“Distancias y sueños” por Enrique Germán Martínez marino poeta

A mi nieta que no conozco

Tu nombre es fulgor en lejano horizonte,

es alba brillante que no logro alcanzar,

es amor en ausencia escondido en distancias,

es flor, es fragancia y es mito ancestral.

Discurren las horas soñando canciones

de versos que nadie nunca entonará

entrecerrando mis ojos sin luz ni ilusiones

mil lágrimas lloran con agua de mar

Si acaso pudiese a él enfrentarlo,

mar cruel, despiadado, inmenso y letal.

abrir con mi proa un tajo en las aguas

llegar hasta Europa cual César triunfal.

Alcanzar como Ulises su hogar tan preciado

llegar victorioso semidios inmortal.

abrazarte y quedar en un bronce fraguados

inmutables, perpetuos ante la eternidad.

Quizás un día cercano en el tiempo

ella lea estas letras del poeta del mar

que supo guardar en sus rimas y versos

aquello que su alma no quiso olvidar.

“Soneto de cumpleaños a Jorge” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Treinta y cinco no es del pavo un moco
Diría sentencioso tu abuelo,
se cumplen de a uno y tu pelo
y barriga la notas muy poco.

El tiempo, veloz como en vuelo,
te lleva, del siglo al medio,
Tu piensas que es la edad promedio
Y en la calle te dicen abuelo.

La vida es cognac de vasija
De la mas perfumada madera
Disfruta los tragos sin prisa

No des tus años en préstamo
Ni los gastes con VISA y a cuenta
Porque el cielo no deduce rentas

Marcha/Himno a la Armada Argentina “Herencia de Brown” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Marcha o Himno a la Armada Argentina “Herencia de Brown” por Enrique Germán Martínez Marino poeta
Música y vocalización Guillermo Wehmann

Estribillo
LA ESCUADRA DEL PLATA nacía
con carencias y gran decisión,
de alcanzar con su brazo armado
libertad en la Patria extensión.
Era el sueño en aquella alborada
y es el mismo que anima aun hoy,
late eterno en pechos vibrantes
de marinos herencia de Brown.

Diecisiete de Mayo amanece,
en el alba de nueva Nación,
una Escuadra Naval que estremece
su enemigo al rugir del cañón.

Un marino irlandés comandante,
de ser libres la causa abrazó,
cincuenta años luchó por la Patria
Almirante Argentino murió.

Montevideo un paso a la gloria,
luego el Plata al Imperio negó,
al Pacífico en naves de guerra
la bandera a la fama ascendió.

Fuego rasante frente a Buenos Aires,
en Quilmes clavó el pabellón,
y juró con sus bravos a pique
llevarse consigo el honor.

A marinos de tierras lejanas
a su lado la historia esculpió,
pero en su corazón más valientes
eran: Espora, Rosales y Brown.

LA ESCUADRA DEL PLATA nacía
con carencias y gran decisión,
de alcanzar con su brazo armado
libertad en la Patria extensión.
Era el sueño en aquella alborada
y es el mismo que anima aun hoy,
late eterno en pechos vibrantes
de marinos herencia de Brown.

“Acordes en mar bravío” por Enrique Germán Martínez marino poeta

La marcha canción del músico Marino

mpEstribillo
Soy un músico marino
la armada y el mar,
son mi verso y mi Camino
son mi Vida y mi cantar.

con orgullo en mis galones
la insignia a venerar,
es la lira que canciones
a mi alma va a inspirar.

desfilando a paso altivo
regocija ejecutar
melodías que animan
a la tropa regular.

Estribillo
Soy un músico marino
la armada y el mar,
son mi verso y mi camino,
son mi vida y mi cantar.

No le temo a tempestades
me agiganta adversidad,
con redobles y tambores
los habré de dominar.

Y si arrecia el mar bravío
en su indómito bramar,
con la banda y sus bríos
Esta marcha va a primar.

Estribillo
Soy un músico marino
la armada y el mar
son mi verso y mi camino
son mi vida y mi cantar.

“Almas inocentes” por Enrique Germán Martínez marino poeta

woman carrying dog while standing in the middle of the forest
Photo by Humphrey Muleba on Pexels.com

Esta poesía se la dedico a mi asistente ejecutiva Emilia de Jesús Garcet, que ama a los perros.

Tu perro no es cualquier animal.
Está en el mundo para tu compañía,
sin que lo sepas te cuida y te guía,
Omnipresente en tu “yo espiritual”

Por ti siente Genuino amor y cariño
es tu mejor amigo, es cierto y no en vano,
es fiel y honesto como un buen hermano
es blanca su alma inocente de niño

Para este amigo no alcanza un soneto
en catorce asonancias no cabe un ladrido,
ni un llanto o un gran alboroto y gemidos
si va al guarda perro aún de lujo y coqueto

Tu perro es el hijo que tú no has tenido,
también el amigo que hubieras perdido,
quizás un hermano que nunca ha nacido
“Tu perro es amor, en espacios vacíos”

Es hermano menor que ama y sueña
es Luz de candil en arcano universo,
en la gran poesía de la vida es un verso
es un pacto de honor con un alma pequeña