Destacado

“En playas de poesía” por Enrique Germán Martinez marino poeta

Fui Marino cuarenta años
y Consultor de Recursos Humanos,
luego hechos inesperados
similares a un naufragio,
en hermosas playas de poesías
suavemente me depositaron.

Soy náufrago de las rimas
mi cancerbero es el mar salado,
soy petrel que no vuela lejos
pero puedo subir bien alto
y escuchar las rimas secretas
que brisas y vientos las vuelven cantos.

En la Marina he atesorado
cuanto tengo, soy y valgo.
a mi decir: “te dí mi vida”
Ella sostenía: “estamos a mano”.
Satisfacciones por doquier
envueltas en afecto llegaron
reconocido por superiores,
pares y subordinados

Oh Dios, que sigan conmigo
en la senda de flores me has trazado.
Así mi esposa e hijos
capeando sus tempestades
navegaron en conserva
tras mi navío pleno el velamen
que no siempre achicó el paño
para aguardar a los rezagados.

Fue un ingrato comportamiento
que no condice con cuanto he amado
a la esposa paciente y noble
que esta vida me ha entregado
y los hijos más parecidos
a los sueños que yo he soñado

Pasó todo una vida
y hoy es tiempo de siega y canto,
si sabemos cosechar y guardar para
otros años
luego podremos mirar atrás
y dar con orgullo el próximo paso.

A mis amigos queridos y buenos
que me alzaron en sus brazos,
a veces cuando caía
ya sin fuerzas, extenuado,
a ellos todo mi cariño
por su amistad de tantos años.

Hoy los espero allá en mi isla
feliz de haber naufragado,
donde las aves celebrarían
jubilosas hoy mi cumpleaños.
Es mi refugio donde me inspiro
y mi vida se escribe en canto
mis memorias dirán un día
quién fui yo y también qué tanto.
Si omitimos nimiedades y
mis tristes desencantos
todo escrito será verdad
y toda verdad amor,
yo se los garanto.

images

Destacado

“MARINO Y POETA” por Enrique Germán Martinez marino poeta

Marino y poeta

No es toda mi historia,

guardo en mi memoria

más cosas inmensas.

 

Amor y familia,

es lo que más cuenta,

en el saldo sin renta

que está a conformar.

 

El día que cierre

el Remito en mi vida,

que sea “masiva”

el saldo a pagar.

 

“Masiva” conciencia

 en todos mis conocidos,

 que fui sólo un marino

y un poeta o juglar.

 

Yo quise en mi vida

 dejar reflejado

 y en letras guardado,

 mi amor sin igual.

 

A mi esposa e hijos,

familia y amigos,

que serán testigos

de esta gran verdad.

 

Que todos verán

esta rima en mi nombre,

y nadie se asombre

¡soy Enrique Germán!

 

 

 

 

 

 

“El pollito que se gastó” por Enrique Germán Martínez marino poeta

El gallo que se gastó, O estampas en la vida de una Santa Viejecita”
poesía risueña

Pío, pío Teresita
yo era un gallo muy feliz
60 años me lustraste
ahora pollito he de morir.
Repasando tantos años
en mi mente sueño el mar,
Mar del Plata tanto tiempo
y yo brillaba sin cesar.
pero en tránsito hacia pollo
comenzaba yo a mutar.

En Ushuaia doy fe a nadie,
le importaba algún brillar,
sólo el sol cuando salía
aunque la nieve brilla más.
Fui gallo bacán en Chile
quieras que no, gallo serás,
yo fui gallo, pollo y gallo
o sea un bicho singular.
El maíz que yo comía
lo pagaban sin chistar,
no sé de dónde venía
mas no lo he vuelto a probar
ni que hablar de los traslados:
…el Mercedes, Perkins, right?
Hubo años muy felices
otros que lloré a morir,
difícil para un pollo
que no tiene ni nariz.
A tu hijo lo recuerdo
muy conspicuo y formal,
y cuando andaba sin careta
Benny Hill con satanás!
Era sabio su perfil
un gran hombre a respetar
y un médico especial ,
Dios lo puso en su hospital
para Él y nadie más.
Hoy vivo con un poeta
qué Marino fue feliz
luego en Recursos Humanos
su segundo sonreír
poeta y dibujante
no se puede predecir
A que altura del Parnasso
su lira se habrá
de oír

Teresita ya no lustres a tus pollos por placer
Recuerda que eran gallos
Dales chance de crecer

“El Austral” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Todas las pinturas se encuentran en venta, y se realizan por encargo. Consultar por privado 1560061267.

El velero ARA el Austral fue construido en el año 1930 para el woods Hole oceanographic institute de la costa oeste de los Estados Unidos .USA lo uso hasta el año 1968 en que se lo vendió la Marina argentina. Se lo transfirió a un precio simbólico de $3000 la marina lo recibió y estaba en bastante mal estado. Pasados tres años o cuatro decidió hundirlo porque no servía para nada. La prefectura se lo pidió a la Marina, ellos lo guardaron durante 30 años y luego lo pusieron cero kilómetro y ahora es el buque de investigación científica Hussey

“Soneto a Felipe, un gato que se distingue” por Enrique Germán Martínez marino poeta

A Felipe, el dueño de Mathi y Flopi

Felipe nació en solar de Palermo
la abuela de Mathi lo fue a recoger
cuidó de educarlo en un fino saber,
y si bien cartonea mucho lo queremos.

Más bien es un gato hablador y amable
tampoco es ruin, peligroso o ladino,
¡es tan cuidadoso! no ha sido dañino,
es muy cariñoso es feliz y afable.

Concluyo afirmando que es un personaje
de modos pulidos cual casa Real,
habrá sido príncipe o tal vez un paje

En vidas pasadas no le ha ido mal.
Felipe, sé bueno tú me has de ayudar:
Mathi y Flopi …¿no me querrán adoptar?