Obra de teatro: “Veo una balsa” por Enrique Germán Martínez marino poeta

“VEO UNA BALSA”
OBRA DE TEATRO: Texto original de Calte ® VGM Enrique German Martinez.
Adaptación teatral: Alejandra Sotelo Faderland.

Personajes.
Comandante del buque.
Tte. Martinez, jefe de Operaciones.
Tte. Luchetti, operador del sonar.
Un marinero.

Puente de mando del Ara Piedrabuena, 2 de mayo de 1982, 1730 hs. El Tte. Luchetti esta sentado en la consola del sonar con sus auriculares colocados, concentrado, abstraído. El Tte. Martinez en la mesa de cálculos, lapicera en mano efectúa cálculos con una escuadra y calculadora, metódico, triste.en silencio, solo quebrado por el ruido nervioso de una lapicera entre los dedos y la estructura del barco del operador del sonar.. El Marinero se acerca con dos jarros de café.
Marinero: (con acento de provincia del Noroeste): ¿A qué hora fue la última vez que se lo vio en el radar?
Tte. Luchetti (nervioso): Eco radar. Así se dice.
Marinero (dejándole un café y yendo hacia Martinez): Eso mismito.
Tte. Martínez: (con voz pausada, clama, sin interrumpir sus cálculos): A las 1600 el buque se detuvo y a las 1701 desapareció del radar.
—————————————————————————————————————————-
(La lapicera del radio operador se quiebra con un chasquido que suena más fuerte en el silencio que reina. Entra el Comandante también de ánimo sombrío, , el marinero que termina de dejarle el café a Martinez se pone en posición de firmes pero este deniega toda formalidad con un gesto de la mano derecha)
Comandante: Señores, han confirmado que el Crucero Gral. Belgrano ha sido hundido. (La taza del radio operador se estrella en el piso). A partir de ese momento hemos sido designados Comandantes en la Escena de Acción. Martínez, trace un curso al punto dato. Luchetti, olvídese del café y haga lo imposible ¡a ver si sonar de la segunda guerra puede mostrar si merodea ese… maldito submarino del triple de tamaño! Buena suerte, Sres. Vamos por los sobrevivientes… si los hay.
(El marinero toma la servilleta de la bandeja y limpia el café, recoge restos. La luz va cayendo rápidamente y se hace noche, solo se escucha el viento aullante cada vez mas fuerte. Martinez continua con sus cálculos, separando hojas, a veces frenético, a veces mas lento. El buque cabecea y rola violentamente. Se escucha una voz por el altavoz)
Altavoz: Aviso. A partir de este momento terminamos las maniobras evasivas. Nos dirigimos al punto dato a velocidad de crucero.
Marinero: (con un termo con mate y galletas): ¿Ahora? Si no se ve nadita.(pausa, traga saliva) ¿Creen que estén vivos?
Luchetti: Depende. (El marinero lo mira sin entender. Luchetti quiebra una tostada) depende de la velocidad del hundimiento (la voz se le estrangula cada vez mas), los daños, los…
Martínez: La evacuación de heridos, y si pudieron abandonar en forma ordenada…
Marinero: ¿Ordenada? Si todos van a obedecer ordenes…
Martinez: Ordenada según la velocidad del hundimiento, por los daños, (se le estrangula la voz, fija la vista en los papeles) o tuvieron que arrojarse al agua desordenadamente,(con un hilo de voz) o si pudieron bajar todas las balsas.
Luchetti (con voz que apenas retiene lagrimas) : son 1000 personas para evacuar!! (el marinero se lleva las manos a los ojos, como Luchetti que disimula las lagrimas refregandoselos. Luego se acerca en silencio con un mate a Martinez)
Martinez (como hablando para si mismo): Depende de cuantas personas haya en cada balsa… eso le da a cada una distinto calado… y si fueran…. El área de dispersión seria mayor.
Marinero: y este temporal.
Martinez (absorto en sus cálculos) : el viento tampoco es constante, cambia las corrientes de superficie y hay un gran área de dispersión. (Luchetti golpea algo)
