“Caribeña obsesión” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Venezuela dónde ha ido
tu orgullosa altivez,
sombra arcana se ha ingerido
viejos frutos de tu edén,
que endulzaban vidas plenas
sin trabajo y con desdén.
Fue la renta petrolera
tu pecado en el ayer,
puso música de salsa
y bailabas a placer,
sin saber que se gestaba
un infierno entre tus pies.
Al caballo de Bolívar
que al naciente sol de ayer,
enfilaba con su hocico
hacia el alba de tu edén,
presurosos fanatismos
sin derecha y con revés,
dieron vuelta a Palomo,
cabalgando hacia volver.
Mira hoy la noche oscura
y siniestra del hades,
son umbríos horizontes
la jornada a recorrer.
Te lanzaste a los caminos
asustado, sin saber
sí hermanos de tu entorno,
te reciben esta vez.
No es el viaje ni el destino,
un paraíso de placer
mas verás las libertades
que actualmente no has de ver.
Ahora eres refugiado
de un país que supo ser
el ejemplo refinado
de progreso una vez.
Pero hay quienes Maracaibo
y la Española quieren ver,
entre atávicas cadenas
de un pasado que ya fue.

“Tu vida es tu honra” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Atributos navales la historia los honra
emblemas sin sombra contigo estarán
escudo en la gorra, el correaje y la espada
que orlaron la Patria con azul del mar.

En largas campaña brincando las olas
flameando en confines la argentinidad
o en rudos combates jurando a pique
llevarse la vida y la dignidad.

Tendrás meritorios ascensos y logros,
al tiempo entre pares te distinguirán,
con todo tu esfuerzo al final del camino
las hojas de roble reverdecerán.

Bordadas en oro formando una orla
aguardan ya prontas quien las ceñirá
recuerda que el oro y tampoco la gloria
son tuyos ni un hilo de augusto brillar.

Son justa memoria de tantos marinos
que heroicos cumplieron consignas de Brown
que allá en sus victorias a Espora y Rosales
les dio el privilegio en su mismo sitial.

No olvides promesas de Guardia Marina
que a un paño juraste en Patrio Altar
tu vida y tu honra es cristal sin tañido
que roto o perdido no has de recomprar

Obra de teatro: “Veo una balsa” por Enrique Germán Martínez marino poeta

“VEO UNA BALSA”
OBRA DE TEATRO: Texto original de Calte ® VGM Enrique German Martinez.
Adaptación teatral: Alejandra Sotelo Faderland.

Personajes.
Comandante del buque.
Tte. Martinez, jefe de Operaciones.
Tte. Luchetti, operador del sonar.
Un marinero.

