Destacado

«Poeta» por Enrique Germán Martínez Marino poeta

«Poeta»

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

Escanear para escuchar recitado por Eduardo de Ilzarbe

No sé si soy poeta cuando hablo
o quizás lo soy cuando suspiro,
podría ser poeta cuando sueño,
y me dicen poeta cuando escribo. 

Mas si sólo soy poeta por mis versos
es decir me hace poeta cuanto digo,
también poeta soy por lo que callo
pero sé que poeta no he nacido.

He recibido el bautismo de las rimas
fui en el don de las letras confirmado
ser poeta es el credo que inspira
la Sacrosanta confesión de la poesía.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 16.31.39
Destacado

«En playas de poesía» por Enrique Germán Martinez marino poeta

«En playas de poesías»

Enrique Germán Martínez marino poeta

en playas de poesías

Fui Marino cuarenta años
y Consultor de Recursos Humanos,
luego hechos inesperados
similares a un naufragio,
en hermosas playas de poesías
suavemente me depositaron.

Soy náufrago de las rimas
mi cancerbero es el mar salado,
soy petrel que no vuela lejos
pero puedo subir bien alto
y escuchar las rimas secretas
que brisas y vientos las vuelven cantos.

En la Marina he atesorado
cuanto tengo, soy y valgo.
al decir: “te dí mi vida”
Ella sostenía: “estamos a mano”.
Satisfacciones por doquier
envueltas en afecto llegaron
reconocido por superiores,
pares y subordinados

Oh Dios, que sigan conmigo
en la senda de flores me has trazado.
Así mi esposa e hijos
capeando sus tempestades
navegaron en conserva
tras mi navío pleno el velamen
que no siempre achicó el paño
para aguardar a los rezagados.

Fue un ingrato comportamiento
que no condice con cuanto he amado
a la esposa paciente y noble
que esta vida me ha entregado
y los hijos más parecidos
a los sueños que yo he soñado

Pasó todo una vida
y hoy es tiempo de siega y canto,
si sabemos cosechar y guardar para
otros años
luego podremos mirar atrás
y dar con orgullo el próximo paso.

A mis amigos queridos y buenos
que me alzaron en sus brazos,
a veces cuando caía
ya sin fuerzas, extenuado,
a ellos todo mi cariño
por su amistad de tantos años.

Hoy los espero allá en mi isla
feliz de haber naufragado,
donde las aves celebrarían
jubilosas hoy mi cumpleaños.
Es mi refugio donde me inspiro
y mi vida se escribe en canto
mis memorias dirán un día
quién fui yo y también qué tanto.
Si omitimos nimiedades y
mis tristes desencantos
todo escrito será verdad
y toda verdad amor,
yo se los garanto.

images

«Familia, día de la familia 2023» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Familia
Enrique Germán Martínez marino poeta
Día de la Familia 2023

Escanear para escuchar recitado por el autor

Rodrigo, Nacho y Gonzalo
atrapan muchos de mis versos
los bendigo en anverso y reverso
Y también de afuera hacia adentro.
Sus familias son dulce remanso
donde el tiempo se ha detenido,
Es donde duerme la siesta Cupido
Y puntería anduvo probando.
Ellos son el lugar de encuentro
del cariño con la simpatía,
todos viven en dulce armonía
donde entra tan solo el encanto
Vir es toda amor, te disuelve,
con su belleza que ha heredado,
Rochi con simpatía seduce,
sonriendo a los cuatro costados.
Flor madre buena, feliz y serena
con el varón que el Señor le ha dado.
Ni que hablar de Eugenia y Germán
Son los hijos que había soñado
Yo los amo y daría por ellos
mi vida sin siquiera dudarlo.
Es familia de amor y de lucha
Son progreso en virtud, no dudarlo,
Y sino miren mi viejecita
Es una epopeya que sigue andando.
93 bajo el poncho ella lleva
Y feliz va sus años contando
También Raquel, María y Majo
son dulzura en mi alma suspirando
Y por fin la que es la primera y no concibo mi vida sin ella
Marielina es quien más he querido
Con amor sincero e intenso.
En mi latir se han mezclado rimas pero a ella es pasión como un verso.
no hay dinero galones, ni fama tan valioso como uno solo de ellos
Son familia y en el mundo por nada
los cambio permuto, entrego ni vendo.

«Soneto Malvinas, patria Argentina» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto Malvinas, Patria Argentina
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Eres Patria lacerada por la espina,
hollada por piratas cancerberos,
no fueron ciertamente los primeros
en explorar tus playas, valles y colinas.

