“Saldando cuentas” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Saldando cuentas
Enrique Germán Martínez marino poeta

Cuando amine esta tormenta
y la pandemia haya concluido
no habremos redimido
ni un pecado de la cuenta.

El perdón buscas a tientas,
si no te has arrepentido,
ya expiarás lo cometido
cuando reces penitencia.

No está limpia tu conciencia
aunque mucho hayas sufrido
no te des por eximido

no es gratis la clemencia.
Y aun sigue desvalido
el pobre viejo en el mercado.

“Escucha a la luna” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soy un hilo refulgente
Arrancado de la luna
Lo tome tan
de repente y al amparo
en noche oscura
En qué ella dormitaba
Triplicando su hermosura
Soñando enamorada
Que flotaba en la laguna
Le conté mi vida entera
Con detalles a conciencia.
Milenaria y muy sabia
Contestó serena y buena.
El génesis no niega
predestina o condena,
Todos llegan a esté mundo
Sin saber ni posesiones
Lo que hagas de tu vida
Nace de tus decisiones
No endilgues a los dioses
Tienes libre tu albedrío
Y los destino a que arribas son el fin de tus caminos
no Dioses del Olimpo
Eres tú quién los escoges
Mira un poco hacia adentro
Y no Tanto hacia los dioses
Y no hemos de negarlo
Al costado No se mira
Toda culpa en tu vida
Hoy sólo tuya amiga Mía
No te has quedado sin nada
El cielo Nada te negó
Tienes tantas cosas buenas
Como malas sabe Dios
Aun te queda Gran Reserva
De saber y de ambición
No permitas que se apaguen
Úsalos ya desde hoy
¿Enemigos solapados
y traidores quiénes son?
Vivo yo aquí en la luna
pero tonta yo no soy se ve todo muy claro
Desde la órbita en que estoy
No tienes lobos acechando
Y te juro hoy por hoy
Hay un ángel que el cielo Santo
Ha enviado sólo para vos
y le ha dicho que no vuelva
Hasta verte triunfando
Y encaramando tu vida
lo más alto cual debió
Ser así en el principio
Aunque es bueno empezar hoy.
Y del Ángel No te olvides
Que lo ama el señor
Es su bella creatura
No lo hieras Cuídalo
Como a un hermano bueno
Porque eso hay en su corazón

“Día santo” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Día santo
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Mi fe, a veces tambaleante
se vuelve diáfana y estable
robusta inquebrantable
Y prosigo cual devota caminante.

No ocurre en un instante,
somos pecadores y culpables
Y puede trascendernos inefable
un día con sentido relevante

Soy una hoja que vuela incesante
en el viento bravío abominable
y soy con la roca comparable

cuando mi alma renovada e implorante
Un día santo se atraviesa iluminante
Señor gracias soy tu esclava muy fiable

Ejercicio literario de poetización “Escribir y ser leído” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Ejercicio literario de poetización
“Escribir y ser leído”
Prosa Mercedes Mosqueda
Poesía Enrique Germán Martínez Marino poeta

Todo lo escrito lo pude haber dicho yo…..me emociona saber que hay emociones que viven otros seres igual que las vivo yo……eso es lo maravilloso de escribir y ser leído….que uno se asoma en el alma de otro…. Para mí eso es pura emoción!!!!

Emociona saber que otros han vivido
Igual que yo sus intensas ilusiones,
hasta pude haber lo mismo repetido,
sin leer el texto escrito que propone.
Maravilla es escribir y ser leído,
asomarse a un alma abierta presupone,
explorar su intimidad e ilusiones,
y reír, llorar, sentir sus genuinas sensaciones.
así reviviremos las más puras emociones.

“La tumba del marino” por Enrique Germán Martínez marino poeta

La tumba del Marino
Enrique Germán Martínez Marino poeta

En la tumba del marino no hay rosa alguna
ni crece entre las olas perfumada flor,
no hay un crucifijo del Cristo doliente
nunca lágrimas de olvido de un antiguo amor.

No tiene un marino siquiera el derecho
de yacer bajo azul cielo y a su alrededor
broten salvajes las flores más bellas
que honran al Señor por su creación.

El marino es distancias que nadie ha medido
horizontes olvidados en que recaló
ausencia entre puertos desconocidos
es la postal ajada donde te recordó.

El marino está hecho en un telar del cielo
y el oro que ostenta humilde en su galón
no es riqueza es el brillo que en albas puras
el sol generoso un día le regaló.

Un marino es recuerdo de los seres vivos
que aguarda su regreso y quizás murió
Que más dá, si la mar celosa lo ha engullido
O lo ha seducido con su esplendor

“Desde el Olimpo” por Enrique Germán Martínez marino poeta

La victoria alada de Samotracia
emergiendo de un bloque de granito

Desde el Olimpo
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar poesía recitada por el autor

Gallarda como un ave en vuelo,
esbelta como la gloria esculpida,
alada victoria que no se olvida,
de Samotracia serías el modelo.

