Destacado

«En playas de poesía» por Enrique Germán Martinez marino poeta

«En playas de poesías»

Enrique Germán Martínez marino poeta

en playas de poesías

Fui Marino cuarenta años
y Consultor de Recursos Humanos,
luego hechos inesperados
similares a un naufragio,
en hermosas playas de poesías
suavemente me depositaron.

Soy náufrago de las rimas
mi cancerbero es el mar salado,
soy petrel que no vuela lejos
pero puedo subir bien alto
y escuchar las rimas secretas
que brisas y vientos las vuelven cantos.

En la Marina he atesorado
cuanto tengo, soy y valgo.
al decir: “te dí mi vida”
Ella sostenía: “estamos a mano”.
Satisfacciones por doquier
envueltas en afecto llegaron
reconocido por superiores,
pares y subordinados

Oh Dios, que sigan conmigo
en la senda de flores me has trazado.
Así mi esposa e hijos
capeando sus tempestades
navegaron en conserva
tras mi navío pleno el velamen
que no siempre achicó el paño
para aguardar a los rezagados.

Fue un ingrato comportamiento
que no condice con cuanto he amado
a la esposa paciente y noble
que esta vida me ha entregado
y los hijos más parecidos
a los sueños que yo he soñado

Pasó todo una vida
y hoy es tiempo de siega y canto,
si sabemos cosechar y guardar para
otros años
luego podremos mirar atrás
y dar con orgullo el próximo paso.

A mis amigos queridos y buenos
que me alzaron en sus brazos,
a veces cuando caía
ya sin fuerzas, extenuado,
a ellos todo mi cariño
por su amistad de tantos años.

Hoy los espero allá en mi isla
feliz de haber naufragado,
donde las aves celebrarían
jubilosas hoy mi cumpleaños.
Es mi refugio donde me inspiro
y mi vida se escribe en canto
mis memorias dirán un día
quién fui yo y también qué tanto.
Si omitimos nimiedades y
mis tristes desencantos
todo escrito será verdad
y toda verdad amor,
yo se los garanto.

images

«Profecía, rogar y soñar» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Profecía rogar y soñar
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por el autor

Si fuera un poeta
de fama y renombre,
cantaran mis letras
compás musical,
si el mundo pudiera
pasiones del alma,
guardar en sosiego
y devotos rezar.

Agudos vocablos
Y rimas inquinas,
serían memorias
de tiempos atrás,
poemas serían
angélicos himnos,
benditas sus letras
sólo amor y paz.

Más urden las mentes
innoble objetivo
intento furtivo
de dominación ,
ciudadanos no habremos,
vasallos seremos
y un ramplón dirigente,
de conducción incapaz.

No dejes que mienta
El Foro en San Pablo,
será el querellante
de toda acusación,
la América pobre
en perpetua condena,
será eterna la pena,
sin redención ni perdón.

Los hijos partieron
la Patria está hueca,
no suenan clarines
al alba brillar,
no hay voces viriles
Jurando banderas,
no hay salvas que truenan
Sol de Mayo a honrar.
No hay dianas de gloria
un relato es la historia,
Venezuela y Cuba
arquetipo a imitar.
Se robaron los bienes
Y escasos caudales,
las reservas finales
en el Banco Central.

Al fin se robaron
la historia y la gloria,
nos dejaron sin nada
y sin libertad.
No parece haber sido
Pueblo tan bien nacido
solo ven un camino:
rogar y soñar.

Epílogo

Te daré una esperanza
valiente Patriota,
el albur no se agota
en anunciado final.
Aunque cante el profeta
tuerce el brazo al destino,
no le ruegues tu sino
¡muere antes de soñar!

«Amantes y sonrisas»

Escanear para escuchar recitado

Amantes
Anastasia Beunza


Quiero que llegue la noche.
Que se detenga el tiempo.
Que se cumpla el ocaso
para sentir tu cuerpo.
Refugiarme en tus brazos.
Descubrir el secreto.
Pero sobre todo,
quiero, amor mío,
recuperar la mirada
que hace tiempo
has perdido.
A.B.