Ruge el viento en insular tu geografía
eres la gema que ambiciona el extranjero
tu nombre, memorable verdadero
murmura el mar en sus rompientes cristalinas

Un solo verso en dos vocablos resumida
toda tu historia verídica y sincera
argumento de tu dueña y heredera

de territorios y de glorias conocida.
Eterna reza en roquedales esculpida
Malvinas son y serán Patria Argentina.

«El poeta fue a la guerra» por Enrique Germán Martínez marino poeta

El Poeta fue a la guerra
Enrique Germán Martínez
marino poeta

Esta historia es ficticia

Escanear para escuchar recitado por el autor

El poeta fue a la guerra
dícese que regresó,
que trajo mil relatos
y otros tantos que calló.

Más no trajo de regreso
la sonrisa que lució,
cuando el barco se alejaba
a la guerra sin opción.

Las Malvinas irredentas
el destino apostó,
arriesgásemos la vida
por la gloria y el honor.

A poco de navegar
en su vida algo cambió,
al teniente o sea su jefe,
mucho antes conoció.

En los Maristas de Belgrano
en primer grado inferior
y se hicieron tan amigos
como hermano y confesor.

Aunque el paso de los años
alguna huella le dejó,
era un joven muy galante
su jefe del batallón.

De su amigo tan querido
su papá era un militar
y por rumbos divergentes
el destino haría marchar.

Muchos años no se vieron
ni supieron donde están
el albur y el destino
decidían donde irán.

Pero su hoy jefe-teniente
era su amigo de inferior
el destino resarcía
generoso antiguo error.

Llegaron juntos a la guerra
y su amistad recomenzó
no era el patio de la escuela
ni era el barrio en que vivió.

Resistieron bombardeos
defendieron posición,
su amistad fue inquebrantable
se forjó al pie del cañón.

Pero un día desgraciado
una granada que cayó
al teniente la metralla
inesperada lo alcanzó.

En los brazos del poeta
el cura lo confesó
y con un Viva la Patria
su vida se extinguió.

Al poeta una medalla
el general le otorgó
y a la madre del teniente
fueron dos que reservó.

Informado el general
de la amistad entre los dos
alabó ese sentimiento
que distingue con honor.

Expresó acongojado:
si tu amigo ha muerto hoy
llóralo todas tus lagrimas
y por siempre añóralo.

Pero su alma que es eterna
donde está, lo sabe Dios,
déjalo que en paz descanse
lo que pudo ya entregó.

Regresó tan taciturno
y en sí mismo que su voz
no se oía casi nunca
que no fuera en oración.

Treinta años se calló
y de la guerra enmudeció
como si no hubiera ido
ni visto cuánto vio.

Su alma un día despertó
quiso que saliera el sol
comenzó a relatar
todo aquello que vivió.

Buscó todos sus cuadernos
Y las notas que tomó,
Pinturas y esquemas
A escribir se abocó.

Por semanas no se oía
ni un murmullo de su voz
que no fuera en tono quedo
y solamente en oración.

Relató todos los hechos
que la guerra aconteció,
escribió las poesías.
que en su corazón lloró.

Recordó a su viejo amigo
el teniente que murió
y para celebrar su vida
este libro le escribió.

Compilando poesías
y relatos que reunió,
vio la guerra desde el arte
y en sus versos lo plasmó.

El poeta fue a la guerra
pero un día regresó
para honrar a los caídos
con el don que Dios le dio.

Epílogo

Al cumplir 40 años
del regreso el Batallón,
en la comida de agasajo
preguntó uno al anfitrión:

De la vida del poeta
que podemos hoy saber?
era bueno con las letras
y versaba a su placer.

-Trabaja noche y día
y escribe sin cesar,
pero su alma está en las islas,
nunca pudo regresar.

«Sexto soneto redundante a la Reina de la Peperina» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Sexto soneto redundante
a la Reina de la Peperina
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Aromática Reina Peperina:
redundante en aportes generosos,
el beneficiario los recibe tan gozoso
cual milagrosa y “sanadora medicina”.

Tu redundancia nació en forma repentina
ahora quiero un pleonasmo cotidiano
es como un vicio, se me escapa de las manos,
acéptalo que el soneto se termina.

Así y todo, hay una sombra muy dañina
que deniega una bondad más generosa
y a menos que se esfuerce rigurosa,

Puede arruinarte la macro economía
un cierre ostentosa y glamoroso
proyectará mis elegías a la cima.

