«Piloto de combate» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Piloto de combate
Enrique German Martínez
Marino Poeta marinopoeta.com


Dedicada al heroico Aviador
Naval VGM
José (el Cacha) César Arca.
Sobre un hecho verídico

Escanear para escuchar recitado por el autor

Como Clíope (*) haría,
en el Olimpo Romano
hoy le canto con mi lira
a José Arca veterano,
virtuoso, franco y noble
un piloto de valía
es patriota correntino,
de legendaria bonhomía.
El clarín llamó a filas
por la Patria defender,
insulares territorios
que un imperio robó ayer.
Los valientes se alinearon
en su pecho no cabía
el orgullo de ser ellos
quienes prestos acudían.
También le canto
a Picho Svendsen,(QEPD)
él se convirtió en hermano;
en esta Patria hoy partida
el unió lo que separan,
Que el Señor lo reciba
en la gloria que han forjado
así sean los vencidos
en la gesta que honramos
A José Arca de la mar
donde se había eyectado
Lo rescata Picho Svendsen,
que maniobra ha improvisado,
ni ensayada, ni probada
Ni sabida o conocida
Ni siquiera concebida,
Y no se halla en el manual,
Porque roza el heroísmo
y la locura temporal
con pizca de genialidad
que los grandes saben dar;
lo grandes como el Cacha
Y el Picho en lo eventual
pueden protagonizar
increíbles y ejemplares
actos que han de inspirar
Y alguno muy valiente
los pudiera emular.
La maniobra cual fue dicho
no está en ningún manual
ni en listado de prohibidas
porque es loca así sin más,
tan sólo de escuchar
los dientes te hacen castañear.
en fin y en definitiva
Al bravo, José Arca
que se estaba por ahogar
con pericia lo arrancó
de las fauces de la mar.
En maniobra que además
de no estar el manual
ni los yanquis la soñaron
en su guerra de Vietnam.
Nadie en su sano juicio
alucinando iba a pensar,
meter un patín en el agua
que Arca pudiera trepar.
Por esa Picho lo lloramos
impredecible y pasional.
cuando algo pretendía
su vida no iba a importar.
De los héroes un campeón
en la gloria merecida
que ganó en las Malvinas
en mil nueve ochenta y dos.
Parece absurda fantasía
destinada a fracasar
tocar con la panza el mar
y así lo rescataría.
Para ello Arca se quita
el salvavidas y al ganar
libertad de movimientos
pudo al fin alcanzar
La mano que le tendía
San Miguel (suboficial)
Fue quien lo ayudo a trepar
Lo ató así como pudo
Cual salame de Milán
Y le dio tantas cachetadas
Para que Arca no se durmiera
Que Arca estuvo ahí de preguntar
si lo habían rescatado
o estaba preso del rapaz
Hasta el mismísimo hospital
el éxito lo aclama al Picho
lo logró una vez más.
Había salvado otra vida
casi por casualidad
y el Cacha entra a la historia
de la Aviación Naval.
José Arca fue a la guerra
el Buen Señor lo bendecía,
lo guardó en sus santas manos
cuando el peligro se cernía.
la flota inglesa atacó en
en el estrecho de San Carlos,
Cacha diestro con sus armas
daño y confusión sembraba.
Con Mingo y el Loro
al Ardent lo vapulearon
estalló como artificio
en la mar lo sepultaron.
José no se conmovió
Ni celebró el resultado
Marcelo había caído
con su avión pulverizado.
Fue el blanco escogido
de un inglés terco y osado
disparando con cañones
como un desenfrenado.
Era Márquez quien volaba
a pocos metros a su lado
en el instante desgraciado
en que la gloria lo ingresaba.
Se hizo parte de la historia
en el sitial que se ha ganado
orlada inmensa memoria
Y por la Patria prohijada.
Nadie muere el día previo
aunque viva apresurado
tuvo suerte A. Philippi
su día no había llegado.
Dio aviso que su avión
había sido impactada
agregó que estaba bien
El A4? Condenado.

Invocando al Señor
Cacha ya había pensado
volar todo el canal
y al llegar al otro lado.
Desde allí cruzar el mar
perfil bajo indetectado.
pero ya tenía a un ingles
En la cola enganchado.
Disparando con cañones
destruyendo con cuidado
su brillante y lindo avión
que tanto había cuidado.
Por fortuna munición
se le agota al desgraciado
no tuvo otra triste opción
que el regreso indeseado,
Arca entonces decidió
en Puerto Argentino ser rescatado.
Por la torre de control
a su tiempo fue informado
aterrizar sería un suicidio
con su avión tan afectado.
A través de orificios
se ve el cielo encapotado
y el tren le han mutilado como
si eso fuese poco.

Eyéctese hágame el favor
no le queda otra opción,
hágalo con precaución
y tenga usted mucho cuidado.
José Arca fue a la guerra
y decisiones él tomó
se eyectó en la bahía
desde el pueblo se lo vio.

Cayó al mar muy despacito
y su lucha comenzó
el equipo con el agua
su peso multiplicó.

Se quitó todo superfluo
Para nadar con libertad
y llegar hasta la playa
sin el frio ignorar

No sabía que la playa
fue minada tiempo atrás,
para evitar el desembarco
sorpresivo de los SAS.

Bajo el cielo encapotado
un UH de Vietnam
se colgó en su vertical
para robárselo a la mar

No hubo caso con subirlo,
Mojado pesaba más
Sin el guinche de rescate
no lo iba a lograr.

Entonces Picho decidió
arriesgando mucho más
descendió hasta meter
una pata del sky
el Cacha ávido trepó
era su oportunidad,
San Miguel lo ayudo
Era un buen suboficial
no sin gran dificultad
casi el mar lo congeló.
Lo que sigue conocemos
porque lo he contado ya
con el tiempo Picho y Arca
fueron hermanos de verdad

EPILOGO
José Arca el aviador
su prestigio deslumbró,
en la guerra sus acciones
fueron oro que acuñó.
Patria altiva no olvides
entre valientes a un campeón
es capítulo en la gloria
su vida arriesgó en acción.
Argentina tu homenaje
Rinde a héroes: tu deber.
A tus hijos que conozcan
los ejemplos del ayer.
La memoria es para héroes
Y no es para vengar
De otra guerra las derrotas
En el campo militar.

  • Clíope: diosa olímpica de
    la poesía épica

** Poesía épica: es un
género el cual el poeta se queja o se lamenta por muertes o catástrofes

*** Aterrizaje forzoso cuando un avión se ve obligado a aterrizar por estar degradadas sus actitudes de vuelo.