Épica en tres campos de Marte.

l capital blueas ramas lloronas del sauce añoso
alisan las brisas que vienen y van
y escuchan secretos de quienes confiesan
a umbrío follaje recuerdos sin paz.
El sauce bendice tus años felices
intensos de luces y risas serán,
están a tu puerta tomando tu mano
llevándote a un mundo de felicidad.
Aquellos que fuimos en días lejanos
amigos o hermanos por siempre tendrás.
Refugio y cuidado, valiente amazona
tu tiempo de lucha es estrella fugaz.
Ya es niebla confusa, no querrás recordar
cuando diste batalla sin saber batallar,
y si hubo estocadas en hierros y escudo
amores y flores contragolpe hoy serán.
Hoy tu yelmo es corona con tres flores de paz
es honor y es olvido, esperanza y solaz.
Bajo el sauce añoso que querrás visitar
y contarle secretos que el futuro traerá,
estaré vigilando si algún terco acaso
espalda a espalda nos vuelve a acercar.

descarga (1)

“La belleza está en el alma” por Enrique Germán Martínez marino poeta

11892234_10206471937010152_501354465060469650_n

a capital flower.  la poeta y amiga, Norma Trigueros.

Blancos pétalos de seda
Con un botón amarillo
Nunca una flor mas bella
Para un rostro ha nacido
Y al costado de su frente
Un ángel dejó al olvido.

Sus ojos, luz de algún sol
Que se hunde profundo en un lago
Hasta llegar al color de sombras
Que no es verde ni azulado
Es el único color que Dios
Quiso mantener guardado.

Tan bella era la niña
Que mil hadas la custodiaron
Guardando su imagen fresca
Como la habían imaginado
En lo alto de los cielos
Los ángeles que nos la enviaron.

Su aura brillante y pura
Es huella de amor prodigado
Que nace en el fondo del alma
Igual que en el seno del lago
Donde la luz que Dios aun guarda
Es bella como el amor humano.

Macro-6

Marcha/Canción al Intrépido Bouchard por Enrique Germán Martínez marino poeta

Escrita a pedido del Instituto Nacional Browniano con motivo de los 200 años de su heroico viaje de corso circunnavegando el globo, y dedicada a la Armada Argentina como Marcha/Canción.

5bb

ESTRIBILLO:

Es la estirpe de la gloria
bajo Patrio pabellón,
desde el plata a Polinesia
testimonio del valor.

Al nacer en nuestro suelo
esperanza y libertad,
proveniente de cien guerras
llega Hipólito Bouchard.

Saint-Tropez, Egipto y Malta,
Géneréux, Haití y Leclerc,
son su sello y su marca
en sus memorias del ayer.

La escuadrilla de Azopardo
en combate desigual,
fue derrota inevitable
su vida salvó Bouchard.

Bombardeando Buenos Aires
Michelena en La Merced,
sus bajeles avergonzados
y ahuyentados con desdén.

Granadero en San Lorenzo,
con la gloria y el honor
de arrancar con propias manos
el pendón del invasor.

Honra y gloria a “La Argentina”
y al intrépido Bouchard,
de la tierra a los confines
llevó el paño Nacional.

Navegantes y guerreros
heroísmo han de entregar,
en antípodas y luego
también “corsos” regresar .

Su coraje en la Campaña
y su épico valor,
mereció “La Argentina”
que le otorga en pago Brown.

5bb

Homenaje el Comandante del Aviso ARA “Sobral”: Cap. de Corbeta Sergio Gómez Roca.

...Una muerte gloriosa, dignifica y enaltece una vida mediocre.”

Al Capitán de Corbeta (Capitán de Fragata, post mortem) Sergio Gómez Roca (1942-1982), muerto en combate.

Señor capitán Gómez Roca,
Tuve el privilegio de compartir con usted dos años en diferentes destinos y FUERON TANTAS las veces que me ayudó, que no puedo menos que recordarlo con enorme agradecimiento y afecto. Que Dios lo tenga muy cerca de Él en un lugar muy especial para héroes.