Puente de mando del Ara Piedrabuena, 2 de mayo de 1982, 1730 hs. El Tte. Luchetti esta sentado en la consola del sonar con sus auriculares colocados, concentrado, abstraído. El Tte. Martinez en la mesa de cálculos, lapicera en mano efectúa cálculos con una escuadra y calculadora, metódico, triste.en silencio, solo quebrado por el ruido nervioso de una lapicera entre los dedos y la estructura del barco del operador del sonar.. El Marinero se acerca con dos jarros de café.
Marinero: (con acento de provincia del Noroeste): ¿A qué hora fue la última vez que se lo vio en el radar?
Tte. Luchetti (nervioso): Eco radar. Así se dice.
Marinero (dejándole un café y yendo hacia Martinez): Eso mismito.
Tte. Martínez: (con voz pausada, clama, sin interrumpir sus cálculos): A las 1600 el buque se detuvo y a las 1701 desapareció del radar.
—————————————————————————————————————————-
(La lapicera del radio operador se quiebra con un chasquido que suena más fuerte en el silencio que reina. Entra el Comandante también de ánimo sombrío, , el marinero que termina de dejarle el café a Martinez se pone en posición de firmes pero este deniega toda formalidad con un gesto de la mano derecha)
Comandante: Señores, han confirmado que el Crucero Gral. Belgrano ha sido hundido. (La taza del radio operador se estrella en el piso). A partir de ese momento hemos sido designados Comandantes en la Escena de Acción. Martínez, trace un curso al punto dato. Luchetti, olvídese del café y haga lo imposible ¡a ver si sonar de la segunda guerra puede mostrar si merodea ese… maldito submarino del triple de tamaño! Buena suerte, Sres. Vamos por los sobrevivientes… si los hay.
(El marinero toma la servilleta de la bandeja y limpia el café, recoge restos. La luz va cayendo rápidamente y se hace noche, solo se escucha el viento aullante cada vez mas fuerte. Martinez continua con sus cálculos, separando hojas, a veces frenético, a veces mas lento. El buque cabecea y rola violentamente. Se escucha una voz por el altavoz)
Altavoz: Aviso. A partir de este momento terminamos las maniobras evasivas. Nos dirigimos al punto dato a velocidad de crucero.
Marinero: (con un termo con mate y galletas): ¿Ahora? Si no se ve nadita.(pausa, traga saliva) ¿Creen que estén vivos?
Luchetti: Depende. (El marinero lo mira sin entender. Luchetti quiebra una tostada) depende de la velocidad del hundimiento (la voz se le estrangula cada vez mas), los daños, los…
Martínez: La evacuación de heridos, y si pudieron abandonar en forma ordenada…
Marinero: ¿Ordenada? Si todos van a obedecer ordenes…
Martinez: Ordenada según la velocidad del hundimiento, por los daños, (se le estrangula la voz, fija la vista en los papeles) o tuvieron que arrojarse al agua desordenadamente,(con un hilo de voz) o si pudieron bajar todas las balsas.
Luchetti (con voz que apenas retiene lagrimas) : son 1000 personas para evacuar!! (el marinero se lleva las manos a los ojos, como Luchetti que disimula las lagrimas refregandoselos. Luego se acerca en silencio con un mate a Martinez)
Martinez (como hablando para si mismo): Depende de cuantas personas haya en cada balsa… eso le da a cada una distinto calado… y si fueran…. El área de dispersión seria mayor.
Marinero: y este temporal.
Martinez (absorto en sus cálculos) : el viento tampoco es constante, cambia las corrientes de superficie y hay un gran área de dispersión. (Luchetti golpea algo)
Marinero: Así, el radar no se va a arreglar….
(otro golpe y luego un estrépito, el marinero cae a tierra, los dos se agarran de donde pueden)
Marinero: ¿y eso que fue?
Luchetti (sorprendido): monstruos marinos no son. Una maldita ola… gigante, si nos sumergimos hasta aquí. (se oyen ruidos de metales sueltos) miran por los vidrios, el marinero se levanta) ¿Es la torre de 5 mm. Eso suelto?
Martinez: monstruo marino no va a ser.(por interfono) Daño de averías, informe.
Voz de daños: Impacto de una ola en el mamparo del puente de mando. Perdimos la torre de artillería de 5 mm. Señor.
Luchetti (quitándose los auriculares, los deja al lado y se toma la cabeza) . Y esto están soportando ellos allá afuera.
(Martinez se toma la cabeza con las manos sobre los mapas. Luchetti se coloca los auriculares. El ruido de metales sigue. Martinez se levanta, da unos pasos, se sienta y vuelve a sus cálculos, el marinero se sienta, se adormila. Entra el comandante sin ceremonia alguna)
Comandante: Posición por favor.
Martinez: estamos en el punto dato señor.
Comandante: (hablando por altavoz) Sonar, emita en modo búsqueda en forma permanente. Hagan sonar las sirenas. Velocidad mínima. Encender reflectores y las luces. (deja el altavoz) y hasta una vela si es necesario, que Dios nos salve de esta y nos de vista de águila.
(cada cual en su puesto, el comandante y el marinero de vigía pegado a los vidrios del puente, Martinez con sus cálculos, murmurando a veces, la noche se va desvaneciendo, cambia a una luz neblinosa, casi intangible, un dia gris, opresivo)
Luchetti: Maldita niebla, no puede verse nada.
Martinez: Si no los encontramos, es responsabilidad mía, si me equivoqué.(angustiado)
(se escucha un sonido, Martinez pone el altavoz y comunica con el ARA Bouchard, es un avión de reconocimiento, se escucha el motor y la voz metálica del piloto)
Piloto: Aquí Neptune P 111. Veo (todos se mantienen tensos) una mancha de combustible en 1 6 0 coincidente con la dispersión del viento. Velocidad del viento 15 nudos. Se ven restos del crucero.(la expresión cambia entre tensión y desanimo) Repito. mancha de combustible en coordenadas 1 6 0 coincidente con la dispersión del viento.
Comandante: Martinez (que no ha esperado a que lo nombren ya efectuando cálculos) reconfirme el área de búsqueda. Después de un corto intervalo)
Martinez (algo mas animado): Es la calculada, Coincide, señor.
Comandante (por altavoz): ARA Bouchard, adopte esquema de búsqueda. Rumbo 1 6 0 . Punto de Intersección de las balsas. A toda maquina. (deja el altavoz) A toda maquina que esta cosa dañada por la ola soporte….
Luchetti: Y el Bouchard dañado por la explosión…
Comandante (nervioso): tomen nota de la hora.
Marinero. 0910 señor.
(el tiempo parece detenerse, todos quietos en la misma posición)
Comandante: Hora, por favor.
Marinero. 1315 señor. (se escucha el sonido desde el avión. Martinez conecta el audio en altavoz a ambas naves)
Voz del piloto: Aquí Neptune P112. Cielo abierto… veo, veo.. una balsa.(todos quedan expectantes) No (entre decepcionados y atónitos) Veo varias balsas. (eufórico, grita) VEO MUCHAS BALSAS. ¡ESTÁN VIVOS¡ ¡ESTÁN DISPARANDO BENGALAS! (SE ESCUCHA LOS GRITOS DE ALEGRÍA DE LOS 10 TRIPULANTES DEL AVIÓN FESTEJANDO) ¡ESTÁN VIVOS, CARAJO!!!
(Se apagan las luces de la escena. Voz en off) El 7 de mayo a las 2235 hs. Se dio por finalizado el operativo mas grande de rescate de náufragos en tiempos de guerra o paz en las condiciones mas adversas en el mar, 770 personas fueron rescatadas con vida.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00