Marinero: Así, el radar no se va a arreglar….
(otro golpe y luego un estrépito, el marinero cae a tierra, los dos se agarran de donde pueden)
Marinero: ¿y eso que fue?
Luchetti (sorprendido): monstruos marinos no son. Una maldita ola… gigante, si nos sumergimos hasta aquí. (se oyen ruidos de metales sueltos) miran por los vidrios, el marinero se levanta) ¿Es la torre de 5 mm. Eso suelto?
Martinez: monstruo marino no va a ser.(por interfono) Daño de averías, informe.
Voz de daños: Impacto de una ola en el mamparo del puente de mando. Perdimos la torre de artillería de 5 mm. Señor.
Luchetti (quitándose los auriculares, los deja al lado y se toma la cabeza) . Y esto están soportando ellos allá afuera.
(Martinez se toma la cabeza con las manos sobre los mapas. Luchetti se coloca los auriculares. El ruido de metales sigue. Martinez se levanta, da unos pasos, se sienta y vuelve a sus cálculos, el marinero se sienta, se adormila. Entra el comandante sin ceremonia alguna)
Comandante: Posición por favor.
Martinez: estamos en el punto dato señor.
Comandante: (hablando por altavoz) Sonar, emita en modo búsqueda en forma permanente. Hagan sonar las sirenas. Velocidad mínima. Encender reflectores y las luces. (deja el altavoz) y hasta una vela si es necesario, que Dios nos salve de esta y nos de vista de águila.
(cada cual en su puesto, el comandante y el marinero de vigía pegado a los vidrios del puente, Martinez con sus cálculos, murmurando a veces, la noche se va desvaneciendo, cambia a una luz neblinosa, casi intangible, un dia gris, opresivo)
Luchetti: Maldita niebla, no puede verse nada.
Martinez: Si no los encontramos, es responsabilidad mía, si me equivoqué.(angustiado)
(se escucha un sonido, Martinez pone el altavoz y comunica con el ARA Bouchard, es un avión de reconocimiento, se escucha el motor y la voz metálica del piloto)
Piloto: Aquí Neptune P 111. Veo (todos se mantienen tensos) una mancha de combustible en 1 6 0 coincidente con la dispersión del viento. Velocidad del viento 15 nudos. Se ven restos del crucero.(la expresión cambia entre tensión y desanimo) Repito. mancha de combustible en coordenadas 1 6 0 coincidente con la dispersión del viento.
Comandante: Martinez (que no ha esperado a que lo nombren ya efectuando cálculos) reconfirme el área de búsqueda. Después de un corto intervalo)
Martinez (algo mas animado): Es la calculada, Coincide, señor.
Comandante (por altavoz): ARA Bouchard, adopte esquema de búsqueda. Rumbo 1 6 0 . Punto de Intersección de las balsas. A toda maquina. (deja el altavoz) A toda maquina que esta cosa dañada por la ola soporte….
Luchetti: Y el Bouchard dañado por la explosión…
Comandante (nervioso): tomen nota de la hora.
Marinero. 0910 señor.
(el tiempo parece detenerse, todos quietos en la misma posición)
Comandante: Hora, por favor.
Marinero. 1315 señor. (se escucha el sonido desde el avión. Martinez conecta el audio en altavoz a ambas naves)
Voz del piloto: Aquí Neptune P112. Cielo abierto… veo, veo.. una balsa.(todos quedan expectantes) No (entre decepcionados y atónitos) Veo varias balsas. (eufórico, grita) VEO MUCHAS BALSAS. ¡ESTÁN VIVOS¡ ¡ESTÁN DISPARANDO BENGALAS! (SE ESCUCHA LOS GRITOS DE ALEGRÍA DE LOS 10 TRIPULANTES DEL AVIÓN FESTEJANDO) ¡ESTÁN VIVOS, CARAJO!!!
(Se apagan las luces de la escena. Voz en off) El 7 de mayo a las 2235 hs. Se dio por finalizado el operativo mas grande de rescate de náufragos en tiempos de guerra o paz en las condiciones mas adversas en el mar, 770 personas fueron rescatadas con vida.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00