Sonrisas
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Amo la luz
del día,
que es lumen
de mi poesía.
Amo el tiempo
que corre tras la vida,
también el ocaso
que mis ojos extasían.
Te amo a ti,
íntegra,
y de tu cuerpo
tu regazo,
es donde acaso,
por siempre,
me quedaría.
Pero lo que más quisiera,
es que otra vez sonrieras
como antes,
mi amor,
lo hacías.

Marinopoeta.com

«Los filamentos de la medusa» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Los filamentos de la medusa
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

Mi mente alucina a contrapecho
sueños que se tornan realidades.
Escondo temeroso entre verdades
Jirones de poemas al acecho.

Quisiera confesar cuanto haya hecho
En versos que ignoren levedades
también maldecires y ruindades
cual filamentos de medusa en tu lecho.

Pero siempre de éstos sueños aún maltrecho
con esfuerzo a la vigilia he regresado,
a nadie mis razones he explicado

aunque el motivo sea “in péctore” un sospecho.
No rindas tu espada, hincha tu pecho,
defiende cuanto hubieres conquistado.

«El sendero» por Enrique Germán Martínez marino poeta

El Sendero
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Poetización de una prosa de Mónica Modera

Escanear para escuchar recitado por el autor

Angosto el sendero
Infeliz la jornada,
golpea con fuerza
el viento en mi cara,
feroz aguacero
arrastra guijarros,
no olvides que restan
las trampas de barro.
La luz resplandece,
Ilumina mis metas,
mis sueños guarnece
de falsos profetas.
Pimpollos nacieron,
seguros hoy crecen.
Quería seguir
aunque mucho
me cueste,
soñar fulgurante
sus triunfos presentes,
verlos refulgir
como cuerpos celestes.
Mi vida serán
sus sueños mis sueños.
Diamantes en bruto
tesoros sin dueño.
Mirando hacia lo alto
me hinco en el suelo ,
encomiendo al Señor,
ellos son cuanto quiero.

PROSA DE MÓNICA

«Viajar, soneto andante» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Viajar, soneto andante
Enrique Germán Martínez Marino Poeta

escanear para escuchar recitado por el autor

Viajar es el navegar del alma errante,
es eterna singladura de utopías,
es soñar desde el alma donde irías,
regresar de horizontes muy distantes.

Arribar donde nunca has ido antes,
es hollar con tus pies donde querías,
es cual expiar un pecado que escondías,
perdonándote
indulgente y tolerante.

Viaja cuanto ansías, incesante,
sea invierno, verano, noche o día
explora cuánto existe en lejanía

mas regresa a quien te quiere, dama andante

No te vuelvas foto antigua
ajada y fría
sé el calor de itinerante lozanía.

«Invocación a Nuestra Señora del Carmen» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Invocación a Ntra. Señora del Carmen
30 Aniversario Curso de Guerra Naval
Promoción XL
Por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

Radiante Señora de amor insondable,
tu manto proteja a tus hijos piadosos,
que cantan devotos sentir inefable
y elevan al cielo sus himnos grandiosos.

De horizontes lejanos con fe indomable,
en tanto locales respondieron gozosos,
refulgen brillantes con luz perdurable
los cuatro que lo alto llamó presurosos.

Domingo un mártir audaz valeroso,
Macarena una dama tan fina y afable,
Trini fue simpatía y amor generoso
bueno y noble Ricardo, eras indispensable

Treinta años vividos y en reunión amigable,
por el Curso de Guerra, blasón muy honroso,
distinguidas y nobles sus carreras loables
en sus profesiones destacaron virtuosos.

La jornada en la Armada fue feliz privilegio
ni el pan ni el amor eché nunca de menos,
tomaste mi diestra al cruzar los desiertos,
la oración más sublime la rezo en silencio.

