«Esplendoroso» por Enrique Germán Martínez marino poeta

ESPLENDOROSO
Por Enrique Germán Martínez Marino Poeta

Dedicado a Susana Gordillo

Escanear para escuchar recitado por el autor

El tiempo fue clemente con tus años,
O más aún, yo diría generoso,
Te ves joven, atractiva y tu momento…
Bien podría definirse “esplendoroso”!

Las huellas en tu rostro son la rúbrica,
Del arte de tus días más hermosos,
Con amor ha delineado en tu imagen
Para nunca olvidar esos tesoros.

Tu estancia en esta tierra es serena,
una sonrisa verdadera lo declama,
si el doble de tus años tu cumplieras,
yo estaría para ver todas tus albas.

«Santiago será leyenda» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Santiago será leyenda
Enrique Germán Martínez
Marino poeta


A mi nieto Santiago Bernabêu Martínez

Escanear para escuchar recitado por el autor

Santiago ha llegado
al campo de juego,
le brinda la vida
vibrante ovación,
inspira su nombre
virtud y sosiego,
estudio trabajo
y dedicación .

Son las cualidades
que nutre el abnego,
si aspira en su vida
a verse campeón,
honrando el oficio,
carrera o empleo,
escalando peldaños
de honesta pasión.

Fue un gran presidente
del club madrileño
y su nombre quedó
para eterna ilusión.
Bernabêu son tus triunfos
en campo de juego
la orla de glorias
de la Institución.

Santiago hereda
de padres y abuelos
nobleza, historia
y gran tradición
Y porta en su nombre
augusto y señero,
deuda de prestigio
a un atleta
y SEÑOR.

«Si hubiera yo caído» por Enrique Germán Martínez marino poeta

«Si hubiera yo caído»

Enrique Germán Martínez marino poeta


A Lino Palacio (h) cuya pasión por la verdad me inspiró esta poesía

Escanear para escuchar recitado por el autor

Si hubiera yo caído en la batalla
no podrían estas letras ser leídas,
sólo serían una historia imaginaria
de pasión y sentimientos pretendida.

Si me hubiera la metralla alcanzado
mis poesías y sonetos no serían,
no podrían nunca haber sido creados,
desconocidos por completo dormirían.

No habría tachaduras ni borrones
del poeta en apreciados manuscritos,
no cantarían escolares sus canciones
hojas blancas doble faz abundarían.

Cuánto pigmento en mi paleta pretendía
perfección y trazos rectos en aristas,
empero el éxito no hubiera aparecido
de haber sido una baja en una lista.

Cuánta marcha y canción acompasada,
con que la banda militar desfilaría,
cuánto bronce, viento y cuerda acallaría,
la inexistencia del juglar y de su lira.

Cuántos besos a mi esposa y a mis hijos
el fragor de la batalla engulliría,
mil sonrisas y abrazos no existidos
siendo yo quien más que nadie los quería
.

Cuánto ejemplo habríase creado
al calor de heroica historias de caídos,
cuánta gloria nos han ellos heredado,
que nos hace victoriosos aun vencidos.

«El corazón de una mujer» por Enrique Germán Martínez marino poeta

El corazón de una mujer
Enrique Germán Martínez
Marino poeta


A Nany en su cumple 2022

Escanear para escuchar recitado por el autor

El corazón de una mujer
despierta con el alba,
en cuanto despunta el sol
fulgurante en la madrugada.
Despeja lento la bruma,
entibia la tierra helada,
la despoja de su manto,
tachonado de fina escarcha.
Toda vida se regocija
Y se baña en su luz dorada,
dando gracias al Señor
Por sus bendiciones
derramadas.
El corazón de una mujer
es como el sol
de madrugada,
despeja brumas,
disuelve escarchas,
la vida en ella se refugia
Y de ella nace
en su madrugada.

Feliz cumpleaños Nany.
Escrito para vos.

«Elegía» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Elegía
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Al regreso de una guerra he llorado,
en desconsuelo tristes lágrimas vertido,
desde el alma al evocar a mis amigos,
que custodian el profundo azul abismo.
Son los héroes que al honrar lo prometido
fueron batidos al furor de la batalla,
centinelas en ajenas lejanías,
Patrio grial al que guardan y amurallan.
Los quisiera de regreso como Ulises,
que el peligro hasta Itaca lo agobiaba
y Penélope su fiel y bella dama,
lo aguardó aunque los años le pesaban.
Los quisiera de regreso como al Cristo
que a tres días de morir resucitaba,
que regresen con sus glorias y medallas
a sus vidas que hoy perdidas son sagradas.
Ahora sé cuanto mis lágrimas suplican
no es tan sólo por mis buenos camaradas,
es por cuantos sin regreso han sucumbido
y merecen éstas lágrimas lloradas.

«Mi hermano mexicano» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Mi hermano mexicano
Enrique Germán Martínez Marino poeta


A Javi Flores

Escanear para escuchar recitado por el autor

Tengo un amigo a la distancia, mexicano,
él nunca me cantó una mañanita,
ni vino con mariachis de visita
a ofrecerme una ranchera muy ufano.