“No regresas de una guerra” por Enrique Germán Martínez Marino poeta

“No regresas de una guerra”
Enrique Germán Martínez Marino poeta

No regresas de una guerra
allá queda para siempre
la llama inocente
de tu ausencia.
En el fondo de los mares,
en trincheras, en turbales,
regresa sólo una parte
el resto queda
perpetuo
en la contienda.
Tampoco vuelven tus rimas
de alegres versos de letras pulidas,
ni tus cantos de heroicas épicas.
En tu mochila
una elegía *
es triste lamento
en ulular del viento
para los caídos.
En cambio, salvaste el llanto,
tus añoranzas y tus nostalgias
pero entre densas nieblas
de sentimientos.
En tus noches las sombras
te atacan nuevamente.
Te defienden sólo tus elfos
y tus amigos duendes,
regresas victorioso
de batallas épicas….
Pero siempre vuelven
recurrentemente
Aprendiste el valor de una vida
y cuanto pierde el héroe
cuando la entrega.
Porque su pueblo no agradece,
Olvida
o encierra a los valientes
en mazmorras, Para siempre.
No regresas de una guerra
es ella que vuelve
continuamente
se adueña de ti
y serás su combatiente,
seguirá tus huellas
también tus estelas
en mares y vientos
Te hallará en quimeras,
aunque tu no quieras.
Eternamente

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.31.39

“Señor de los mares” por Enrique Germán Martínez Marino poeta 

“Señor de los mares”

Enrique Germán Martínez Marino poeta 

señor de los mares

Almirante es “Señor de los mares”
es ejemplo, razón y verdades
señorío y nobleza triunfales,
fiero líder en las tempestades.