“No regresas de una guerra” por Enrique Germán Martínez Marino poeta

“No regresas de una guerra”
Enrique Germán Martínez Marino poeta

No regresas de una guerra
allá queda para siempre
la llama inocente
de tu ausencia.
En el fondo de los mares,
en trincheras, en turbales,
regresa sólo una parte
el resto queda
perpetuo
en la contienda.
Tampoco vuelven tus rimas
de alegres versos de letras pulidas,
ni tus cantos de heroicas épicas.
En tu mochila
una elegía *
es triste lamento
en ulular del viento
para los caídos.
En cambio, salvaste el llanto,
tus añoranzas y tus nostalgias
pero entre densas nieblas
de sentimientos.
En tus noches las sombras
te atacan nuevamente.
Te defienden sólo tus elfos
y tus amigos duendes,
regresas victorioso
de batallas épicas….
Pero siempre vuelven
recurrentemente
Aprendiste el valor de una vida
y cuanto pierde el héroe
cuando la entrega.
Porque su pueblo no agradece,
Olvida
o encierra a los valientes
en mazmorras, Para siempre.
No regresas de una guerra
es ella que vuelve
continuamente
se adueña de ti
y serás su combatiente,
seguirá tus huellas
también tus estelas
en mares y vientos
Te hallará en quimeras,
aunque tu no quieras.
Eternamente

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.31.39

“Héroes olvidados” por Enrique Germán Martínez marino poeta

“LA ÉPICA DE MALVINAS UN CONSCRIPTO ANALFABETO Y SU LECCIÓN DE VALORES HUMANOS”

Héroes olvidados”

Con 18 años y siendo analfabeto, por sus acciones de combate durante la batalla del Cerro Dos Hermanas, en la guerra de Malvinas le otorgaron la más alta distinción que da la Nación Argentina.

El Soldado Conscripto Oscar Ismael Poltronieri, quien era operador de una ametralladora, desoyendo la orden de retirada y quedándose combatiendo él solo, permitió el repliegue de todos sus compañeros, ( mas de 100 soldados , incluidos sus superiores ) a zonas seguras y disparando al enemigo con su única boca de fuego, impidió avanzar a todo el dispositivo ofensivo británico durante más de 10 horas.

Recibe la medalla, “La Cruz de la Nación Argentina al Heroico Valor en Combate” y es el único soldado conscripto “vivo” desde el siglo XIX hasta ahora en recibir la máxima condecoración que da nuestra Nación.

Luego de la guerra intento suicidarse, vendió baratijas en los colectivos y trabajó de remisero. Pero lo mas importante fue que soldados y oficiales veteranos Ingleses lo buscaron para expresar su admiración por él y fue condecorado en Inglaterra con “La Cruz de Hierro al Valor”.

En los colegios de nuestro país los alumnos “no” lo conocen, “no” saben quién es.

Ayúdame a que lo conozcan, comparte en todas tus redes, y si eres maestra o maestro, ten la dignidad mínima para contárselo a tus alumnos, es un Héroe.
Esos son los valores humanos que deben acreditar los argentinos y no ser tan demandantes con los derechos humanos.

