«Dulce encanto» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Dulce encanto

Enrique German Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Me gustas tanto, pero tanto,
Que no podría precisar cuánto
Y ya no puedo estar a tu lado,
sin acariciarte. sin abrazarte
o sin besarte.
Porque eres un dulce encanto
y tan sensual como una flor húmeda
sus pétalos recién abiertos,
de un fino rocío cubiertos
en un alba luminosa, evanescente,
como la desnudez pudorosa
de una rosa inocente,
que palidece ante tu hermosura.
Porque eres cálida y suave
como el sol en invierno,
tras el vidrio de una ventana,
que entibia dulcemente
Y acogedor…
perdura.

«Otoño» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Otoño
Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor


Las sanguíneas hojas de los fresnos
al otoño su despojo han llorado,
irreverentes al cielo han reclamado
no morir cual su destino cada otoño.

Desde el suelo envidiosas observaron
las bandadas de pájaros migrantes
gigantescos ejércitos alados,
cohortes que acompasa algún gigante.

Solos y desnudos han quedado
árboles añosos centenarios.
Nadie por piedad irá a cubrirlos
hasta que la primavera les haga su vestuario.

A simple vista el bosque ha sucumbido
y ha sido en troncos desmembrado,
la nieve al caer va encerrando
la vida que bajo tierra ha cobijado.

Siempre habrá hojas muertas en otoño
y no habrá otoño sin tórrido verano,
parece inmutable el universo
pero infinito movimiento le dio su amo.

«Soy pincel» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soy pincel
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Fui un fin de semana un ágil pincel.
Recorriendo virtuoso un blanco papel.
Dejando colores con brillo pastel,
era arte y estilo lo supe después.

A donde van esos barcos navegando en papel?
donde vuelan mis versos
que ilustra el pincel?

La figura central una nave volvía,
romántico el mar la emoción conmovida.
Solo verlos luchar enfrentando bravías
las aguas confusas que heladas bullían.

Eran hombres de hierro fraguados en vida.
Forjados en frío o al muy rojo vivo,
torneados, tallados con gran sacrificio,
o al buril de la guerra acabados con brillo.

El navío cruzando por la buena vía,
maniobra prudente con velas henchidas.
Heridas en casco, botavaras caídas
Se hace evidente del combate venían.

Es éste el secreto de mis fantasías.
Mi pincel y mi pluma con sueños me abruman.
Dibujan y pintan de noche de día y
entregan triunfantes estas poesías.

«Espejos» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Espejos
(Pavor a los espejos)
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

He vivido ignorando los espejos
confiado de la imagen que darían,
al pasar en efímero trayecto
frente a un reflejo fuera noche o mediodía.
Pero supe de al menos dos poetas
Poe y Borges el horror han conocido
del extraño maleficio prisioneros
y ante el cristal impenetrable sucumbieron,
donde empieza y termina inhabitable
el traslúcido hogar en que vivieron.
Nadie explica este extraño maleficio
de la luz que con sarcasmo se duplica.
ellos decían que tu cara magnifica
diferencias de un día al siguiente,
vas perdiendo lozanía y tu mirada
cuando viejo no podrás reconocerte.
Al cumplir los veinticinco ya veía
que mi frente con el tiempo se ensanchaba
algún cabello blanco, terco e inocente
que volvía, aunque prolijo lo cortaba.
Culpé al espejo que sutil me acechaba,
lo quité y al poco tiempo no caía
el mechón que yo peinaba displicente,
acariciaba mis pestañas y volvía,
con un gesto de disgusto adolescente.
Ni un solo espejo había en mis estancias,
ni superficie reflectante y pulida,
no sonreía cada vez que lo veía
al viejo calvo que a sus nietos disfrutaba.
Viéndolo, de su futuro se mofaba,
feliz cada minuto del presente,
a espejos y a la muerte indiferente,
comprendí que el privilegio es ser nacido
y vivir como si fuera a cada instante,
el último minuto de tu vida.

