“Agustina de Navarra” por Enrique Germán Martínez marino poeta

A la bella Agustina.

 

Fui alma errante en España,
desde el valle hasta la meseta
y he navegado sus aguas,
cuándo calmas y cuando inquietas.
He conocido sus gentes
Buenas, rectas y honestas
he hecho amistades intensas,
las que por tí no titubean.
He disfrutado su cocina
en tapeos con botas añejas ,
generosos en vinos Rioja
y licores de antiguas cepas.
He visto ciudades hermosas
y catedrales enhiestas que rezan.
Conocí las lejanas Canarias
y el Plus Ultra inmóvil que encierra
al romano Mare Nostrum
de trirremes y de galeras.
Allí mi melancolía
se volvió furia y lágrimas secas
y lloré en silencio no pena
Para que un inglés no me viera.
Pero al llegar a la tierra épica
Nacida en el medioevo,
de visigodos con nobleza,
en un pueblo pequeño,
de Pamplona a sus puertas,
A occidente de Castillas
y con los Pirineos a cuestas
conocí a Agustina,
de las hermosas la más bella,
Y mi corazón quedó enredado
con las peñas que laderas trepan
y nunca alcanzan la cumbre
de los montes que velan.
Pues dicen que quien ama a una niña
y sube a mostrar su destreza
en su entusiasmo
llegará hasta la Francia
casi sin darse cuenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s