WhatsApp Image 2020-03-31 at 11.29.12

¿POR QUÉ EN LA ARGENTINA LOS HÉROES ESTÁN PRESOS O SON OLVIDADOS?
Por Enrique Enrique Germán Martínez

El heroísmo, que a veces conduce a la autoinmolación, en la certeza de que quienes sobrevivan obtendrá un bien superior por el cual se justifica perder la propia vida, es la expresión más gloriosa a la que puede ascender un combatiente en el plano de la moral militar.
Esta actitud, casi antinatural, merece el perpetuo agradecimiento de aquellos por los cuales el combatiente expuso su vida habiéndola perdido o no.
Si ésta es la premisa, por qué tantos héroes actuales están unos presos y otros perdidos en el olvido, cuando la sociedad tiene tanto para agradecerles?
Hay en la Argentina quienes le han prometido “amor eterno al odio” desde su jurásico rincón ideológico petrificado cuarenta años atrás.
También hay muchos políticos inescrupulosos, que responden a partidos de raigambre fascista y cuya única lógica es la perversa construcción de poder a costa de un destructivo populismo.
A estos dos modelos de ciudadanos cuyos caminos en la vida no transitan por la senda de la solidaridad y el bien común, mucho menos en la construcción de la felicidad para las futuras generaciones, sino que todo su interés y sus valores humanos caben en una caja fuerte escondida en un sótano, o en una cuenta en un paraíso fiscal o en el paroxismo de la brutalidad en una valija enterrada en el jardín de un convento, no quieren y no les conviene un país libre, ordenado, con personas virtuosas y respetuosas de las normas en el cual en circunstancias excepcionales se han destacado LOS HEROES.
No quieren que exista un contrato social, ni una Constitución, ni una sana división de poderes que se realimente en el mutuo control de los órganos del Estado.
Tampoco quieren el federalismo en tanto consista en sociedades con cierta independencia que están fuera de su control político.
No quieren seguridad jurídica ya que un sistema al cual se puede recurrir en demanda de justicia y otorga satisfacción a los cumplidores de la ley los dejaría desnudos en su accionar marginal.
En definitiva, no quieren nada que los limite en su apoderamiento cleptómano de todos los resortes de control para esclavizar a sus conciudadanos y expoliarlos obscenamente.
Quieren sólo una “zona liberada” en la que campea el crimen y la inseguridad, quieren un ambiente políticamente anaeróbico en el cual puedan florecer y prosperar todas las formas del mal al amparo de las cuales cometerán todas sus tropelías.
Este ambiente de honestidad perdida, de virtudes olvidadas y de comportamientos malolientes, no tiene un espacio para los justos, los honrados, los trabajadores, los policías y los militares.
Mucho menos las personas ejemplares que hubieran alcanzado la categoría virtuosa de héroes, ya que estos peligrosos individuos, amenazan con su ejemplo toda la estructura dedicada al mal, que flota en el fango blando de la política y como pertenece a ella algún día los engullirá a todos.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.24.00

“Épica de la Promoción 100” por Enrique Germán Martínez Marino poeta

“Épica de la Promoción 100”

Enrique Germán Martínez Marino poeta
A mi gran promoción

Nuestra historia ya es presente y has vencido,
has escalado altas cumbres imposibles,
has volado en rojos cielos incendiados,
navegado tempestades cuál Ulises.

epica

Has llorado la partida prematura
camaradas que su vida celebraban,
la entregaron a un destino sin mesura
sorpresivo y artero que aguardaba.

Otros fueron a su tiempo bendecidos
con los males que valientes padecieron
cuál cruzados desde el lecho defendieron
una partida desigual con un fullero

Nuestras nobles Dulcineas cuál valientes,
nos calaban peto, gola, escudo y yelmo
nuestra espada recogían tan pacientes
y rearmaban nuestro brazo sin aliento.