«Piloto de combate» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Piloto de combate
Enrique German Martínez
Marino Poeta marinopoeta.com


Dedicada al heroico Aviador
Naval VGM
José (el Cacha) César Arca.
Sobre un hecho verídico

Escanear para escuchar recitado por el autor

Como Clíope (*) haría,
en el Olimpo Romano
hoy le canto con mi lira
a José Arca veterano,
virtuoso, franco y noble
un piloto de valía
es patriota correntino,
de legendaria bonhomía.
El clarín llamó a filas
por la Patria defender,
insulares territorios
que un imperio robó ayer.
Los valientes se alinearon
en su pecho no cabía
el orgullo de ser ellos
quienes prestos acudían.
También le canto
a Picho Svendsen,(QEPD)
él se convirtió en hermano;
en esta Patria hoy partida
el unió lo que separan,
Que el Señor lo reciba
en la gloria que han forjado
así sean los vencidos
en la gesta que honramos
A José Arca de la mar
donde se había eyectado
Lo rescata Picho Svendsen,
que maniobra ha improvisado,
ni ensayada, ni probada
Ni sabida o conocida
Ni siquiera concebida,
Y no se halla en el manual,
Porque roza el heroísmo
y la locura temporal
con pizca de genialidad
que los grandes saben dar;
lo grandes como el Cacha
Y el Picho en lo eventual
pueden protagonizar
increíbles y ejemplares
actos que han de inspirar
Y alguno muy valiente
los pudiera emular.
La maniobra cual fue dicho
no está en ningún manual
ni en listado de prohibidas
porque es loca así sin más,
tan sólo de escuchar
los dientes te hacen castañear.
en fin y en definitiva
Al bravo, José Arca
que se estaba por ahogar
con pericia lo arrancó
de las fauces de la mar.
En maniobra que además
de no estar el manual
ni los yanquis la soñaron
en su guerra de Vietnam.
Nadie en su sano juicio
alucinando iba a pensar,
meter un patín en el agua
que Arca pudiera trepar.
Por esa Picho lo lloramos
impredecible y pasional.
cuando algo pretendía
su vida no iba a importar.
De los héroes un campeón
en la gloria merecida
que ganó en las Malvinas
en mil nueve ochenta y dos.
Parece absurda fantasía
destinada a fracasar
tocar con la panza el mar
y así lo rescataría.
Para ello Arca se quita
el salvavidas y al ganar
libertad de movimientos
pudo al fin alcanzar
La mano que le tendía
San Miguel (suboficial)
Fue quien lo ayudo a trepar
Lo ató así como pudo
Cual salame de Milán
Y le dio tantas cachetadas
Para que Arca no se durmiera
Que Arca estuvo ahí de preguntar
si lo habían rescatado
o estaba preso del rapaz
Hasta el mismísimo hospital
el éxito lo aclama al Picho
lo logró una vez más.
Había salvado otra vida
casi por casualidad
y el Cacha entra a la historia
de la Aviación Naval.
José Arca fue a la guerra
el Buen Señor lo bendecía,
lo guardó en sus santas manos
cuando el peligro se cernía.
la flota inglesa atacó en
en el estrecho de San Carlos,
Cacha diestro con sus armas
daño y confusión sembraba.
Con Mingo y el Loro
al Ardent lo vapulearon
estalló como artificio
en la mar lo sepultaron.
José no se conmovió
Ni celebró el resultado
Marcelo había caído
con su avión pulverizado.
Fue el blanco escogido
de un inglés terco y osado
disparando con cañones
como un desenfrenado.
Era Márquez quien volaba
a pocos metros a su lado
en el instante desgraciado
en que la gloria lo ingresaba.
Se hizo parte de la historia
en el sitial que se ha ganado
orlada inmensa memoria
Y por la Patria prohijada.
Nadie muere el día previo
aunque viva apresurado
tuvo suerte A. Philippi
su día no había llegado.
Dio aviso que su avión
había sido impactada
agregó que estaba bien
El A4? Condenado.