Quisiera agregar algo. Me pregunto a que se refería con lo de “mediocre”.
Recordando como lo queriamos, cuando fue Jefe de Máquinas del Zícari y como nos refugiàbamos en Ud cuando era segundo comandante del Domecq Garcia, nunca se me ocurriria pensar que un jefe bueno, sabio y justo merecía esa calificación.
Por último quiero contar un hecho personal que me ocurrió con usted y que nadie conoce. No podrá impedirlo.
El 9 de julio de 1973 (feriado) después de la ceremonia y del tradicional chocolate, usted se disponía a irse con toda su familia que lo esperaba el muelle. ¿Yo? Guardiamarina, ya tenia colgando del hombro el cordón de guardia sin resentimientos. Era el más moderno.
Pero me acababa de llegar un telegrama que tenia en la mano cuando Ud casi se iba. Entonces lo abrí y espontaneamente se me escapó un sollozo porque me avisaban que había fallecido un familiar a quien yo quería muchísimo.
Después que supo lo que habia pasado, usted me sacó el cordon de guardia, se lo colgó en su hombro y me dijo: – Váyase a Buenos Aires a acompañar a su familia, si hay que explicar algo, yo hablo con el comandante.

Era un fin de semana largo y usted asumió mis dos dìas de guardia, viernes y domingo.
Creo que recien hoy termino de agradecérselo debidamente, y cuando lea esto mi madre tambien se lo agradecerá porque el que habia fallecido era su único hermano.
Señor, con enorme respeto lo recordaré siempre como un héroe y con la honra de haber sido subordinado suyo.

 

Fotografías e ilustraciones: 1: Retrato del Cap. de Fragata (Post Mortem) Sergio Raúl  Gómez Roca, Héroe de la Nación Argentina (junto a los otros caídos), y primer oficial argetino  fallecido en su puesto de mando en accíon de guerra frente al enemigo. 2: Ciudadano argentino llorando en los restos del puente del ARA Sobral, Alyx Faderland 2007. 3: Pintura de Poblet del viaje de regreso del aviso atacado.

 

CONMEMORACION HUNDIMIENTO DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO

Washington, 2 de mayo de 2003.

La gesta de Malvinas, más allá de la crónica política o militar de los hechos, que quedará sujeta al juicio de la historia, es una fuente de innumerables relatos heroicos que describen la verdadera dimensión humana del conflicto.

Muchos de ellos constituyen una historia que aún vive en sus protagonistas y que el tiempo no nos ha hecho olvidar. pero en cambio sí nos ha ayudado a analizar y comprender los sucesos, para capitalizar la experiencia profesional, enmendar los errores cometidos y templar nuestro espíritu. Otros relatos terminan en un prolongado silencio, ya que la ausencia de sus protagonistas, que quedaron para siempre  en ese rincón de nuestro territorio, da testimonio de que cumplieron cabalmente su palabra empeñada: “defender la patria hasta perder la vida”.

Año tras año, el 2 de mayo nos invita evocar el nombre de esos camaradas y amigos con quienes compartimos parte de nuestra vida profesional y esta fecha reaviva un permanente sentimiento de tristeza e impotencia, pero al mismo tiempo nos infunde confianza en un futuro que se cimienta sobre la base sólida del deber por ellos cumplido con valor y subordinación. Ese recuerdo también nos llena de orgullo y sus nombres, inscriptos para siempre en nuestra memoria, nos enseñan un camino trazado con ejemplar dignidad.

Desde la madrugada del 2 de abril en que el Capitán de Fragata Pedro Giachino selló con su vida el éxito de la Operación Rosario, hasta los conscriptos Leyes, Monzón y Robledo  últimos soldados caídos del Batallón de Infantería de Marina n° 5 que no quisieron rendir su posición ante el avance enemigo al pie del Monte Sapper Hill, 391 hombres de la armada entregaron sus vidas por un ideal alimentado durante 150 años por muchas generaciones de argentinos. Unos fueron alcanzados por la metralla a bordo de sus aeronaves, otros cayeron sobre la turba húmeda de las islas, otros fueron blanco del fuego del oponente a bordo de sus unidades navales y buques mercantes. 

Muchos de ellos rindieron su vida a bordo del Crucero General Belgrano que precisamente hoy, hace 21 años, a las 16:55 horas se recostó sobre su banda de babor y trazó su última estela dejando para la historia el testimonio de 323 de sus tripulantes. Ese testimonio es el que nos convoca a tomar ejemplo de su entrega al servicio y a desempeñar nuestra labor diaria con  la misma vocación que acredita nuestra armada desde la primer campaña del Almirante Brown en 1814.