No quisiera que con flores en la mano
se aparezca a mi puerta sin la
cita que a vecinos y amigos me permita
anticipar tan infrecuente este galano.

Él proclama que me quiere como hermano
o aun más, mientras decencia lo permita
Y sostiene que no hay norma que limita
su afecto a un amigo tan lejano.

El es médico amable y muy humano
Y por sabio escucharlo amerita
Porque no anda con rodeos y explicita
cuanto tienes de enfermo o de sano.

Me reclamó que insensible o por desgano
ni un verso en poesía le haya escrito
Y con verba vehemente más sin gritos
me demandó poetizarlo como hermano.

Javi querido, el tequila que has tomado
te confunde y alucinas con chispitas,
yo te quiero como amigo que acredita
merecerlo esté cerca o sea lejano.

«El sendero» por Enrique Germán Martínez marino poeta

El Sendero
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Poetización de una prosa de Mónica Modera

Escanear para escuchar recitado por el autor

Angosto el sendero
Infeliz la jornada,
golpea con fuerza
el viento en mi cara,
feroz aguacero
arrastra guijarros,
no olvides que restan
las trampas de barro.
La luz resplandece,
Ilumina mis metas,
mis sueños guarnece
de falsos profetas.
Pimpollos nacieron,
seguros hoy crecen.
Quería seguir
aunque mucho
me cueste,
soñar fulgurante
sus triunfos presentes,
verlos refulgir
como cuerpos celestes.
Mi vida serán
sus sueños mis sueños.
Diamantes en bruto
tesoros sin dueño.
Mirando hacia lo alto
me hinco en el suelo ,
encomiendo al Señor,
ellos son cuanto quiero.

PROSA DE MÓNICA

«Invocación a Nuestra Señora del Carmen» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Invocación a Ntra. Señora del Carmen
30 Aniversario Curso de Guerra Naval
Promoción XL
Por Enrique Germán Martínez Marino poeta

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

Radiante Señora de amor insondable,
tu manto proteja a tus hijos piadosos,
que cantan devotos sentir inefable
y elevan al cielo sus himnos grandiosos.

De horizontes lejanos con fe indomable,
en tanto locales respondieron gozosos,
refulgen brillantes con luz perdurable
los cuatro que lo alto llamó presurosos.

Domingo un mártir audaz valeroso,
Macarena una dama tan fina y afable,
Trini fue simpatía y amor generoso
bueno y noble Ricardo, eras indispensable

Treinta años vividos y en reunión amigable,
por el Curso de Guerra, blasón muy honroso,
distinguidas y nobles sus carreras loables
en sus profesiones destacaron virtuosos.

La jornada en la Armada fue feliz privilegio
ni el pan ni el amor eché nunca de menos,
tomaste mi diestra al cruzar los desiertos,
la oración más sublime la rezo en silencio.

Te agradezco Señora cuanto soy te lo debo
generosos mis años, felices e intensos
en sagrada patena a ti lo entrego
cuando llegue mi día llévame a tu reino.
Señora del Carmen de amor encomiable,
bendice este grupo audaz valeroso,
es jornada feliz de reencuentro amistoso
un día dichoso y a la vez memorable.

«Volveré a buscarte» por Enrique Germán Martínez marino poeta

VOLVERÉ A BUSCARTE
Por Enrique Germán Martínez Marino Poeta.

Dedicado a Gabriela.

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

Eres bella sin atenuantes,
más hermosa que un jardín florido,
Eres suave como el viento Alisio,
Eres serena como arroyo en su remanso.
Volveré a buscarte en la próxima vida,
te encontraré adonde quiera que hayas llegado,
te haré reina en mis poesías,
cuando Diosa olímpica, serás un ser alado.
En las épicas, invencible heroína,
Y en las eróticas serás pecado,
tu vida real no será elegía,
más bien será dulce fantasía.
recorrerás el mundo en recitados
y llevarás belleza a todos lados.

«Abjuros, soneto admonitorio» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Abjuros, Soneto admonitorio
Enrique Germán Martínez, Marino poeta


A los cinco

Escanear para escuchar recitado por el autor

Quisiera escribir con palabras maduras
verdades ocultas con celo y desdén,
relatos falaces que ya no remuerden,
la historia es osario de trampas impuras.

El averno recita con voz ronca y oscura
falacias que inculpan a mansos y justos
por hechos que causan a rectos disgusto
porque ignoran verdades en terca postura.

Honor y buen nombre no es parte en mis dudas
triunfaron sus vidas, perdonaron augustos,
mostraron grandeza sin gestos adustos.

Hoy debes creer, no hagas más conjeturas
¿Dejarás esta vida con ese regusto,
o te irás con el alma en prístina frescura?

Nota: abjuros son los que renuncian a una creencia, sobre todo religiosa, o una doctrina.
En este caso le he endilgado el calificativo a la P100 negacionista