Almirante fue Brown sin ambages
sus acciones proezas geniales
fue la épica en recios combates
que en el bronce eterno renace.

Sus más respetados iguales
son los bravos Espora y Rosales,
gloria a ellos en patrios cantares
arquetipos por siempre ejemplares.

Inspiró una Armada honorable
sus virtudes son sus heredades,
sus doblones: principios pilares,
sus valores son espirituales.

Almirante es quien busca emularle
con hidalgo y perpetuo coraje
y reverbera en su pecho hazañas
paradigma era Brown en combate

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00

“Héroes olvidados” por Enrique Germán Martínez marino poeta

“LA ÉPICA DE MALVINAS UN CONSCRIPTO ANALFABETO Y SU LECCIÓN DE VALORES HUMANOS”

Héroes olvidados”

Con 18 años y siendo analfabeto, por sus acciones de combate durante la batalla del Cerro Dos Hermanas, en la guerra de Malvinas le otorgaron la más alta distinción que da la Nación Argentina.

El Soldado Conscripto Oscar Ismael Poltronieri, quien era operador de una ametralladora, desoyendo la orden de retirada y quedándose combatiendo él solo, permitió el repliegue de todos sus compañeros, ( mas de 100 soldados , incluidos sus superiores ) a zonas seguras y disparando al enemigo con su única boca de fuego, impidió avanzar a todo el dispositivo ofensivo británico durante más de 10 horas.

Recibe la medalla, “La Cruz de la Nación Argentina al Heroico Valor en Combate” y es el único soldado conscripto “vivo” desde el siglo XIX hasta ahora en recibir la máxima condecoración que da nuestra Nación.

Luego de la guerra intento suicidarse, vendió baratijas en los colectivos y trabajó de remisero. Pero lo mas importante fue que soldados y oficiales veteranos Ingleses lo buscaron para expresar su admiración por él y fue condecorado en Inglaterra con “La Cruz de Hierro al Valor”.

En los colegios de nuestro país los alumnos “no” lo conocen, “no” saben quién es.

Ayúdame a que lo conozcan, comparte en todas tus redes, y si eres maestra o maestro, ten la dignidad mínima para contárselo a tus alumnos, es un Héroe.
Esos son los valores humanos que deben acreditar los argentinos y no ser tan demandantes con los derechos humanos.

WhatsApp Image 2020-03-31 at 11.29.12

¿POR QUÉ EN LA ARGENTINA LOS HÉROES ESTÁN PRESOS O SON OLVIDADOS?
Por Enrique Enrique Germán Martínez

