Destacado

“En playas de poesía” por Enrique Germán Martinez marino poeta

Fui Marino cuarenta años
y Consultor de Recursos Humanos,
luego hechos inesperados
similares a un naufragio,
en hermosas playas de poesías
suavemente me depositaron.

Soy náufrago de las rimas
mi cancerbero es el mar salado,
soy petrel que no vuela lejos
pero puedo subir bien alto
y escuchar las rimas secretas
que brisas y vientos las vuelven cantos.

En la Marina he atesorado
cuanto tengo, soy y valgo.
a mi decir: “te dí mi vida”
Ella sostenía: “estamos a mano”.
Satisfacciones por doquier
envueltas en afecto llegaron
reconocido por superiores,
pares y subordinados

Oh Dios, que sigan conmigo
en la senda de flores me has trazado.
Así mi esposa e hijos
capeando sus tempestades
navegaron en conserva
tras mi navío pleno el velamen
que no siempre achicó el paño
para aguardar a los rezagados.

Fue un ingrato comportamiento
que no condice con cuanto he amado
a la esposa paciente y noble
que esta vida me ha entregado
y los hijos más parecidos
a los sueños que yo he soñado

Pasó todo una vida
y hoy es tiempo de siega y canto,
si sabemos cosechar y guardar para
otros años
luego podremos mirar atrás
y dar con orgullo el próximo paso.

A mis amigos queridos y buenos
que me alzaron en sus brazos,
a veces cuando caía
ya sin fuerzas, extenuado,
a ellos todo mi cariño
por su amistad de tantos años.

Hoy los espero allá en mi isla
feliz de haber naufragado,
donde las aves celebrarían
jubilosas hoy mi cumpleaños.
Es mi refugio donde me inspiro
y mi vida se escribe en canto
mis memorias dirán un día
quién fui yo y también qué tanto.
Si omitimos nimiedades y
mis tristes desencantos
todo escrito será verdad
y toda verdad amor,
yo se los garanto.

images

Destacado

“MARINO Y POETA” por Enrique Germán Martinez marino poeta

Marino y poeta

No es toda mi historia,

guardo en mi memoria

más cosas inmensas.

escanear para escuchar poesía recitada por marino poeta

 

Amor y familia,

es lo que más cuenta,

en el saldo sin renta

que está a conformar.

 

El día que cierre

el Remito en mi vida,

que sea “masiva”

el saldo a pagar.

 

“Masiva” conciencia

 en todos mis conocidos,

 que fui sólo un marino

y un poeta o juglar.

 

Yo quise en mi vida

 dejar reflejado

 y en letras guardado,

 mi amor sin igual.

 

A mi esposa e hijos,

familia y amigos,

que serán testigos

de esta gran verdad.

 

Que todos verán

esta rima en mi nombre,

y nadie se asombre

¡soy Enrique Germán!

 

“César y su general” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Cesar y su General
Enrique Germán Martínez
Marino poeta

A quienes hoy viven situaciones similares

Escanear para escuchar recitado por el autor

Sentíase triunfante y airoso
general del imperio y legiones,
cargado de cuantiosas ambiciones
al ágora cansino y cauteloso,
ha ingresado por su lauro victorioso.

Un millar de pulgares hacia el cielo
lo esperan con el ansia contenida,
se estremecen de su sombra tan temida
que resplandece ante el tesoro del vencido.

Un lecho de flores le han tendido
Que ignora en sus sueños abstraído
Y sobre cual su corcel parsimonioso
el más brioso y hermoso de los pintos
que ni César en su tropilla ha tenido.

Va hollando y cargando inmensa gloria
que en la lid y en su ley ha obtenido,
en la pica la cabeza del vencido,
arrastrando la espada que ha partido
al rendirla esperando su clemencia
1.
De su carro de combate se apea
brilla al sol su capa blanca y sus gemas
que corona en rojo sangre la transversa
Crista solo de nobleza y jerarquía.

Su galea en oro y plata refulgía
Las cáligas solo sangre se veía,
un detalle que Cesar apreciaría
en su honor sobre yacientes caminado.
El tahalí de cuerpo entero lo ceñía
soportaba clípeo bronce muy pulido
y su espada tenebrosa “et pupillos”
sphatarius era el gladius del Romano.

