“Que vuelvan las esperanzas” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Que vuelvan las esperanzas
Por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Que el silencio se haga melodía,
que la esperanza vuelva a reinar,
que los sueños ya amanezcan
con verdades al despertar

En las noches nuevas estrellas,
por sus ausencias puedan brillar,
que regresen las alegrías
y lo que es justo vuelva a triunfar.

Honor y gloria a los cuarenta y cuatro
y a sus familias les llegue paz,
duradera, eterna y serena
porque triunfante se irguió la verdad.

“Canta y reza”por Enrique Germán Martínez marino poeta

Canta y reza
Por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Canta y reza
Mar del plata aún espera
vivando a la Patria,
y a marinos de veras
cantándoles himnos,
con fe y entereza
flameando banderas
de Patria pureza,
a los cuarenta y cuatro
heroicos de veras.
Al mar se hicieron
cumpliendo promesas,
servir a la Patria
allí donde fuera,
sin ver hacia atrás
si era orden ilesa,
igual que el ayer
o el día que fuera.
Las almas escapan
del pecho hacia afuera,
queriendo abrazar
a sus hijos de vuelta,
buscando olvidar,
sus horas de penas.


El noble acero
es robusto y seguro,
Es nido sin grietas
que el mar aun respeta,
Implacable y furioso
con olas inmensas,
su fuerza siniestra
golpeaba sin mella.
Al viento se suma
la eterna sorpresa,
que acecha al marino
con fallas diversas.
Tesón opusieron
con ardua sapiencia
respetando las fuerzas
de la naturaleza,
reparando entrañas
de hierro ya viejas,
es cuánto empeñan
mezquinas ideas.
Valiente marinos
cantan y navegan
También vuelan
y sueñan
con que vivaquean,
y en ellos descansa
la Patria defensa.


En sus manos, su fuerza,
en su amor y entereza!
Los cuarenta y cuatro
de ello son muestra,
de gran corazón
y de íntegra entrega.
Ejemplos de Dios
para quienes gobiernan
su Bien Superior
es la tierra que alberga
a cada argentino
aunque no agradeciera.
Así vuelvan tenaces
en su arma silente,
o bajen marchando
de un cielo Celeste,
Cantando con voz
cristalina inocente
serán a esta patria
su gloria por siempre.

“Marinos de ley”por Enrique Germán Martínez marino poeta

Marinos de ley
Por Enrique Germán Martínez

San Juan te has ido
ya siete semanas,
no estás escondido
lo se ,tú no engañas,
estarás a la vista
de playas lejanas,
o en aguas secretas,
probando tus armas.

El destino dirá
a su tiempo si vuelves
porque amas lo que haces
o aun mucho más a Ellos ,
familia es tu anclaje
o ambas son ciertas ,
dilema curioso
resolverlo es eterno.

El mar misterioso
Y enorme te oculta,
el silencio ominoso
llegará á todo el mundo,
llevando un sollozo
sentido y profundo
y cantará en siete mares
el bronce impoluto
en que brillan los nombres
de intrépido grupo.

Eran 44 marinos de ley
Entre ellos había sólo una mujer
Y comienza la historia,
Una y otra vez…….

“San Juan en patrulla eterna” por Enrique Germán Martínez marino poeta

San Juan, en patrulla eterna
Por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Coloso de acero en patrulla eterna
en plano profundo, silencio de guerra,
la napa esconde tu piel que cobija
valientes marinos que nadie releva.

Estás sumergido en mares de leva
orgullo el escudo al pecho que llevas,
San Juan, submarino en la gloria navegas,
con cuarenta y cuatro que honraron su emblema.

La Patria guardó en su alma una pena
pero inscribió en su memoria un poema,
la épica historia de intrépida entrega,
antes y después, bisagra en la Defensa.

Recuerde la Armada silente diadema,
serán sus custodios un lumen de estrellas,
enormes sus nombres la Patria venera
a quien supo honrar su deber con nobleza.