Invocando al Señor
Cacha ya había pensado
volar todo el canal
y al llegar al otro lado.
Desde allí cruzar el mar
perfil bajo indetectado.
pero ya tenía a un ingles
En la cola enganchado.
Disparando con cañones
destruyendo con cuidado
su brillante y lindo avión
que tanto había cuidado.
Por fortuna munición
se le agota al desgraciado
no tuvo otra triste opción
que el regreso indeseado,
Arca entonces decidió
en Puerto Argentino ser rescatado.
Por la torre de control
a su tiempo fue informado
aterrizar sería un suicidio
con su avión tan afectado.
A través de orificios
se ve el cielo encapotado
y el tren le han mutilado como
si eso fuese poco.

Eyéctese hágame el favor
no le queda otra opción,
hágalo con precaución
y tenga usted mucho cuidado.
José Arca fue a la guerra
y decisiones él tomó
se eyectó en la bahía
desde el pueblo se lo vio.

Cayó al mar muy despacito
y su lucha comenzó
el equipo con el agua
su peso multiplicó.

Se quitó todo superfluo
Para nadar con libertad
y llegar hasta la playa
sin el frio ignorar

No sabía que la playa
fue minada tiempo atrás,
para evitar el desembarco
sorpresivo de los SAS.

Bajo el cielo encapotado
un UH de Vietnam
se colgó en su vertical
para robárselo a la mar

No hubo caso con subirlo,
Mojado pesaba más
Sin el guinche de rescate
no lo iba a lograr.

Entonces Picho decidió
arriesgando mucho más
descendió hasta meter
una pata del sky
el Cacha ávido trepó
era su oportunidad,
San Miguel lo ayudo
Era un buen suboficial
no sin gran dificultad
casi el mar lo congeló.
Lo que sigue conocemos
porque lo he contado ya
con el tiempo Picho y Arca
fueron hermanos de verdad

EPILOGO
José Arca el aviador
su prestigio deslumbró,
en la guerra sus acciones
fueron oro que acuñó.
Patria altiva no olvides
entre valientes a un campeón
es capítulo en la gloria
su vida arriesgó en acción.
Argentina tu homenaje
Rinde a héroes: tu deber.
A tus hijos que conozcan
los ejemplos del ayer.
La memoria es para héroes
Y no es para vengar
De otra guerra las derrotas
En el campo militar.

  • Clíope: diosa olímpica de
    la poesía épica

** Poesía épica: es un
género el cual el poeta se queja o se lamenta por muertes o catástrofes

*** Aterrizaje forzoso cuando un avión se ve obligado a aterrizar por estar degradadas sus actitudes de vuelo.

«Partitura divina» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Partitura divina
Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Hay luz brillante
en tus ojos abiertos,
despiertos.
Tu alma en vigilia
esplende tus versos.
Las brisas reparten
tu arte sin prisa,
flotando en el aire
se merecen tus risas,
se vuelven canciones
con las melodías
en cuerdas virtuosas
que estaban dormidas.
Tu mano tamiza
las notas mas finas.
El viento las lleva
muy lejos y olvida
de dónde ha traído
partituras divinas.

«Hoy eres poesía, cumpleaños Tere» por Enrique Germán Martínez marino poeta

HOY ERES POESÍA, CUMPLEAÑOS TERE

Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

En mi mente siempre fuiste poesía,
hoy al alba me sopló un duende bueno,
en voz queda, en secreto y muy sereno
nuevos versos que un soneto componían.

Eres poema porque tienes melodía,
de amor tu corazón ya estaba lleno,
inspiración tu vida abunda a pleno
todo lo bello es pasión que te ornaría.

Aun me queda en la pluma fantasía
y la alegría de escribir versos supremos,
para llorar y al momento reirías,
es lo más grande del lirismo ya sabemos.

Y aun preguntas porqué eres poesía?
mira al espejo cuando lees y entenderías..

«Soneto especial y elogioso a una dama esplendida y misericordiosa» por Enrique Germán Martínez marino poeta

SONETO ESPECIAL Y ELOGIOSO
A UNA DAMA ESPLENDIDA
Y MISERICORDIOSA

Enrique Germán Martínez
Marino poeta

Escanear para escuchar recitado del autor

Rumbosa dadivosa y liberal,
el arte te agradece por su parte,
cuan magnífica y espléndida compartes,
sea tu oro o simpatía por igual.

Eres dama amorosa y pasional
no cabe en ti el demonio de enojarte,
sólo me resta con el alma adorarte
agradecido en lo insensato y lo formal.

Cuando el tiempo verifique tus aciertos
mi poesía vuele alto en el cielo,
todo sea alegría sin duelos.

Sea tu nombre un soneto inolvidable
un ejemplo palpable
de quien sólo la belleza era un desvelo.