«Canción a la Patria reunida» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Canción a la Patria Reunida
Enrique Germán Martínez marino poeta
Contraalmirante VGM

Escanear para escuchar recitado por el autor

“Unir” es el mandato convocante
de un pueblo que sus sueños postergó,
el populismo ilusionaba triunfante
mas en tres generaciones fracasó.

El futuro prometía un destino
manifiesto de grandeza a la Nación
pero errores con porfía repetidos
nos condenaron a pobreza e inflación.

Una grieta tiene al pueblo dividido
por mentes de amañada condición,
“Unir” será perfecta amalgama
que fraguará junto con reconciliación.

Hoy flamea nuevamente la esperanza
ayer perdida en los senderos del error,
un infierno íntegramente lo debemos
para siempre al populismo que imperó.

Ya las brisas de optimismo están soplando
de cuadrantes donde prima la razón,
hoy flamea nuevamente la confianza
ayer perdida entre el miedo y la traición.

Hoy al alba muchos soles han salido
a brillar sobre virtud sin corrupción,
la verdad y la justicia recobradas
en esta tierra son sagrada bendición.

Libertad haya en mi Patria soberana
la descendencia de argentino corazón
que no escoja un extranjero los caminos
prosperidad florezca en toda la Nación.

Sea Argentina heredad con señorío,
tierra ubérrima de bienes su destino,
que orgulloso bajo pliegues de su emblema
marche el pueblo hacia la gloria peregrina (1 y 2)

(1) Gloria Peregrina es una clara y directa alusión a la Marcha de la Libertad del año 1955.
(2) Gloria peregrina significado: adornado de singular belleza

«Idos y desaparecidos» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Idos y desaparecidos.
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar el recitado por el autor

A los desaparecidos reaparecidos
para cobrar.

Desaparecido es un ente inexistente
en estado límbico intermedio
entre la vida y la muerte es un promedio,
si te falla es mal augurio fatalmente.

Si te dieran la opción sería excelente
irte a Europa y no volver por este predio;
un prolongado y saludable entremedio,
la permanencia no parece muy prudente,

Más no te vuelvas poesía en epicedio
pues este curro cobrarás seguramente.
Y si bombas detonaste muy frecuente,

es posible que un plus te den de premio.
No corras no hay motivo de apremio
Hay medio palo aunque argentina se reviente.

Epílogo
Cobró el medio palo verde en dólares cara grande
Y por la bomba en un comedor atestado, cobró un
15% por “Actividad riesgosa”.

«Día de la madre 2022″por Enrique Germán Martínez marino poeta

Feliz Día de la Madre 2022
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Ya no tengo letras nóveles galantes,
que a su vez sean bellas y grandiosas,
ya no hay rimas en mis versos consonantes,
en cuartetas memorables, melodiosas.

Hoy mi lira tonos altos y virtuosos
no los logra con su cuerda más tirante,
los poemas más antiguos y armoniosos,
ya no arrancan tu emoción a cada instante.

Mi poemario en otros tiempos generoso
en retórica poética abundante
se volvió avaro, mezquino y ruinoso
y en escacés perdió su verba rebosante.

Empero en algo me he vuelto exuberante
aventajando al poeta de otro tiempo,
te amo madre mucho más que te amé antes
porque al pasar los años te he ido conociendo

«El poeta fue a la guerra» por Enrique Germán Martínez marino poeta

EL POETA FUE A LA GUERRA
Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

El poeta fue a la guerra
dícese que regresó
que trajo mil relatos
y otros tantos que calló.

Más no trajo de regreso
la sonrisa que lució,
cuando el barco se alejaba
a la guerra sin opción.

Las islas irredentas
el destino apostó,
arriesgásemos la vida
por la gloria y el honor.

A poco de navegar
en su vida algo cambió,
era el Jefe, su teniente,
su amigo de inferior.

Resistieron bombardeos
defendieron posición,
su amistad fue inconmovible
Se forjó al pie del cañón.

Pero un día desgraciado
una granada que cayó
al teniente la metralla
inesperada lo alcanzó.

