“Soneto a un Chimango de navío” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto a un Chimango de navío
Enrique Germán Martínez marino poeta
A Francisco Savino en su cumpleaños

Feliz cumpleaños, amigo navegante,
unes orillas y sus puertos con acierto
eres de veras un marino muy experto
y un amigo a no dudar preponderante.

Tu virtud es regresar siempre triunfante
con tu barco y tripulantes a buen puerto,
has dejado a más de uno boquiabierto
por hazañas de tu épica flotante.

El chimango es un ave muy constante
de aquerencia inquebrantable eso es muy cierto,
fue el motivo de un feliz eterno injerto

en la 100 llegaste en un vuelo rasante.
Y por motivos tan injustos y frustrantes
¡fuiste Chifrus un chimango encubierto!

“Noble Zurubí” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Noble Zurubí
Canción Marinera
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Tus estelas dicen Patria
perla blanca, gema austral,
joya en la Bahía Grande
bautizó ancestro Yagan.

Tu imagen ya es paisaje
noble, firme y tenaz,
Zurubí bravo linaje
y firme personalidad.

Legendario tu recuerdo
por tu celo al patrullar,
el espíritu y la letra
de tratados custodiar.

En pasajes y canales
temerario incursionar,
fiera audaz lancha furtiva
de incansable trajinar

Quiera el cielo siempre joven
y a flote siglos más,
legendarias finas líneas
tienes mucho que enseñar.

Zurubí escribió historia
desde humilde custodiar,
acunada por tu gloria
es tu tiempo descansar.

¡Pobladores y marinos
nunca te han de olvidar!
vives en sus corazones
del confín Ushuaa austral

El autor de esta poesía fue comandante de la
Lancha Patrullera ARA ZURUBI en el año 1973

“Palabra empeñada” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Palabra empeñada
Por el contralmirante (P100)
Enrique Germán Martínez

Escanear para escuchar recitado por el autor

Cadete
¿has cumplido las consignas,
que en un par de anclas cruzadas,
guardaste en juramento
tu vida en ello empeñada?
¿fuiste ejemplo noble y recto
que al Almirante emulaba
y a sus épicas arengas
antes de entrar en batalla?
Decía Guillermo Brown,
cuando a sus hombres exhortaba
en Quilmes frente un imperio
que el Plata amenazaba:
“Con dos pabellones a tope,
clavados en las jarcias,
a pique llevarán su honra
a su alma amarrada”
“ Fuego rasante que el pueblo,
nos mira desde la ribera”,
con orgullo gauchos marinos
daban pecho a la pelea
“No conozco más valientes
que Brown, Espora y Rosales”,
estabas como ellos dispuesto
a dejar tu vida en los mares?
Dijo Mitre de Brown
en sus palabras postreras
al Brigadier General
de bien ganadas estrellas
“Brown de pie en la popa,
de navíos de la Patria,
valía como una flota
por un león comandada”
Estas eran las consignas
que el Almirante inspiraba
a marinos que lo heredaron
y su palabra conservaban.
Pasadizo de las batallas,
Altar eterno al valor
es la senda de la gloria
que ha inspirado a cada generación
Si has cumplido estas consignas
formarás en el patio de honores,
donde el silencio susurra historias,
y entona épicas de campeones.
En sus columnas el patio augusto
de todo marino sus nombres
guarda el eco de sus palabras
y la estela de sus acciones.
¿Hiciste brillar tus hechos
como el oro de tus galones?

Las letras de tu nombre tendrán el oro gastado
si eres reconocido
por los ejemplos que has dejado .
Por último en la Plaza de Armas
Donde orgulloso ondea en su asta,
a la sombra del pabellón
renueva profundo en tu alma
el juramento con que el Almirante
al futuro legó una Armada:
“irse a pique antes que rendir
el sagrado pendón de la Patria”

“Ladera de hielo” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Ladera de hielo
Enrique Germán Martínez Marino poeta


Dedicada a mi compañero de colegio y amigo Claudio Cabut

Te llamaron los hielos opacos eternos
desde una ladera glacial de misterio
sedujo tu nave en engaños inciertos
Antártica isla en que hoy yaces, recuerdo.

Mil llantos dolientes de amores sinceros
familia, amigos y otros también deudos
plegarias airadas rezaron a un cielo,
que quiso entre nubes volaras al riesgo.

Hoy rostros curtidos de tus compañeros
cumplidos en guerras, en riesgos y aún presos
conscientes de un cierto y seguro regreso (*)
será o no lejano lo ignoran confesos.

Los años pasaron nadie salió ileso
Padres, hijos, hermanos su ladera y sus hielos
en el parabrisas resignados pudieron
observar antes que se los lleve el misterio.