Los tiempos en que vivimos, sumergidos en la cultura de lo efímero, no dejan habitualmente espacios para la reflexión o el recogimiento y menos aún, las hacen parecer actividades inútiles que no reditúan beneficios ni dividendos. Por eso estamos aquí, para retomar el orgullo de nuestra nacionalidad  sobre la base de valores, principios e ideales que nos llegan como herencia desde nuestro pasado reciente.

Al respecto, se podría afirmar que la verdadera historia de la humanidad es una descripción de sus pasiones, sentimientos y convicciones, es decir de los compromisos morales de los hombres que hicieron posibles los actos heroicos como el que hoy recordamos. Por eso es que exaltamos las acciones de nuestros camaradas a través de esta recordación y pretendemos perpetuar para la historia y para nuestros descendientes, más allá de nuestra efímera existencia, el recuerdo de sus nombres y de su ejemplo.

Quiera dios que el testimonio de su valor sea recogido por muchas generaciones de argentinos y que ellos sepan encontrar en su labor diaria, contribuyente al desarrollo en paz y armonía de nuestra sociedad, un sentido trascendente al destino que tuvieron nuestros camaradas del Crucero General Belgrano. Asumamos nosotros el compromiso de continuar transitando el camino que ellos iluminaron siendo generosos, perseverantes y solidarios en nuestro trabajo y conservemos su memoria de en nuestros corazones al cobijo del eterno reconocimiento.

Enrique Germán Martinez, como Agregado Naval Adjunto en USA.

Fotografía: Teniente de Fragata Martín Sgut.

 

 

“Tu luz en el Universo” por Enrique Germán Martinez marino poeta

db45ca36cdd000f3a50ae62a4e9f73b7

stock-illustration-21364992-capital-letter-a-elegant-vintage-swirly-style mi recién nacida sobrina nieta, Josefina Imposti y a sus felices padres.

Alumbras dos veces:
Una luz en ti crece
que vive por siempre,
y que más resplandece
si alumbras amor.

Es brillo que sumas
al aura radiante
que reina y se expande,
universo de Dios.

Coronas de estrellas
inmensas y bellas
que sin saber de ellas
agregas tu don.

Espacios eternos,
lejanos silentes,
aurora es tu vientre;
hoy nació un nuevo sol.

marinopoetaneuvo

¿Porqé en Argentina los héroes están presos o son olvidados?

El heroísmo, que a veces conduce a la autoinmolación, en la certeza de que quienes sobrevivan obtendrán un bien superior por el cual se justifica perder la propia vida, es la expresión más gloriosa a la que puede ascender un combatiente en el plano de la moral militar.
Esta actitud, casi antinatural, merece el perpetuo agradecimiento de aquellos por los cuales el combatiente expuso su vida habiéndola perdido o no.
Si ésta es la premisa, porqué tantos héroes actuales están unos presos y otros perdidos en el olvido, cuando la sociedad tiene tanto para agradecerles?
Hay en la Argentina quienes le han prometido “amor eterno al odio” desde su juriásico rincón ideológico petrificado treinta y cinco años atrás.
También hay muchos políticos inescrupulosos, que responden a partidos de raigambre fascista y cuya única lógica es la perversa construcción de poder a costa de un destructivo populismo.
A estos dos modelos de ciudadanos cuyos caminos en la vida no transitan por la senda de la solidaridad y el bien común, mucho menos en la construcción de la felicidad para las futuras generaciones, sino que todo su interés y sus valores humanos caben en una caja fuerte escondida en un sótano, no quieren y no les conviene un país libre, ordenado, con personas virtuosas y respetuosas de las normas.
No quieren que exista un contrato social, ni una Constitución, ni una sana división de poderes que se realimente en el mutuo control de los órganos del Estado.
Tampoco quieren el federalismo en tanto consista en sociedades con cierta independencia que están fuera de su control político.
No quieren seguridad jurídica ya que un sistema al cual se puede recurrir en demanda de justicia y otorga satisfacción a los cumplidores de la ley los dejaría desnudos en su accionar marginal.
En definitiva, no quieren nada que los limite en su apoderamiento cleptómano de todos los resortes de control para esclavizar a sus conciudadanos.
Quieren sólo una “zona liberada” en la que campea el crimen y la inseguridad, Quieren un ambiente políticamente anaeróbico en el cual puedan florecer y prosperar todas las formas del mal al amparo de las cuales cometerán todas sus tropelías.
Este ambiente de honestidad perdida, de virtudes olvidadas y de comportamientos malolientes, no tiene un espacio para los justos, los honrados, los trabajadores, los policias y los militares.
Mucho menos las personas ejemplares que hubieran alcanzado por ejemplo, la categoría virtuosa de héroes, ya que estos peligrosos individuos, amenazan con su ejemplo toda la estructura dedicada al mal, que flot
a en el fango blando, y algún día los engullirá a todos.