“Desde el muelle del San Juan”por Enrique Germán Martínez marino poeta

Desde el muelle del San Juan

Enrique Germán Martínez marino poeta

Que pasa que no regresa el
el submarino de mis amigos?
San Juan lo llaman ellos,
habrán errado el camino?
Habrán mirado el sendero,
la foresta y lo que hay en el piso?
recordarán los olores,
de los sitios que a su paso han visto?
Estoy seguro que Eliana
sabía bien el camino,
aunque se que su olfato
está muy lejos de ser el mío.
También el comandante,
serio y bueno conmigo
y seguro el señor segundo,
que es el dueño del submarino.
Yo creo que cada uno
sabría volver solito,
entonces porqué no lo hacen?
muchas siestas en el camino?
Entre risas me confesaron
que cuando juegan escondidas
aspiran grande aquí arriba
y se acuestan abajo en el piso,
cuando todo se tranquiliza
soplan aire no sé dónde
y emergen con sigilo.
No me voy a preocupar,
son marinos argentinos,
saben todo y cómo arreglar
las cosas rotas en el camino.
Mañana llegarán
cuando el sol recaliente el piso
y la sombra de mi hocico
esté justo debajo mío.
Y al verlo asomar el morro
en el diente de submarinos,
me arrojaré al agua
en pleno ambiente festivo.
Mientras la banda toca compases,
nadaré hasta ellos furtivo,
me sacudiré ante el comandante
y al segundo le dedicaré ladridos.
Todos palmearán mi lomo
yo les haré gruñidos.
A Eliana lameré las manos,
mi gesto ancestral instintivo,
es el pacto entre humano y perro
que voluntariamente lo hace sumiso.

“Los 44, marchemos juntos a la gloria”por Enrique Germán Martínez marino poeta

Los 44, marchemos juntos a la gloria
Por Enrique Germán Martínez marino poeta

Música Guillermo Wehmann

Cuarenta y cuatro intrépidos jalonan
el sereno azul salino de los mares,
gloria eterna peregrina los corona,
y laurea sus memorias inmortales.

En un destello se unieron sus destinos
y bramaron al unísono verdades,
son devotos de un valiente sentimiento,
de la Patria hoy custodian heredades.

Han surcado el mar bravío a contraviento
y resplandecen en los fondos abisales,
han cantado en albas puras sus verdades
y a los vientos le han rogado predicarles.

Ellos ven a nuestra Patria desde lo alto
y conocen la riqueza que le expolian,
es la hora de inflexión en nuestra historia
y de armarse sin pudor en su custodia.

Devolvamos a los hijos la esperanza
a un futuro de grandeza manifiesta,
es derecho inmanente a ultranza
que nos obliga a levantar nuevas banderas.

Argentinos, en la gloria nos esperan
volvamos nuestros ojos hacia el cielo,
Inhumemos el pasado que nos frena
y marchemos con valor junto con ellos.

“Res pública”por Enrique Germán Martínez marino poeta

República es patrimonio
no es mujer, es tu heredad,
es la Patria organizada
hermanados sin sesgar.
Es poderes divididos
ley, justicia y probidad
funcionario y ciudadano
para todos por igual.
Es gobierno de provincias
con sistema federal
provincianos, no vasallos
del gobierno nacional,
es democracia y elecciones
Sin populismo y sin robar .
En su lógica absoluta
República es de verdad,
cuanto une y amalgama
y promete felicidad.
Es progreso y esperanza
y para el pueblo es libertad

“Caribeña obsesión” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Venezuela dónde ha ido
tu orgullosa altivez,
sombra arcana se ha ingerido
viejos frutos de tu edén,
que endulzaban vidas plenas
sin trabajo y con desdén.
Fue la renta petrolera
tu pecado en el ayer,
puso música de salsa
y bailabas a placer,
sin saber que se gestaba
un infierno entre tus pies.
Al caballo de Bolívar
que al naciente sol de ayer,
enfilaba con su hocico
hacia el alba de tu edén,
presurosos fanatismos
sin derecha y con revés,
dieron vuelta a Palomo,
cabalgando hacia volver.
Mira hoy la noche oscura
y siniestra del hades,
son umbríos horizontes
la jornada a recorrer.
Te lanzaste a los caminos
asustado, sin saber
sí hermanos de tu entorno,
te reciben esta vez.
No es el viaje ni el destino,
un paraíso de placer
mas verás las libertades
que actualmente no has de ver.
Ahora eres refugiado
de un país que supo ser
el ejemplo refinado
de progreso una vez.
Pero hay quienes Maracaibo
y la Española quieren ver,
entre atávicas cadenas
de un pasado que ya fue.

“Tu vida es tu honra” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Atributos navales la historia los honra
emblemas sin sombra contigo estarán
escudo en la gorra, el correaje y la espada
que orlaron la Patria con azul del mar.

En largas campaña brincando las olas
flameando en confines la argentinidad
o en rudos combates jurando a pique
llevarse la vida y la dignidad.