Hoy cumplimos el mandato del cordero
asistiendo tanto enfermo cómo presos
los que víctimas del odio y la venganza
en mazmorras inhumanos sometieron

La P100  por su nobleza pendenciera
no se rinde ni vencida o desarmada,
aunque no le quede ni una sola bala,
se yergue y con sus fauces contraataca

Y el día que 1000 años transcurrieran
el recuerdo polvoriento se borrara
sobrevivan estás coplas que en su lira
el juglar a la P100 cantó en romanza.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.28.36

“Épica amistad marinera” CAPITULO 4 por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Esta poesía se la dedico a mis oficiales a 20 años de haber hecho un viaje de instrucción juntos en la fragata libertad.

Capítulo 4

“GAP”

viento
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

Hay un solo Señor en lo alto del cielo

en su trono imparte consuelo y justicia,

no puede haber dos a riesgo de impericia

o que leyes eternas no tengan consenso..

 

Lo propio ocurre  en un barco velero,

 en el puente estribor el  trono del reino,

otro en cada alerón a la luz de luceros

poderoso este dios que al otro da consejos.

 

Dicen hoy las memorias de quienes lo vivieron

descreían perplejos condestable y gavieros

 lo graznaban gaviotas en un trino agorero

¡había dos comandantes en el barco velero!

 

Decían que “el viejo”  “del anciano era hijo”

Desde niño pequeño en sus brazos criado

a ser buen marino le había enseñado

pero no el secreto de ser dicharachero

 

Razón suficiente para comandar el velero

y entrar en la historia sin sonrisas, muy serio,

pero el otro más viejo y más sabio (sospecho)

ascendió  a la gloria en un grupo risueño.

 

gap
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

Era el GAP una élite de actores bohemios

liderados por Charly comediante muy bueno

gran poeta dotado de histrionismo y respeto

que sabia bromear y ser circunspecto.

 

Singular fue una noche que no he de olvidar

el comandante más viejo se hacía a esperar

Cuando su hijo impaciente ve su silla vacía

el viejo ladino entró con el GAP

 

Así fue como el Grupo llamado “al Pedo”

con trabajo y denuedo hubo de progresar

y al final liderar con prestigio más alto

que un sobrejuanete aferrado al capear

 

Podría seguir con letras gloriosas

en lírica rueca memorias hilando

calabrote de historias seguir engrosando

con jugosos anales que voy inventando

 

Podría contarles tantísimos cuentos,

que escuchen confines del vasto universo

que fueron la épica historia de un viaje

hasta ahora es verdad tal como recuerdo

 

Sólo resta decir que fue mi privilegio

servir con ustedes donde mas yo aprecio

un barco que heredo al fin del milenio

nos honra su historia de puro abolengo

 

Y me honran ustedes con su señorío

su empeño y su ejemplo de credo antiguo

que dice que sólo será buen marino

quien fue caballero leal y legitimo.

 

señora esplendor de los mares
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

El último verso a mi dueña dedico

a nuestra señora esplendor de los mares

nos llevó de la mano en calmas y huracanes

me cubra su manto hasta que el cielo me llame.

viaje
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

 

logo marino poeta

“Épica amistad marinera” CAPITULO 3 por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Esta poesía se la dedico a mis oficiales a 20 años de haber hecho un viaje de instrucción juntos en la fragata libertad.

Capítulo  3

“Virando la vida por avante”

En antiguos veleros virar por avante

era muestra galante de su habilidad,

otorgaba ventaja sobre todo oponente

que a popa redonda debía  girar.

 

Estábamos solos, el Caribe era nuestro

el viento no hacia más que susurrar,

inquietantes secretos de la vela misterios

que Eduardo sabía, pero nadie más.

 

El día era calmo sin marejadilla

el mar un espejo gigante del sol,

que en él se miraba orgulloso y brillante

misterio inquietante es la fragua de Dios

sol
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

 

Entonces se acerca Eduardo en silencio

tan misterioso como el mismo sol,

se imposta me dice casi al oído,

“no habrá otro dia tan bueno como hoy”

 

Valientes gavieros brincando flechaste

alegres treparon aleves cual aves,

poblando las vergas y el palo bauprés

guarniendo maniobras en un santiamén.