Diosa llegada en la mar creciente,
en fragua ardiente serías moldeada,
Afrodita en bronce y eternizada
en Roma honrada perdurablemente.

Con Neptuno reinas sobre mar bravío,
tus tritones fieles son tu guardia armada,
a ti acuden a primer llamada
su vida te fía sin un desconfío.

Eres hermosa aquí o en Monte Olimpo,
como una diosa por Zeus admirada
en el Parnaso tu eres madrugada
un alba de oro de mil poetas digno.

“Jirones de poemas” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Jirones de poemas
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar poesía recitada por el autor

Mi mente alucina con derecho
los sueños que se tornan falsedades,
temores que se ocultan tras verdades
en jirones de poemas que desmecho.

Prefiero recitar insatisfecho
los versos que hubiera yo soñado,
antes que caigan sobre mi y mi pecado
cual medusas urticantes al acecho.

De estos sueños siempre airoso he despertado
y no has dado en consecuencia alguna excusa
por más que sea razón terca y abstrusa.

Perpetuo aboga la razón que has invocado
Y aun no entregues tu espada derrotado,
¡contrataca con tu inquina mas profusa!

“Solo necesitas amor” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Sólo necesitas amor
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Escanear para escuchar poesía recitada por el autor

Tú no necesitas color
eres cuál pétalo fino y liviano
de muy bella flor.

Tampoco soñado perfume o fragancia,
que cruza el tuyo o su exuberancia.

Ni crema humectante
en tu piel suave y blanca,
porque eres rocío
temprano del Alba.

Entre sueños suspiras.
con dulce asonancia,
claves que guardan
de tu amor la abundancia.

Feliz cumpleaños mi amor

“Tú y Helena de Troya” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Tu y Helena de Troya


Por Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar poesía recitada

Eres Reina sin corona ni diademas
que, feliz a un soberano poderoso,
al regreso de su lid harías gozoso,
al flamear triunfal de sus emblemas.

En el filo de su espada una estocada
hizo mella en la cerviz de un rey ladino,
que soñó a ti y a Helena igual destino.
Fue su precio, vida y tierra arrasadas.

Por su orgullo, su honor y su amada
emprendería cual Ulises el camino
de la gloria o la muerte y el olvido

Eres pasión que no será abandonada.
Con Olimpo sé obsequiosa y dedicada,
ruégales guarden tu rey del enemigo.

Marinopoeta.com
14 febrero 2021 10:05hs

“Gigantes en conjunción” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Gigantes en conjunción
Enrique Germán Martínez Marino poeta


Poetización de una prosa (puede leerse al final)
de Roberto (flaco) Parodi

Hace siglos se alinearon
dos gigantes al brillar,
que en las noches estrelladas
reinan juntos por igual.

Hoy también se han alineado
y son de lumen manantial,
su conjunción es admirable
O es del cielo una señal?

Son tan grandes que no cabe
en nuestra mente comparar,
el tamaño de un humano
con planetas polvo y gas.

En moléculas sumamos
cifra infinitesimal,
cantidad no nos define,
lo valioso es cualidad!

Y se yergue alta y enhiesta
nuestra efigie, ser mortal,
que aprendió de astrofísica
Y alguna ley universal.

No es sólo inteligencia
ni siquiera el razonar,
es nuestro espíritu flotando
Y pensando en mas allá.

Dos noches atrás y con la ayuda inestimable del balcón del departamento, pude presenciar el acercamiento visual de Jupiter a Saturno.
Cuando se alinean los planetas nos rodea la sensacion de ser molecularmente infinitesimales de cuerpo e inmensamente grandes de espiritu.
Si sumamos a ello la leyenda cristiana de la estrella de Belén actuando como guía de los Reyes Magos para llegar al pesebre donde había nacido el niño llamado a ser el salvador, nos invade la feliz impronta de volver a ser aquel niño que se ilusionaba con esas navidades donde la imaginación pretendía ser mas fuerte que el sueño y que la emoción del regalo pedido por carta al gordo vestido de colorado se hiciera realidad.
El paso de
muchas Navidades fue cambiando ilusiones por realidades, las Nochebuenas pasaron a ser Buenas Noches y algunas, esporádicas ellas, Malas Noches.
Quizas por eso que cuento, o quizás porque la inmensidad del entorno nocturno me hace brillar los ojos mas de lo normal, dejé de escudriñar la oscuridad y le dije a Luc: vamos a caminar un rato, a lo cual asintió con el repetido movimiento de cola que quiere decir: Vamos !!

Flaco, Navidad 2020