Tendrás meritorios ascensos y logros,
al tiempo entre pares te distinguirán,
con todo tu esfuerzo al final del camino
las hojas de roble reverdecerán.

Bordadas en oro formando una orla
aguardan ya prontas quien las ceñirá
recuerda que el oro y tampoco la gloria
son tuyos ni un hilo de augusto brillar.

Son justa memoria de tantos marinos
que heroicos cumplieron consignas de Brown
que allá en sus victorias a Espora y Rosales
les dio el privilegio en su mismo sitial.

No olvides promesas de Guardia Marina
que a un paño juraste en Patrio Altar
tu vida y tu honra es cristal sin tañido
que roto o perdido no has de recomprar

Obra de teatro: “Veo una balsa” por Enrique Germán Martínez marino poeta

“VEO UNA BALSA”
OBRA DE TEATRO: Texto original de Calte ® VGM Enrique German Martinez.
Adaptación teatral: Alejandra Sotelo Faderland.

Personajes.
Comandante del buque.
Tte. Martinez, jefe de Operaciones.
Tte. Luchetti, operador del sonar.
Un marinero.

Puente de mando del Ara Piedrabuena, 2 de mayo de 1982, 1730 hs. El Tte. Luchetti esta sentado en la consola del sonar con sus auriculares colocados, concentrado, abstraído. El Tte. Martinez en la mesa de cálculos, lapicera en mano efectúa cálculos con una escuadra y calculadora, metódico, triste.en silencio, solo quebrado por el ruido nervioso de una lapicera entre los dedos y la estructura del barco del operador del sonar.. El Marinero se acerca con dos jarros de café.
Marinero: (con acento de provincia del Noroeste): ¿A qué hora fue la última vez que se lo vio en el radar?
Tte. Luchetti (nervioso): Eco radar. Así se dice.
Marinero (dejándole un café y yendo hacia Martinez): Eso mismito.
Tte. Martínez: (con voz pausada, clama, sin interrumpir sus cálculos): A las 1600 el buque se detuvo y a las 1701 desapareció del radar.
—————————————————————————————————————————-
(La lapicera del radio operador se quiebra con un chasquido que suena más fuerte en el silencio que reina. Entra el Comandante también de ánimo sombrío, , el marinero que termina de dejarle el café a Martinez se pone en posición de firmes pero este deniega toda formalidad con un gesto de la mano derecha)
Comandante: Señores, han confirmado que el Crucero Gral. Belgrano ha sido hundido. (La taza del radio operador se estrella en el piso). A partir de ese momento hemos sido designados Comandantes en la Escena de Acción. Martínez, trace un curso al punto dato. Luchetti, olvídese del café y haga lo imposible ¡a ver si sonar de la segunda guerra puede mostrar si merodea ese… maldito submarino del triple de tamaño! Buena suerte, Sres. Vamos por los sobrevivientes… si los hay.
(El marinero toma la servilleta de la bandeja y limpia el café, recoge restos. La luz va cayendo rápidamente y se hace noche, solo se escucha el viento aullante cada vez mas fuerte. Martinez continua con sus cálculos, separando hojas, a veces frenético, a veces mas lento. El buque cabecea y rola violentamente. Se escucha una voz por el altavoz)
Altavoz: Aviso. A partir de este momento terminamos las maniobras evasivas. Nos dirigimos al punto dato a velocidad de crucero.
Marinero: (con un termo con mate y galletas): ¿Ahora? Si no se ve nadita.(pausa, traga saliva) ¿Creen que estén vivos?
Luchetti: Depende. (El marinero lo mira sin entender. Luchetti quiebra una tostada) depende de la velocidad del hundimiento (la voz se le estrangula cada vez mas), los daños, los…
Martínez: La evacuación de heridos, y si pudieron abandonar en forma ordenada…
Marinero: ¿Ordenada? Si todos van a obedecer ordenes…
Martinez: Ordenada según la velocidad del hundimiento, por los daños, (se le estrangula la voz, fija la vista en los papeles) o tuvieron que arrojarse al agua desordenadamente,(con un hilo de voz) o si pudieron bajar todas las balsas.
Luchetti (con voz que apenas retiene lagrimas) : son 1000 personas para evacuar!! (el marinero se lleva las manos a los ojos, como Luchetti que disimula las lagrimas refregandoselos. Luego se acerca en silencio con un mate a Martinez)