 

Llegado el momento enfrentaron los vientos

enfachando el paño con habilidad,

terminaron el giro cruzando los foques

caía la proa aun con velocidad.

Proa
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

Rompió en un aplauso la ronca tribuna

vivando gavieros y gente de mar

henchidos de orgullo después en cubierta

juntos festejaron un hito en la mar

 

El sol se ponía y brillaban luceros

en un alerón sumergido en mis sueños

Adrián que pasaba cruzó su mirada

fugaz con la mía hablaba su ceño.

 

Si Adrián se creía que yo no sabía

que la vela de bronce podía girar

porque todos los días sin la tribuna

también por avante la hacían virar.

 

Juanjo también,  ni que hablar de Charly

Aun a los cargos he de confesar

yo ya sabía que todos los días

Ustedes viraban su propio ritual.

 

A Los mágicos polvos que guardaba en la cala

Desde su botadura nuestra Libertad

Debía  agregarse la fuerza de todos

Y mancomunados para funcionar.

 

“Épica amistad marinera” CAPITULO 2 por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Esta poesía se la dedico a mis oficiales a 20 años de haber hecho un viaje de instrucción juntos en la fragata libertad.

Capítulo  2

“Frases célebres”

 La zarpada es siempre sentires cruzados

porque navegamos en total libertad

dirá la conciencia si nos comportamos

como caballeros y hombres de mar.

Mambo N° 5
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

 

Por eso en las tardes de tórridas siestas

se hacía difícil un buen descansar

en las camaretas preparan las fiestas

solteros al ritmo “Mambo Number Five”

Aun nos recuerdan en Rio de Janeiro

la nave rolaba a un compás singular

los jefes huían de tal desconcierto

mirando de reojo solo por controlar

 

En canarias el Teide a un tris de explotar

por las vibraciones de la Libertad

el bochinche de ruido en Colombia era tal

que me fui a un hotel para un buen pernoctar.

 

Popular fue la frase sobre el terco desorden

que reinaba en horarios y en la administración

el decir extendido “ the bar is open”

hablaba de vicio y de perdición

 

También entre ellos, en clave secreta

(jugarían ruleta o harían apuestas…)

yo sólo entendía palabras discretas

como “aquí me quedo” o “posmo me apesta”

 

A la vista de todos sobre el mostrador

en el bar consumían bebidas muy fuertes

-coca cola, naranja y leche fría, señor!

no sé porqué lo llamaban “enfurecedor”.

Una tarde a 8 nudos con viento de proa

la vela de bronce a 100 vueltas o más

Un grampín encarnado a pocas esloras

un tirón, borbollón, de un gran pez la señal.

pez
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

Era un tubo azul parecido a un torpedo

luchaba con furia  admirable el guerrero

 pues ya se veía frito o hervido

 trozado o entero en enorme caldero.

Al final se entregó exhausto, abatido  

 A la dama de mar su espada ha rendido.

 

 Ordené parar máquinas, pero no dar atrás

para que no pareciera emergencia real,

Adrián aparece con gesto iracundo

Ay, paren el mundo, me quiero bajar.

 

Adrián: caballero de finos modales

Me dio sus razones pero sin hesitar

“las máquinas muy desgastadas sabemos

 Señor! con fineza debemos tratar …

 

evitando ordenar, sin razón por sorpresa

 contramarcha o de golpe la marcha parar.

no estamos de picnic en tarde de pesca,

somos gente adulta con responsabilidad”

megafono
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

Así cavilaba camino al puente

a retomar la derrota con mucho que andar

Creí escuchar un corrillo en las máquinas

“no te dieron el buque para ir a pescar”

 

No sé si estos versos podrán ser eternos

y brillar cual luceros cuando se apague el sol,  

pero sí testimonien por generaciones

lo que vivió hace lustros mi Plana Mayor.

