“La épica de Jazmín o el Salto de las libélulas” por Enrique Germán Martínez marino poeta

A mi nieta Jazmin de 5 años que vive en Munich

Salta Jazmin!
Pon tu fuerza en ascender.
como ave pertinaz
que las alturas
va a vencer,
por el místico placer
a las nubes desafiar.
Aduéñate de los cielos
y rubrícalos con tus rizos,
indeleble serán tus rasgos
como dones de un bautizo.
Recorre el ancho mundo,
navega mares inmensos,
deja también tu autógrafo
en las montañas
y en los océanos.
Que el mundo conozca tus pasos,
Jazmín en Bavaria nacida,
con sangre de Argentinos
y la épica de Sir Williams.
Que dejes en la mar un tajo
cual estela nobiliaria,
al igual que en eternas nieves
en lo alto de la montaña
donde tus surcos se congelen
para mostrar por dónde se anda.

Jazmín del mundo ciudadana,
eres un ardiente Simún
y el helado Tramontana,
eres el poderoso Pampero
de Alisios fuerza y constancia
serás cuanto te propongas…
¡ya lo haces cuando saltas!

Jazmín del mundo ciudadana,
eres hirviente Simún
y helado Tramontana,
eres poderoso Pampero
de Alisios fuerza y constancia
serás cuanto te propongas…
¡ya lo haces cuando saltas!

“El encanto de Jazmín” por Enrique Germán Martínez marino poeta

“El encanto de Jazmín”
Enrique Germán Martínez marino poeta

el encanto de jazmin
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino poeta

Jazmín es la más blanca flor
que brilla a los rayos del sol,
su aroma es suave fragancia
que seduce con fina pasión.

el encanto de jazmin2
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino poeta

Jazmín es un nombre alegre
como el canto de un ruiseñor,
que vuela piando sus versos
en un cielo azul de ilusión.

Jazmín es la flor y el encanto
que se unen formando canción,
es el nombre más bello que existe
está escrito en mi corazón

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.31.39

“Anahi poti” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Anahi poti

anahi poti
Anahi maepora mbaepoti
va flotando en los ríos al mar
takura mopita poroaiu
En Baviera tu tierra natal

Anahi temiti poroaiu
Que un día habrá de germinar
Ñee pirae cual tesoros que guardas
en tu alma de tierra ancestral

Anahi corazón de ivi
en primavera tu ceibo poti
la vertientes que llegan al Plata
Pirae tireri tu cantar
TRADUCCIÓN
Anahi, la flor más hermosa
Va flotando en los ríos al mar
es color y calor que florece
en Baviera su tierra natal

Anahi es semilla de amor
a su tiempo habrán de germinar
los cantares y versos sagrados
en ti guarda memoria ancestral

Anahi corazón de tu tierra
en primavera florece el ceibal
las vertientes que llegan al Plata
tus antiguos cantares traerán.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.31.39anahi

“Distancias y sueños” por Enrique Germán Martínez marino poeta

A mi nieta que no conozco

Tu nombre es fulgor en lejano horizonte,

es alba brillante que no logro alcanzar,

es amor en ausencia escondido en distancias,

es flor, es fragancia y es mito ancestral.

Discurren las horas soñando poemas

de versos que nadie nunca recitará

entrecerrando mis ojos sin luz ni ilusiones

mil lágrimas lloran con agua de mar

Si acaso pudiese a él enfrentarlo,

mar cruel, despiadado, inmenso y letal.

abrir con mi proa un tajo en las aguas

llegar hasta Europa cual César triunfal.

Alcanzar como Ulises su hogar tan preciado

llegar victorioso semidios inmortal.

abrazarte y quedar en un bronce fraguados

inmutables, perpetuos ante la eternidad.

Quizás un día cercano en el tiempo

ella lea estas letras del poeta del mar

que supo guardar en sus rimas y versos

aquello que su alma no quiso olvidar.

“Un lucero al ocaso” por Enrique Germán Martínez marino poeta

un lucero al ocaso.

Primer autorretrato de mi nieta, realizado sin ayuda.

A mi nieta Jazmín.

Jazmín es mil flores pequeñas,
que estallan mirando hacia el sol,
es candor y feliz inocencia
de la vida una blanca ilusión.

Jazmín es la gracia hecha risas,
es un nombre que ella hizo amor,
aun las aves cantando entre brisas
enmudecen de pura emoción.

Es aroma de todos los bosques
que un Hada inspirada hizo flor,
es remanso de risas alegres
melodía inocente en su voz.

Jazmín es distancia que duele
En el pulso de mi corazón,
Pero es la esperanza que vuelve
Y hace sombras al brillo del sol.

Si un ocaso lejano en el tiempo
Este verso hace canto en su voz
Encendería un lucero por ella
y brillaría eterno en su honor.

Enero 2016.

“Soneto a Jazmín, en su primer día de jardín” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Una tarde de octubre en Baviera
el tímido Sol entibiaba,
y muy cerca de Dios vigilaba
el batir de dos alas pequeñas.

En fugaz libertad desplegadas,
sin saber que su alma ya sueña
ser un día la única dueña,
del destino que el mundo le aguarda.

Dos almas que en su hogar la veneran.
dan cobijo feliz a su infancia
y con amor mil secretos le enseñan.

Jazmín atesora muy sabia
los misterios que guardan las flores
porque es bella flor entre tantas.

“Pétalos de Ceibo” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Este poema recibió tres premios en el sitio “Parnassus, patria de Artistas” y llegó al puesto Nro. 2 entre los mejores diez primeros puestos, entre escritories de habla hispana de 5 continentes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 a capital flores  mi nieta  recién nacida, Anahí.

Escanear para escuchar recitado

Las últimas letras del puño cansado
el anciano poeta rasgaba de a ratos,
serían cantares de mágicas rimas
en blanco papel sin renglones ni líneas.
En tinta indeleble elegante en su trazo
con rastros de prisa, su tiempo era escaso:
por eso apuraba a veces su paso,
escribiendo memorias de ríos que huían
de selvas tan densas, que no entraba el día
hacia mares inmensas que están esperando
torrentes dormidos, o lentos andando.
Su lomo de león bajo el cielo brillando
regalo de tierras bermejas llorando;
historias heroicas que no están perdidas
de un mito arraigado en riberas e islas,
que cantan mujeres lamento sin llanto;
la honra el renombre y la fama que tanto
se hizo canción e historia de vida.
Un ceibo dejaba caer en la orilla
una flor carmesí, que flotó sin reposo
saltando los rizos de un cauce sinuoso,
llegando hasta mar para ser una gema
en bella diadema de reina sirena.

sirena-yo


Anahí es la flor y canción de las rías
la jungla susurra su noble y valía,
pequeña y vibrando de amor, no de ira
no cabe el coraje en su cuerpo de niña,
Anahí es rocío que llora en la orilla
el ceibo que honra con paz y alegría,
el lento pasar del capullo sin prisa
y sus ramas inclina hasta perderlo de vista.
Anahí es pasión por su estirpe bravía
remanso de amor de aguas mansas y tibias,
su orgullo heredó de antiguos ancestros
Anahí es leyenda que flota en los vientos
y guarda la savia del ceibo en secreto,
la historia que cuenta del rojo misterio…
“el Ceibo recuerda por siempre su duelo
y el rojo le acerca alegría y consuelo.”

13705155_10208711771044603_827829181_n

15679101