PALABRAS DE BIENVENIDA DEL AGREGADO NAVAL A LA FRAGATA LIBERTAD EN LA CEREMONIA DE BIENVENIDA EN BALTIMORE

Baltimore, Año 2003. Es para mí un gran honor dar la bienvenida a la Fragata Libertad desde las orillas de la bella ciudad de Baltimore cuya historia y tradición marinera enorgullecen al pueblo del Estado de Maryland, y de los Estados Unidos de América.

 Este buque de instrucción, que llega desde la lejana República Argentina, no es solamente un gran barco velero con una exitosa trayectoria en competencias náuticas deportivas por todos conocidas. Este “trozo de nuestro territorio nacional” es además un símbolo para nuestra Armada Argentina y un instrumento de la política exterior de nuestra Nación.

 Si bien su verdadera razón de ser es la de completar la formación profesional y cultural de nuestros futuros oficiales e integrarlos a la vida en el mar, es además un símbolo porque es la heredera de una larga tradición naval en nuestro país.  Tradición que comienza a principios del siglo diecinueve durante la lucha por la independencia y continúa a lo largo de dos siglos de presencia naval  y control de la Armada Argentina de nuestro extenso territorio marítimo.

1391570_554744171290520_927529741_n

 Este buque también es un simbolo porque es una muestra clara de la identidad de nuestro pueblo, de nuestra idiosincracia, de nuestra cultura y de nuestros valores.  Por eso decimos que además de un buque es un instrumento de nuestra política exterior.

 Porque muestra nuestra bandera en todas las latitudes, transporta abordo hombres y elementos que hacen conocer la calidad moral e intelectual de los argentinos y difunde las bondades geográficas y productivas de nuestro pais.

 Es, en definitiva, el autógrafo de la Armada Argentina. Por eso ha sido designado por nuestro gobierno nacional como “Buque Embajador” y lleva en su nombre de LIBERTAD un afectuoso mensaje de amistad y una propuesta de fraternidad a todos los hombres y mujeres de buena voluntad de la tierra.

Ruego a Dios para que el recuerdo de este navío embajador perdure en vuestros corazones y en vuestra memoria por muchos años ilustrando ese cálido mensaje, que por intermedio de esta Fragata LIBERTAD, les hace llegar el pueblo de la Nación Argentina al pueblo de los Estados Unidos de América.

 BIENVENIDA FRAGATA LIBERTAD DE LA ARMADA ARGENTINA!!!

cuervos mesana

Enrique Germán Martínez, Agregado Naval Adjunto, en el año 2003.

Ilustraciones: Fragata Libertad, Velas Sudamerica 2010, Ministerio de Defensa de la Rca. Argentina. Viaje de instruccion 2014. Los “Cuervos del Mesana”, viaje de instruccion 2002.

CONFESIÓN: Poetización de un texto corto de Pablo Neruda.

GRACIAS ALY  –Alyxandria Sotelo Faderland- – POR LAS FRASES DE NERUDA, SON REALMENTE SIGNIFICATIVAS Y DIGNAS DE UNA POESÍA.CON GRAN AFECTO.

13178594_10208260603125687_4319621144523202267_n

Confesión de Pablo Neruda.
Poetizada por  Enrique Germán Martínez.

De la vida no quiero mucho
ni ya más de lo que logré.
Un amor, varios poemas,
desesperada una canción vieja,
y una ventana mirando al west.
De aquello que no he logrado
solo, tan solo quiero saber,
que varias veces lo he intentado,
pero la suerte se dio al revés.
Más tuve todo lo que he podido
 y aun más de lo que querré.
Para qué atesorar tantas cosas…
¡de comunista reprobaré!
Amé todo lo que valía
y el resto todo lo descarté,
son mis ideas viven en mi alma,
no se las firmo ni declamaré.
Perdí aquello que no fue mío
y que con gusto también gocé.
Pero es justicia que no sea mío,
me lo han quitado…
¡y ya no lo es!

13 de mayo de 2016