 

De las poesías en el firmamento

será esta épica un suave brillar

porque no es relato de tercos disensos

sino que es un canto a la noble amistad.

 

Audaz personaje el  “profe Carlitos”

de una antología sin duda el central,

la cara más dura que un meteorito,

lo salvó su paraguas de impunidad.

paraguas

“Épica amistad marinera” CAPITULO 1 por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Esta poesía se la dedico a mis oficiales a 20 años de haber hecho un viaje de instrucción juntos en la fragata libertad.

fragata
Ilustración Enrique Germán Mart

 

Capitulo 1

“Pase a la Libertad”

Hoy quiero escribir un poema eterno,

que brille después que se apague el sol,

que llegue a confines del frío universo

un himno glorioso a amistad y honor.

 

fragata
Ilustración Enrique Germán Martínez Marino Poeta

Que entone la historia los cantos de egregios

que hoy son memoria feliz evocar.

a quienes la ARMADA otorgó el privilegio

pase a la LIBERTAD veinte años atrás.

 

Teléfono al rojo, angustia completa

– ¿Quien conoce a Losada? Es de armas llevar?

– ¿Y Enrique Martínez es de este planeta?

¿O de alguna galaxia aún sin relevar?

 

Ya todos abordo el cargo pesaba

una tonelada y unos kilos más,

con fecha y hora para la zarpada:

¡mejor que la cumplan o a Rouen no irán!

 

Reunión de oficiales con el comandante

su Orden del Mando entrará en vigor

directiva suprema a todos tocante

puede ser tu condena a prisión mayor.

 

El día termina como un cuento de hadas

promesas soñadas; difícil de creer,

todas las miradas allí concentradas

en frases que nadie escuchó hasta esa vez

 

Unos  a otros se consultaban

contrastando Aquello que creyeron oír

parecía un acuerdo de contra-partes

y sus compromisos a honrar sin doblez.

 

 Cumplir toda fecha: de arribo y zarpada;

el buque sin mácula un cisne ha de ser;

las operaciones tal como ordenadas;

los guardiamarinas sean hombres de bien

 

En contrapartida será mi objetivo

que sean felices en velero edén

tripulantes y esposas lo han merecido

recuerden sonriendo el viaje 33.

 

Por viejo sabía y no alucinaba

qué cosas a un viaje le hacen mal o bien

 y esta vez yo quería ver reivindicada

 la historia de un viaje que no contaré

 

Hoy a veinte años el día ha llegado,

 levante la mano quien lo pasó bien,

y me diga sin trabas quien no ha disfrutado 

por injusto castigo, destrato o desdén.

52 años de la entrega del Pabellón de Guerra a la Fragata ARA Libertad.

11099411_10205813359746132_6136096078497240940_n

Hoy abordo del buque escuela Fragata Libertad, que se encuentra en reparaciones en el Astillero Río Santiago se conmemoró en una discreta ceremonia la entrega -hace 52 años- del buque al Comando de Operaciones Navales y a su vez la entrega del Pabellón de Guerra y su afirmación en el carácter de Buque de Guerra.

Aquél 28 de mayo de 1963 el Presidente de A.F.N.E. (Astilleros y Fábricas Navales del Estado) capitán de navío (RE) Enrique R. Carranza, con la presencia del Secretario de Marina, contraalmirante Carlos A. Kolungia y del contralmirante ingeniero naval Antonio Marín, Jefe de Construcciones Navales, entregó oficialmente el buque al Comando de Operaciones Navales.

Seguidamente, el Comodoro del Yatch Club Argentino, Dr. Federico Leloir, entregó la Bandera de Guerra de la unidad, junto con el cofre que la contiene, una verdadera pieza de arte, que fue donado por el Cuerpo de Profesores de la Escuela Naval Militar.

Según la reglamentación naval a continuación se efectuó la ceremonia de “afirmación del pabellón” y ofició una misa el Capellán Mayor de la Armada, capitán de fragata Carlos Ratcliffe.

