero es la esperanza que vuelve
Y hace sombras al brillo del sol.

Si un ocaso lejano en el tiempo
Este verso hace canto en su voz
Encendería un lucero por ella
y brillaría eterno en su honor.

Enero 2016.

3 comentarios en “Un lucero al ocaso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s