Cesar Augusto, en su mente rechazaba
que un soldado por su pueblo sea querido,
respetado y como líder sea seguido.
“No son estos intereses de mi reino.
He de borrar de las mentes su recuerdo
Se irá pronto a las fronteras del imperio
O marchará con las cohortes de los muertos.

NOTA. César Antonio augusto Comodo murió a los 31 años asesinado por un esclavo lilberto que lo ahorcó al fallar su intento de envenenarlo

“Sin rencores se fue” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar poesía recitada

Al cerrarse tus ojos las rimas callaron
despertaron los sueños de quimera ilusión,
encendieron candiles y en rostros transidos
sutiles con rastros de pena y dolor

Lloró largamente el ceibo ya viejo,
lloró el Eucaliptus que él mismo plantó
con sus jóvenes manos tersas y lozanas,
también a flores pequeñas tristeza embargó.
.
Lloró a cielo abierto el roble muy fino
De Europa traído, lloraba de pie,
sus deudos testigos consuelo perdido,
Y el pino que siempre gustó a Papá Noel.

Lloraba la vida perder su partida,
eterno destino que habrás de entender,
lloraron sus mares surcados de estelas
mas siempre una de ellas fue rumbo a volver.

¡Lloró también el poeta y que raro!
no lloran, sino que hacen llorar…
pero este poeta sabía en su alma
que quien se ha ido no habría uno igual.

Se acabaron los días de esperanzas eternas,
Ya no son infinitos horizontes que ves,
ya baten rompientes cual tambores advierten
está cerca la playa donde espuma has de ser.

Nos iremos de a uno sin aviso ninguno,
ya no habrá apenados en postrero acaecer
cuando frio esté el mármol y el bronce gastados
seremos de historia una letra, tal vez?

De aquello que dejas y no se ha vendido
Si aun tienes pendiente cristiano deber
reconcilia tu alma y de ti siempre digan
“alcanzó sus victorias sin rencores se fue

“Estirpe de Gloria” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Estirpe de gloria
Enrique Germán Martinez
Marino poeta

Dedicado a los 44

Escanear para escuchar poesía recitada

Hoy el Alba me inspira un poema imponente
en reflejo naciente del sol al brillar,
recuerdo de glorias laurel en la historia,
corona a valientes de furia del mar.

Cuarenta y cuatro, ejemplo en virtudes que honran
los nobles marinos para cultivar
son bronce sin mancha ni mácula alguna
son la estirpe más pura del hombre de mar.

No alcanza mi verba la augusta estatura
a que ellos crecieron y hoy son fulgurar,
no tiene el poeta palabras radiosas

con brillo y nobleza ponerse a la par.
Los cuarenta y cuatro son hermanos e hijos
Que el cielo bendijo para perdurar.

“Saldando cuentas” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Saldando cuentas
Enrique Germán Martínez marino poeta

Cuando amine esta tormenta
y la pandemia haya concluido
no habremos redimido
ni un pecado de la cuenta.

El perdón buscas a tientas,
si no te has arrepentido,
ya expiarás lo cometido
cuando reces penitencia.

No está limpia tu conciencia
aunque mucho hayas sufrido
no te des por eximido

no es gratis la clemencia.
Y aun sigue desvalido
el pobre viejo en el mercado.

“Soneto a un sueño” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto a un sueño
Enrique Germán Martínez Marino poeta

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es soneto-a-un-sueno.png


Quisiera no escribir más poesía,
ni mezclar sobre un lienzo otro pigmento,
busco matiz incógnito al momento
y una palabra que en silencio sea leída.

Quiero pintar con sagrada maestría
el profundo secreto en cada verso,
que ilumine el umbrío universo
con el don de la belleza que extasía.

Sólo así mi poesía más laureada,
opinada tanto por legos y expertos
y mi pintura bajo techo y cielo abierto

con aprecio y generosa sea valuada.
El poeta de su obra ignorada
soneteando sueña fama, así sea muerto .

“Versos en familia” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto Versos en familia
Por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Escanear para escuchar poesía recitada

Versos entre amigos y en familia
Es el sereno palpitar de los afectos,
es la mansa comunión de predilectos
que entre rimas se perdonan y concilian.

No se trata de flagrante bibliofilia,
ni de fobia refractaria de un abyecto,
Son amantes todos ellos de los textos,
en sagrada conexión guardan vigilia.