El comandante de la Fragata Libertad próximo a zarpar en su primer viaje de instrucción, era el capitán de fragata Horacio Arturo Ferrari y el guardiamarina más destacado de la promoción embarcada, Randolfo L. Agusti Scacchi fue quien tuvo el privilegio de izarla por primera vez.

La página de los Amigos de la Fragata Libertad le hace llegar al actual comandante capitán de navío Ignacio M. Errecaborde a su plana mayor y tripulación un cálido saludo en este día de recordación y homenaje.

Nota: según del derecho internacional se considera Buque de Guerra al que cumple las tres siguientes condiciones:
1) Su comandante es un oficial militar.
2) Fué nombrado por la máxima autoridad naval de su país.
3) El buque se encuentra en el listado oficial de buques en servicio activo en la Armada de dicho país.

Ninguna condición se relaciona con el armamento, la propulsión o el color de la pintura.

“Carta de un amigo que recuerda mas que yo mismo”

Esta carta me la envió  un querido amigo, que recuerda de mí mas que yo mismo:

viejas-cartas-cursivo-elegante-15576171

Hay que animarse y luego permitirse ser uno mismo, por uno mismo. Alcanzar las alturas, por uno mismo. Lograr reconocimiento por uno mismo. Demostrar que los títulos y los blasones son parte de la propia historia, pero que el brillo es interior … por uno mismo. Contralmirante, marino, caballero, Veterano de Malvinas, padre, esposo, camarada, amigo. Siendo “uno mismo” capturó con su (Corbeta ARA) “Parker” y condujo a puerto 4 pesqueros infractores (cuando la presa era una) o saltó de la oceanografía a la guerra anti-submarina y a las velas de la “Libertad”, con el mar siempre presente. Pero parece que la vida en todos tiene una finalidad escondida y aplica a algo que se descubre y que se nutre por todo lo vivido. Así fue que siendo “uno mismo”, decidió ser … POETA. Ese talento estuvo guardado una vida y en esa vida tuvieron que suceder cosas que lo hicieran reventar en versos, en prosa, en imágenes y en música. Gran ejemplo de permitirse SER UNO MISMO, POR UNO MISMO. Abrazo, mi querido Amigo, poeta.

MI RESPUESTA:

Estimado Sr. querido Amigo, le confieso que hasta hace una hora no había visto su comentario con referencia a la trayectoria de mi vida, que usted tuvo la virtud de recordar con precisión y espero no pecar de soberbio, hasta diría con cierto orgullo, pese a que yo soy “otro”.

Dicen que los poetas lloran. Será que sólo soy un llorón? o me lo dicen porque alcancé algún grado mínimo de habilidad literaria y de sensibilidad. Cualquiera sea la respuesta señor y querido amigo, usted sí que me hizo llorar anoche y quién nos entiende, lo más increíble es que se lo agradezco tanto, que decir “desde el fondo del corazón o ďel alma” no significaría nada, debería inventar un “se lo agradezco desde cada partícula de mi ser, capaz sublimarse con los sentimientos ajenos y vivirlos como propios.”

Otra vez, querido Amigo y Señor tuvo la memoria e inteligencia para juntar y recordar cada partecita de mi vida, cosas que me han hecho tan feliz que de sólo pensar que todos las han olvidado, hasta yo quise olvidarlas.

Pero llegó usted agudo y bueno y las puso cariñosamente en orden para hacerme ver mi vida y sentirla como nunca pude: ¡toda al mismo tiempo! lo que dicen que fui, lo que creo que soy y lo que pudiera ser, Dios mediante

Pero todo esto, dicho además de una manera magistralmente poética y meditadamente abstracta, como para que lo entienda quienquiera que sea.

Muchas gracias por pensar en mi y por tomarse el tiempo para decir todas estas cosas que tienen para mi un profundo sentido.