«Eres tan hermosa» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Eres tan hermosa
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

escanear para escuchar recitado por marino poeta

Eres tan hermosa
como mis memorias
de las cosas bellas,
que he visto brillar,
y suspirado también
por ellas,
sabiendo que
no las vería más.
Eres el pasado y presente
que quiero recordar,
eternamente,
olvidando lo demás
lo vano, lo superfluo,
lo triste y lo falaz.
Quiero que seas mi verdad,
que vino a quedarse
a mi cobijo
para siempre,
y no irse nunca más.
Anida dentro de mi
corazón,
donde no llega la razón.
Tu belleza en dulce paz
conmigo acompasada
hasta el fin de los tiempos
latirá

«El ángel artista» por Enrique Germán Martínez marino poeta

El Ángel artista
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

escanear para escuchar recitado por el autor

Eres líneas perfectas
entre curvas y rectas,
que un Ángel artista
delineó con pureza.

Dibujó con simpleza
Y cuidada destreza,
una galante doncella,
que en virtud estremece.

Eres testigo de un ángel
amante del arte,
dibujante de estrellas
lunas y cometas.

Vino al mundo a pintarte
Y gozoso a mostrarle
al Autor de universos
que la vida ya es parte

en horizontes diversos
ubérrima crece,
incesante se esparce
sublime prevalece.

«Golondrina» por Mónica Modera

GOLONDRINA
por Mónica MODERA

escanear para escuchar recitado por marino poeta

Golondrina blanca o negra
que más da
si en la vida la pureza
no es toda la verdad.

Golondrina de alma negra
que destrozas al pasar
corazones que te aman
aunque ignoren tu verdad.

Alto vuelo has emprendido
sin dejar de lastimar
a quien tanto has amado
y hoy te alejas sin pesar.

«Umbrales invisibles» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Umbrales invisibles
Enrique Germán Martínez Marino poeta

ideas de Mario Actis

Escanear para escuchar recitado por el autor

Umbrales invisibles
te conducen al destino,
razonable o desatino
no los ves y vas confiado.

Así desapercibido
y venturoso continúas
construyendo mil futuros
sobre lo que has destruido.

Es tu vida peregrina
una pirámide invertida,
en su vértice originas
tanto que ni te imaginas.

Lo que al poeta concierne
me alegro muy sincero
que el futuro no gobierne
cuanto hacemos o haremos

No es misterio o fantasía
tampoco ha de consolarnos
juntos son el futurible
Y no debe desvelarnos.

«Las manos del pintor sabio» por Mónica Modera y Enrique Germán Martínez

Las manos del pintor sabio
Mónica Modera y Enrique Germán Martínez

Escanear para escuchar poesía recitada por el autor


Poesía descriptiva

Celeste cielo que tus manos
le pintan al corazón,
latidos de las montañas
acompasados con un mascarón.

Gracias a letras apasionadas
que recorren inmenso el mar,
persiguiendo ancianas naves
que nadie podrá olvidar.

Las manos del pintor sabio
donde más crean es la alta mar:
pintan mares imaginados
Y navíos que eternos navegarán.

La inspiración que sus manos mueven
Desconoce la realidad
sólo pintan hechos felices,
Jirón de historias a no olvidar.

«Poseído por las letras» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Poseído por las letras
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

Yo quise ser un gran poeta
en el mundo de las letras,
para escribir palabras inmensas, apretadas o sueltas.
Unas me ceñían,
otras me iban huelgas,
todas pugnaban por salir,
prestas de mi lapicera.
Un día escaparon todas
de mi pluma de oro más vieja:
y solas se escribieron
en mi ajada antigua libreta.
Eran sólo tinta e ideas
más no eran aun poemas,
mientras yo me soñaba en ferias
firmando hasta bibliotecas.
Y eran letras bellas…
lloraba con sólo verlas
yo que las tuve presas,
en la tinta que no escribiera.
Cuánto tiempo perdido
hechas tintas y no letras
Releía irreconocible verba,
renovada y tan moderna,
Inexplicable hubiera escrito
con tal desenfado
y lenguaje abierto.
Pero casi sin darse cuenta
se adueñaba
lo nuevo en sigilo
de mis más íntimas ideas.
Ahora era un consagrado,
soberbio monstruo sagrado del pensamiento despojado,
gigantescas son hoy mis letras…
mas quisiera volver a ser
pequeño como era antes.
Como hoy ya mi alma ruega
Y en su insistir, impetra incesante.