“Joaquín y sus soles” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Una idea de Ana Filippi y Joaquín Martínez

Una bandera con muchos soles
sueña Joaquín con tierna ilusión,
grandeza es luz en sus dos colores
al nacer la Patria fue promisión.

Refuljan soles en las conciencias
no haya más riñas ni terco rencor,
se cierren brechas y sus violencias
seamos pueblo sin más que amor.

Joaquín aún sueña con tantos soles
su abuela Ana le prometió
con sabiduría y sin resquemores
guardar esperanza sin vacilación.

Un día vendrán de los cuatro vientos
a que se debe tanto fulgor,
será edén la Patria del cuento
con que Ana Abuela nos deleitó

“Eres luz” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Para qué vivir errante en la penumbra
si tanto resplandece el firmamento,
para que ser una sombra vagabunda
que agoniza agotados sus intentos.

Para qué ser calmo río de llanura
que exaspera parsimonioso y lento,
si has podido con tu furia y tu bravura
desafiar a los mares y a los vientos.

Para qué ser un rescoldo moribundo
que agoniza bajo nieve en triste frío
si tu puedes ser un fuego que abrasa
como sol que al desierto ha descendido.

La vida te responde sin falacias
con espíritu de bienaventuranzas
eres luz, eres hoguera y avalancha,
y luminaria que ilusionas y esperanzas.

“ERES PARA MI” Por Enrique Germán Martínez

A mi esposa al partir de viaje

Eres el agua salobre de mis mares,
eres el sol de mi puro y azul cielo,
eres la estrella brillante en mi universo,
y no habrá nada a ti que se compare.

Eres el aire que respiro sin saberlo,
Eres la luz de mis ojos cuando se abren,
Eres canción que acompaña mis silencios,
Eres la vida que fluye con mi sangre.

Pero eres libre de partir alguna tarde,
Si en algún otro horizonte te reclaman,
Soñaré que el vacío que dejaste
Es tu esencia y volverás a sublimarte

“LEJOS DEL INVIERNO” (Título original de Lilian Viacava) por Enrique Germán Martínez marino poeta

Poesía dedicada a Lilian Viacava La Dama de la Poesía, a modo de comentario para honrar sus hermosas letras que llevan por nombre LEJOS DE INVIERNO, a quien admiro por estar ella en lo más alto de los sitiales de Parnassus.

Lejos del frío invierno
El cálido brillo del verano intenso
Irrumpe joven e impetuoso
Con su calor a apagar los vientos
y secar los charcos fríos
a la sombra de floridos ceibos
y habrá de llevará mi amor
hasta ti en tu hielo eterno…

Irá hasta tu montaña
Donde, umbría y en triste encierro,
aun no has comprendido
que es verdad cuanto yo te quiero
y fue aquel un pecado viejo
que está olvidado hace ya tiempo
que mis gestos reivindicaron
pedí perdón y de él me arrepiento
.

Ven conmigo al cálido sol
que afuera hay un verano intenso
deja que te haga sentir amor
y renazcan tus sentimientos
serás dueña de mis poesías
y reinarás en mis pensamientos
serás mi flor fresca que ha nacido
para iluminar un verano nuevo.

Comentario adicional al poema de Lilian
Por haber sido marino durante cuarenta años valoro especialmente estas hermosas frases ,todo el sabor del mar y el erotismo que sugieren.

venciendo la distancia de tu cuerpo y mi cuerpo
entrelazando piernas como jarcias al viento
en un mar de pasiones donde ancla el veler
o.

Un jadeo de olas en los mares desiertos
acompasan las ansias de una pasión sin tiempo
que se agita en la dicha de un encuentro certero
.

No tengo estatura literaria para felicitar a La Dama de la Poesía, pero la admiro como mariopoeta.com y una felicitación es lo más espontáneo y apropiado que brota de todo mi ser.

“De haber yo sabido” por Enrique Germán Martínez marino poeta

De haber yo sabido
hubiera ido al cortejo,
una flor en mi mano,
una rima en recuerdo ,
una lágrima seca,
un reflejo en mis ojos,
tu nombre en mi ruego,
un abrazo eterno,
hasta las puertas del cielo.
Pero hoy he sabido
que en otro cortejo
el que yo encabezaba,
ocurrió hace un tiempo
en la mente de quienes
no sueñan mis sueños,
es por eso no supe
y me excuso sincero,
de no haber yo sabido
en mi olvidado destierro,
que tú en camino,
ya estabas viniendo,
te estaría esperando
con mi galas y aperos,
recitando este verso,
le pido a las brisas,
también a los vientos
que te lleven mis rimas
hasta el fin de los tiempos