Hoy estamos diezmados y algo dispersos
pero aún veneramos palabras y versos
Y entre todas hay una con todos los premios
Es sentires de orgullo ser tu compañero

(*) Estamos conscientes que todos vamos a morir

“Soneto a un cumpleaños añoso” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto a un cumpleaños añoso
Enrique Germán Martínez Marino poeta


A Carlos Sánchez en su cumpleaños 72

Un amigo muy añoso hoy celebra su cumpleaños,
tiene tantos, tantos años que ya casi ni los cuenta,
lo conocí a mis diecisiete y el rondaba los cincuenta,
aunque jura que tenía diecinueve y no lo engaño.

Escanear para escuchar recitado por el autor

¿Qué pasó con Mi agenda que ha aumentado su tamaño?
¿Quien usó mi vida entera y la vivió como una renta?
mientras mi tiempo pasaba yo viví en cámara lenta,
si mi amigo esta lo cierto y sumo el tiempo, aunque tacaño…

Estoy frito, voy sin frenos, a cumplir ¡SETENTA AÑOS!
Sí Don Lope hoy viviera con su verba siempre atenta ,
escribiría en soneto su ironía y salpimienta

Mi amigo el corazón, sea joven o reventa
No se arruga con los años si tu aún ruges y sueñas…
¡no importa tu edad, si late y ama es lo que cuenta!

Porque todos los días cumplimos algo nuevo
Compromisos, preferencias u objetivos que promuevo
Siempre algo celebramos que proviene de antaño.

“Soneto por Nacho, un buen muchacho” por Enrique Germán Martínez

Soneto por Nacho, un buen muchacho
Enrique Germán Martínez Marino poeta


A Nacho en su cumpleaños 2021

Hoy es el cumpleaños de un gran muchacho
celebro su vida exitosa y lucida,
lo acompaña una dama en virtudes florida,
Y un vástago y medio, tres ¡Hurras! Por Nacho.

Es noble madera que envidia el quebracho,
sus padres sembraron virtudes nutridas,
enseñaron valores y verdad elucida,
él dio pecho a la vida sin mínimo empacho.

Don Lope orgulloso de tal noble valía,
Y que en soneto le honren tan luego en su día,
aplazaría los versos que demanda Violante,

Y con su pluma de oro expresaría exultante:
“Que el valor y osadía te acompañen constante
Y que todos tus días sean triunfo Incesante”

“El lucero de Candelaria” por Enrique Germán Martínez marino poeta

El lucero de Candelaria
Enrique Germán Martínez marino poeta

Candelaria es el nombre escogido
para un honrar la belleza e inocencia
Y las virtudes que derrama en opulencia…

Escanear para escuchar poesía recitada

Candelaria es luz de amor que se derrama,
desde el alba hasta el ocaso e ilumina,
como sol que el brillo de oro no mezquina,
y su fulgor cuando anochece aún inflama.

Candelaria es el misterio hecho poesía,
que se entrega como un rezo compasivo,
y un coro de ángeles lo canta estremecido,
en melodía que al alma extasía.

…con candor por querubines bendecido.
Candelaria sé feliz que ha encendido,
un lucero, el cielo a tu magnificencia.

“Soneto final y postrero de agradecimiento eterno y permanente” por Enrique Germán marino poeta

Soneto final y postrero de agradecimiento eterno y permanente

Enrique Germán Martínez Marino poeta

Cordobesa:
Es lujo eterno que me honra y no se extingue
ser tu amigo en presencia, no de pinta,
es experiencia novedosa muy distinta
pues tu accionar te enaltece y te distingue.

No es el arte algo que te descuajeringue
aunque lo llevas en el alma y al abrigo
de los fatuos, agoreros y enemigos
porque es belleza y aun es poco cuanto digo.

Don Lope estaría orgulloso
de un soneto reforzado con adenda
Necesaria por demás no te sorprenda

en una dama que en virtud a florecido
Te agradezco que me hayas escogido
Cual si fuera quien al arte representa

“Amistoso soneto entre poetas” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Amistoso soneto entre poetas
Enrique Germán Martínez marino poeta


Poetizando una prosa de Eduardo de Ilzarbe

Cada día celebras tus victorias
tu fama de poeta se agiganta,
un coro de adeptos ya te canta,
otros te inscriben complacidos en la gloria.

Es tu fuego interior sin vanagloria
que el talento creativo abrillanta,
pensamientos positivos que amamantan
virtuosas obras muy satisfactorias.

Tu altruismo es la flama sin escoria
donde se abreva tu cariño, amor y afecto
eres amigo digno, noble y dilecto…

…a quien admiro su presente y su historia.
Y él a mí con amistad franca y notoria,
me cree poeta y lo sostiene circunspecto