Martinez (como hablando para si mismo): Depende de cuantas personas haya en cada balsa… eso le da a cada una distinto calado… y si fueran…. El área de dispersión seria mayor.
Marinero: y este temporal.
Martinez (absorto en sus cálculos) : el viento tampoco es constante, cambia las corrientes de superficie y hay un gran área de dispersión. (Luchetti golpea algo)
Marinero: Así, el radar no se va a arreglar….
(otro golpe y luego un estrépito, el marinero cae a tierra, los dos se agarran de donde pueden)
Marinero: ¿y eso que fue?
Luchetti (sorprendido): monstruos marinos no son. Una maldita ola… gigante, si nos sumergimos hasta aquí. (se oyen ruidos de metales sueltos) miran por los vidrios, el marinero se levanta) ¿Es la torre de 5 mm. Eso suelto?
Martinez: monstruo marino no va a ser.(por interfono) Daño de averías, informe.
Voz de daños: Impacto de una ola en el mamparo del puente de mando. Perdimos la torre de artillería de 5 mm. Señor.
Luchetti (quitándose los auriculares, los deja al lado y se toma la cabeza) . Y esto están soportando ellos allá afuera.
(Martinez se toma la cabeza con las manos sobre los mapas. Luchetti se coloca los auriculares. El ruido de metales sigue. Martinez se levanta, da unos pasos, se sienta y vuelve a sus cálculos, el marinero se sienta, se adormila. Entra el comandante sin ceremonia alguna)
Comandante: Posición por favor.
Martinez: estamos en el punto dato señor.
Comandante: (hablando por altavoz) Sonar, emita en modo búsqueda en forma permanente. Hagan sonar las sirenas. Velocidad mínima. Encender reflectores y las luces. (deja el altavoz) y hasta una vela si es necesario, que Dios nos salve de esta y nos de vista de águila.
(cada cual en su puesto, el comandante y el marinero de vigía pegado a los vidrios del puente, Martinez con sus cálculos, murmurando a veces, la noche se va desvaneciendo, cambia a una luz neblinosa, casi intangible, un dia gris, opresivo)
Luchetti: Maldita niebla, no puede verse nada.
Martinez: Si no los encontramos, es responsabilidad mía, si me equivoqué.(angustiado)
(se escucha un sonido, Martinez pone el altavoz y comunica con el ARA Bouchard, es un avión de reconocimiento, se escucha el motor y la voz metálica del piloto)
Piloto: Aquí Neptune P 111. Veo (todos se mantienen tensos) una mancha de combustible en 1 6 0 coincidente con la dispersión del viento. Velocidad del viento 15 nudos. Se ven restos del crucero.(la expresión cambia entre tensión y desanimo) Repito. mancha de combustible en coordenadas 1 6 0 coincidente con la dispersión del viento.
Comandante: Martinez (que no ha esperado a que lo nombren ya efectuando cálculos) reconfirme el área de búsqueda. Después de un corto intervalo)
Martinez (algo mas animado): Es la calculada, Coincide, señor.
Comandante (por altavoz): ARA Bouchard, adopte esquema de búsqueda. Rumbo 1 6 0 . Punto de Intersección de las balsas. A toda maquina. (deja el altavoz) A toda maquina que esta cosa dañada por la ola soporte….
Luchetti: Y el Bouchard dañado por la explosión…
Comandante (nervioso): tomen nota de la hora.
Marinero. 0910 señor.
(el tiempo parece detenerse, todos quietos en la misma posición)
Comandante: Hora, por favor.
Marinero. 1315 señor. (se escucha el sonido desde el avión. Martinez conecta el audio en altavoz a ambas naves)
Voz del piloto: Aquí Neptune P112. Cielo abierto… veo, veo.. una balsa.(todos quedan expectantes) No (entre decepcionados y atónitos) Veo varias balsas. (eufórico, grita) VEO MUCHAS BALSAS. ¡ESTÁN VIVOS¡ ¡ESTÁN DISPARANDO BENGALAS! (SE ESCUCHA LOS GRITOS DE ALEGRÍA DE LOS 10 TRIPULANTES DEL AVIÓN FESTEJANDO) ¡ESTÁN VIVOS, CARAJO!!!
(Se apagan las luces de la escena. Voz en off) El 7 de mayo a las 2235 hs. Se dio por finalizado el operativo mas grande de rescate de náufragos en tiempos de guerra o paz en las condiciones mas adversas en el mar, 770 personas fueron rescatadas con vida.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00