Te agradezco Señora cuanto soy te lo debo
generosos mis años, felices e intensos
en sagrada patena a ti lo entrego
cuando llegue mi día llévame a tu reino.
Señora del Carmen de amor encomiable,
bendice este grupo audaz valeroso,
es jornada feliz de reencuentro amistoso
un día dichoso y a la vez memorable.

«Volveré a buscarte» por Enrique Germán Martínez marino poeta

VOLVERÉ A BUSCARTE
Por Enrique Germán Martínez Marino Poeta.

Dedicado a Gabriela.

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

Eres bella sin atenuantes,
más hermosa que un jardín florido,
Eres suave como el viento Alisio,
Eres serena como arroyo en su remanso.
Volveré a buscarte en la próxima vida,
te encontraré adonde quiera que hayas llegado,
te haré reina en mis poesías,
cuando Diosa olímpica, serás un ser alado.
En las épicas, invencible heroína,
Y en las eróticas serás pecado,
tu vida real no será elegía,
más bien será dulce fantasía.
recorrerás el mundo en recitados
y llevarás belleza a todos lados.

«Abjuros, soneto admonitorio» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Abjuros, Soneto admonitorio
Enrique Germán Martínez, Marino poeta


A los cinco

Escanear para escuchar recitado por el autor

Quisiera escribir con palabras maduras
verdades ocultas con celo y desdén,
relatos falaces que ya no remuerden,
la historia es osario de tramas impuras.

El averno recita con voz ronca y oscura
falacias que inculpan a mansos y justos
por hechos que causan a rectos disgusto
porque ignoran verdades en terca postura.

Honor y buen nombre no es parte en mis dudas
triunfaron sus vidas, perdonaron augustos,
mostraron grandeza sin gestos adustos.

Hoy debes creer, no hagas más conjeturas
¿Dejarás esta vida con ese regusto,
o te irás con el alma en prístina frescura?

Nota: abjuros son los que renuncian a una creencia, sobre todo religiosa, o una doctrina.
En este caso le he endilgado el calificativo a la P100 negacionista


«Aylin triunfadora» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Aylin triunfadora
Enrique Germán Martínez Marino poeta


A Aylin en su cumpleaños de quince

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

¿Qué pasa que han cortado
el acceso y 2 carriles
y los tigrenses de a miles
se van todos para Victoria
en un ambiente de euforia
vestidos para dominguear?
Dicen que habrá un gran festejo,
será un día para la historia,
un gran baile que en la memoria
como en un bronce va a perdurar.
Será recuerdo imborrable
de haber bailado en la gloria
sin la cana y sin ninguna custodia
que vengan tercos a fastidiar.
Ya sé que la poesía
es verso en fantasía
y cuanto he imaginado
no es lo que va a pasar.
Pero al cumplir sus quince años
Aylin se lo merece
en la escuela ha destacado
y la bandera en el hombro
con orgullo hizo flamear.
De fiesta un día entero
Carnaval carioca y tragos ligeros,
y a la noche piyamada
con guerra de almohadas para terminar.
Aylin que en tu vida seas una buena persona
Y en lo que emprendas seas exitosa
Te lo desea este poeta,
Que seas una certera saeta
Lanzada al centro de un blanco
Solamente para triunfar.

«Soneto a la furia» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto a la furia
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

La furia no es un simple sentimiento
la acompañan dos demonios del averno:,
venganza y promesa de odio eterno,
en violencia, furia pone el acento.

Es la furia es un rugido sin aliento
que se ahogó en su enojo sempiterno,
su linaje es oscuro y subalterno,
parió crías furiosas de nacimiento.

Tanto encono rencoroso y virulento
dio sus frutos en la ira, magno intento
que hoy campea en la justicia y el gobierno.

Es vedette y en las defensas argumento.
En tus mares bonancibles queda atento
Y mantén lejos el enojo y sus intentos.