Si quisiera de mis versos en comillas,
conocer tanto valía como efecto
debería en el Google bien directo

inquirir cuántas visitas hoy afilia
el Marino Poeta en su casilla
¡40.000! entre familia y afectos

“Cuarto soneto gratificante a una dama en vías de ser menesterosa” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Cuarto soneto gratificante a una dama en vías de ser menesterosa

Enrique Germán Martínez marino poeta

Beso hincado tu mano agradecido,
no cejas en continuo apoyo al arte,
eres única , al punto que clonarte,
sería previsor y precavido.

Me disgusta tener algo repetido
pero así tendrías cortas vacaciones
sin afectar en calidad las inversiones
que son vicio del poeta “enriquecido”

Es Plan Social de “derecho adquirido,
si lo quitan un programa de sanciones
descargará sus oscuros nubarrones.

Solo elegías tu tristeza ahondarían
Ya no habría efectivo ni cupones
Y mi lira callaría sus canciones.

“Escucha a la luna” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soy un hilo refulgente
Arrancado de la luna
Lo tome tan
de repente y al amparo
en noche oscura
En qué ella dormitaba
Triplicando su hermosura
Soñando enamorada
Que flotaba en la laguna
Le conté mi vida entera
Con detalles a conciencia.
Milenaria y muy sabia
Contestó serena y buena.
El génesis no niega
predestina o condena,
Todos llegan a esté mundo
Sin saber ni posesiones
Lo que hagas de tu vida
Nace de tus decisiones
No endilgues a los dioses
Tienes libre tu albedrío
Y los destino a que arribas son el fin de tus caminos
no Dioses del Olimpo
Eres tú quién los escoges
Mira un poco hacia adentro
Y no Tanto hacia los dioses
Y no hemos de negarlo
Al costado No se mira
Toda culpa en tu vida
Hoy sólo tuya amiga Mía
No te has quedado sin nada
El cielo Nada te negó
Tienes tantas cosas buenas
Como malas sabe Dios
Aun te queda Gran Reserva
De saber y de ambición
No permitas que se apaguen
Úsalos ya desde hoy
¿Enemigos solapados
y traidores quiénes son?
Vivo yo aquí en la luna
pero tonta yo no soy se ve todo muy claro
Desde la órbita en que estoy
No tienes lobos acechando
Y te juro hoy por hoy
Hay un ángel que el cielo Santo
Ha enviado sólo para vos
y le ha dicho que no vuelva
Hasta verte triunfando
Y encaramando tu vida
lo más alto cual debió
Ser así en el principio
Aunque es bueno empezar hoy.
Y del Ángel No te olvides
Que lo ama el señor
Es su bella creatura
No lo hieras Cuídalo
Como a un hermano bueno
Porque eso hay en su corazón

“Día santo” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Día santo
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Mi fe, a veces tambaleante
se vuelve diáfana y estable
robusta inquebrantable
Y prosigo cual devota caminante.

No ocurre en un instante,
somos pecadores y culpables
Y puede trascendernos inefable
un día con sentido relevante

Soy una hoja que vuela incesante
en el viento bravío abominable
y soy con la roca comparable

cuando mi alma renovada e implorante
Un día santo se atraviesa iluminante
Señor gracias soy tu esclava muy fiable

“Marcha canción unión nacional” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Marcha canción unión nacional

Enrique Germán Martínez marino poeta

escanear para escuchar recitado

Ha nacido nueva estrella,
refulgente más que el sol,
en el novel firmamento
de la fragua es el crisol.

Gesto altivo en la mirada
desafiando corrupción
no hay impuro esta alborada
es excluyente condición.

Restauremos la pasión
Que los hombres del 80
Con trabajo épica gesta
Orillaron gran Nación

Estribillo
Ha nacido nueva estrella,
refulgente más que el sol,
en el novel firmamento
de la fragua es el crisol.

Los valores olvidados
Son un sueño e ilusión
Que nos guía en el ejemplo
rectitud y conducción.

En el Centro Liberal
un gigante se plantó,
Y en arenga estentórea
A Argentinos convocó

Estribillo
Ha nacido nueva estrella,
refulgente más que el sol,
en el novel firmamento
de la fragua es el crisol.

No haya más brecha insolente
ni agravante desunión
Patriotismo omnipresente
Compromiso es el honor

Libertad salud trabajo
Dialogo y educación
En el centro nueva estrella
Rutilante es su fulgor

Estribillo
Ha nacido nueva estrella,
refulgente más que el sol,
en el novel firmamento
de la fragua es el crisol.