El heroísmo, que a veces conduce a la autoinmolación, en la certeza de que quienes sobrevivan obtendrá un bien superior por el cual se justifica perder la propia vida, es la expresión más gloriosa a la que puede ascender un combatiente en el plano de la moral militar.
Esta actitud, casi antinatural, merece el perpetuo agradecimiento de aquellos por los cuales el combatiente expuso su vida habiéndola perdido o no.
Si ésta es la premisa, por qué tantos héroes actuales están unos presos y otros perdidos en el olvido, cuando la sociedad tiene tanto para agradecerles?
Hay en la Argentina quienes le han prometido “amor eterno al odio” desde su jurásico rincón ideológico petrificado cuarenta años atrás.
También hay muchos políticos inescrupulosos, que responden a partidos de raigambre fascista y cuya única lógica es la perversa construcción de poder a costa de un destructivo populismo.
A estos dos modelos de ciudadanos cuyos caminos en la vida no transitan por la senda de la solidaridad y el bien común, mucho menos en la construcción de la felicidad para las futuras generaciones, sino que todo su interés y sus valores humanos caben en una caja fuerte escondida en un sótano, o en una cuenta en un paraíso fiscal o en el paroxismo de la brutalidad en una valija enterrada en el jardín de un convento, no quieren y no les conviene un país libre, ordenado, con personas virtuosas y respetuosas de las normas en el cual en circunstancias excepcionales se han destacado LOS HEROES.
No quieren que exista un contrato social, ni una Constitución, ni una sana división de poderes que se realimente en el mutuo control de los órganos del Estado.
Tampoco quieren el federalismo en tanto consista en sociedades con cierta independencia que están fuera de su control político.
No quieren seguridad jurídica ya que un sistema al cual se puede recurrir en demanda de justicia y otorga satisfacción a los cumplidores de la ley los dejaría desnudos en su accionar marginal.
En definitiva, no quieren nada que los limite en su apoderamiento cleptómano de todos los resortes de control para esclavizar a sus conciudadanos y expoliarlos obscenamente.
Quieren sólo una “zona liberada” en la que campea el crimen y la inseguridad, quieren un ambiente políticamente anaeróbico en el cual puedan florecer y prosperar todas las formas del mal al amparo de las cuales cometerán todas sus tropelías.
Este ambiente de honestidad perdida, de virtudes olvidadas y de comportamientos malolientes, no tiene un espacio para los justos, los honrados, los trabajadores, los policías y los militares.
Mucho menos las personas ejemplares que hubieran alcanzado la categoría virtuosa de héroes, ya que estos peligrosos individuos, amenazan con su ejemplo toda la estructura dedicada al mal, que flota en el fango blando de la política y como pertenece a ella algún día los engullirá a todos.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00

“Cuatro gemas en la mar” Por Enrique Germán Martínez marino poeta

Marcha a las cuatro naves veleras de instrucción

“Cuatro gemas en la mar”

Por Enrique Germán Martínez marino poeta Contralmirante VGM

Tripulantes y navíos
entre símbolos de gloria
y de Argentina heredad

Son reliquias centenarias
4 gemas para honrar
en diadema de Armada
que es la formación naval

Bergantín La Argentina
y Corbeta Uruguay
señalaron derroteros
a la Sarmiento y Libertad

Fueron hijos de esta tierra
con la tradición de Brown tripulantes con destreza
enfrentando al bravo mar

Con el alma marinera
hecha jarcia al navegar
palpitaba en sus velas
su honorable heredad.

La República orgullosa
un mensaje de amistad
a horizontes de esperanza incansable supo enviar.

La Sarmiento y La Argentina, Uruguay y Libertad son sus nombres en la historia cuatro gemas para honrar

Tripulantes y navíos
que la historia guardará
entre símbolos de gloria
y de argentina heredad

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00

.

“Rindiendo tributo” Por Enrique Germán Martínez marino poeta

“Rindiendo tributo”
Por Enrique Germán Martínez marino poeta
Sobre una idea de Zulema Imposti

Sus nombres eternos
la mar atesora
e indelebles decoran
sus hitos inmensos.
Navegan por siempre
con rumbo a la gloria
son hijos valientes
44 nos honran
patrullan los mares
y las heredades.
No habrá recaladas
en puertos, ni costas,
ni amarras a tierra
qué aferren memorias,
serán en la historia
un bronce sin mancha
Un pueblo adeuda
y sus ojos agacha
rindiendo tributo
a sus almas abraza

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00

“323 Nobles marinos” Por Enrique Germán Martínez marino poeta

“323 Nobles marinos”
Por Enrique Germán Martínez marino poeta

Noble Marino
guardaste tu puesto,
clamaba el navío,
por hombres de hierro
para úlltima guardia
pero sin relevo.
Tu gloria es victoria
tus horas custodia
por siempre testigo
del barco elegido
a pique invicto
qué pocos han visto
orgullosa aun flamea
en fondos marinos
sus pliegues resisten
con coraje bravío
su épica gesta
de almas y hombres
que inscriben sus nombres
por siempre en el bronce
les cantan memoria
de quienes no olvidan
su entrega y hombría.
Acudieron a filas
de blanco atavío.
323 son los escogidos
y la Patria: que viva!
Dios tenga consigo
ellos son nuestros hijos

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00