En los brazos del poeta
un cura lo confesó
y con un Viva la Patria
su vida se extinguió.

En su pecho una medalla
el general condecoró
habló también de la amistad
y en la guerra su valor.

Al celebrar cuarenta años
del regreso el Batallón
preguntaban si el poeta
estaba vivo y en acción.

No descansa noche y día.
escribe siempre y sin cesar,
pero su alma está en las islas
nunca pudo regresar.

«Soneto por la paz» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto por la paz
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escanear el recitado por el autor

Con espíritu ecuménico convoco
acallar el tronar de toda guerra,
reine la paz que inhuma y soterra
a las furias de los déspotas y locos.

Presto a toda esta tarea ya me aboco
he de lograr que proscriban en la tierra,
todos quienes en su corazón encierran
odio a la paz, la libertad y cuanto invoco.

Un castigo de lo alto nunca yerra
se merecen los imberbes como pocos,
por estúpidos, violentos, y su guerra.

Fue agresión sin compasión que triste evoco.
Las heridas que profundas propinaron
Son sangrantes, vengativas y no cierran.

«Soneto a la muerte» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto a la muerte
Enrique Germán Martínez Marino Poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Ya vendrás un día de éstos a buscarme,
te esperaré recitando mis poesías,
por tu presencia ni un verso acallaría
y a tu disgusto te haría esperarme.

No podrás con tu propósito inquietarme,
un lucero al firmamento he prometido,
brillará con mis colores escogidos
seré aurora rutilante a ufanarme.

Tras muy felices largos años transcurridos
he querido del poeta enterarme
si fue supérstite del tiempo o sucumbido.

Al pasaje de los años y al olvido
con justo beneplácito he sabido
que el poeta aún presume recordarme.

«Mercedes, amiga de antaño» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Mercedes amiga de antaño
Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Una amiga de antaño
celebra hoy jubilosa su cumpleaños.
No me pregunten cuánto “antaño” significa
en el universo un “eón”: son miles de años.
A esa edad yo comencé a jugar canicas
y dejé la mamadera de las siete
por su parte ella dejaba su chupete.
Pero fue drama, Mer lloraba todo el día
y no quería de regalo otro juguete.
Enternecía como ternero en el destete.
Son tantos años que ya somos como hermanos,
nos queremos nos peleamos
y hasta juntos hemos hechos poesías.
Nos peleamos y después nos amigamos.
Con cariño y un beso lo arreglamos
un abrazo y perdonamos lo que sea,
se haya ido de las manos.
El marido de Mercedes es paciente,
yo le aviso por si acaso suavemente
que se tome un guaraná frio o caliente o si le gusta temperatura en ambiente.
Porque a Mercedes voy a abrazar
y dar un beso de cumpleaños muy prudente.

«Soneto a la vida» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto a la vida
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Nuestros días son un canto a la existencia
que agradece inconsciente el ser viviente
se te apega y se resiste irreverente,
a aceptar un límite a superveniencia.

Serás sabio si comprendes con prudencia,
cuanto la vida te demanda al presente,
una vez satisfecho el requirente,
ya puedes disfrutar con inocencia.

Celebra toda vida en su esencia,
no la dejes discurrir indiferente,
bendice el universo floreciente.

Acepta que hay misterios en la ciencia
y que existe superior inteligencia.
Hincado háblale, ha de escucharte mansamente.

«Lealtades» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Lealtades
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Lealtades son lazos invisibles
que a vivos y muertos nos vinculan
son promesas que virtudes estimulan,
consignas acertadas inaudibles.

Son contratos con textos invisibles
son las leyes de la infancia que deambulan
son los valores que nos honran y avalúan
son fundamentos que resisten lo imposible.

Lealtades son insustituibles,
son un pacto sigiloso que articula
actitud y fundamentos que basculan
entre yugos y principios ilegibles.

Son trampolines impulsando imposibles,
es el salto a los sueños que emulan
con nuestras fuerzas y ajenas que coadyuvan
desplegadas en sus alas invencibles.