«El lucero de Candelaria, soneto» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar recitado por marino poeta

El lucero de Candelaria
Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar poesía recitada por Silvia Dietrich

Candelaria es el nombre escogido
para un honrar la belleza e inocencia
Y las virtudes que derrama en opulencia…

Candelaria es luz de amor que se derrama,
desde el alba hasta el ocaso e ilumina,
como sol que el brillo de oro no mezquina,
y su fulgor cuando anochece aún inflama.

Candelaria es el misterio hecho poesía,
que se entrega como un rezo compasivo,
y un coro de ángeles lo canta estremecido,
en melodía que al alma extasía.

…con candor por querubines bendecido.
Candelaria sé feliz que ha encendido,
un lucero, el cielo a tu magnificencia.

«Soneto final y postrero de agradecimiento eterno y permanente» por Enrique Germán marino poeta

Soneto final y postrero de agradecimiento eterno y permanente

Enrique Germán Martínez Marino poeta

Cordobesa:
Es lujo eterno que me honra y no se extingue
ser tu amigo en presencia, no de pinta,
es experiencia novedosa muy distinta
pues tu accionar te enaltece y te distingue.

No es el arte algo que te descuajeringue
aunque lo llevas en el alma y al abrigo
de los fatuos, agoreros y enemigos
porque es belleza y aun es poco cuanto digo.

Don Lope estaría orgulloso
de un soneto reforzado con adenda
Necesaria por demás no te sorprenda

en una dama que en virtud a florecido
Te agradezco que me hayas escogido
Cual si fuera quien al arte representa

«Amistoso soneto entre poetas» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Amistoso soneto entre poetas
Enrique Germán Martínez marino poeta

Escanear para escuchar recitado por Eduardo de Ilzarbe


Poetizando una prosa de Eduardo de Ilzarbe

Cada día celebras tus victorias
tu fama de poeta se agiganta,
un coro de adeptos ya te canta,
otros te inscriben complacidos en la gloria.

Es tu fuego interior sin vanagloria
que el talento creativo abrillanta,
pensamientos positivos que amamantan
virtuosas obras muy satisfactorias.

Tu altruismo es la flama sin escoria
donde se abreva tu cariño, amor y afecto
eres amigo digno, noble y dilecto…

…a quien admiro su presente y su historia.
Y él a mí con amistad franca y notoria,
me cree poeta y lo sostiene circunspecto

«Soneto en elegía al pueblo Teguelche» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto en elegía al pueblo Teguelche
Enrique Germán Martínez Marino poeta

escanear para escuchar recitado por el autor

Araucano que te apropias insolente,
de la tierra del Tehuelche, su heredad
no hace tanto tu ambición e impiedad
aniquilaron a su dueño impunemente.

Altivo era el Teguelche residente
sus ancestros abonaban de verdad
territorios que en eterna austeridad,
permitían vivir simple y dignamente.

El trasandino malicioso y ladino
eliminó al pueblo Teguelche ruinmente
Y hoy mismo ese mapuche irreverente

clama por tierras de lesa el asesino.
Lo haría regresar por donde vino
Y en su culo una patada inclemente.

«Al pie del parnaso» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Al pie del Parnaso
Enrique Germán Martínez Marino poeta


A Eduardo d I. que soñó algo así

Escanear para escuchar recitado

Los bosques umbríos
son solar de misterios
las sombras eternas
atesoran secretos
esconden a duendes
encubren los elfos ,
también a las hadas
graciosas en vuelo
Y a bestias salvajes
acechando y rugiendo.
Hay hombres prudentes ,
locos y valientes
se adentran al bosque
lenta y calmadamente
músicos y poetas
a las bestias sosiegan
el arte no irrita
es belleza aquieta.
Acechan y celan
Pero no se revelan,
Por eso en los bosques
al pie de los montes
cantarinas vertientes
Y cauces torrentes
A poetas inspiran
pasiones ardientes.
Recitan corrigen,
serenos pudentes,
simulan no ver
ni a bestias ni hadas
Ni elfos ni duendes.
Hasta que llega un amigo
que saluda sonriente,
respeta el silencio,
todo es deferente.
En el Monte Parnaso
no hay nada urgente
todo es aceptado
respetuosamente
Te invita a sentarte
en el tronco enfrente,
te mira a los ojos
dirá confidente:
Te estaba esperando…
Amigo de siempre

«Júpiter y Saturno, gigantes en conjunción» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Júpiter y Saturno, gigantes en conjunción
Enrique Germán Martínez Marino poeta


Poetización de una prosa (puede leerse al final)
de Roberto (flaco) Parodi

Escanear para esuchar poesía recitada por marino poeta
escanear para escuchar poesía recitada por la Sra de Héctor Pantusa

Hace siglos se alinearon
dos gigantes al brillar,
que en las noches estrelladas
reinan juntos por igual.

Hoy también se han alineado
y son de lumen manantial,
su conjunción es admirable
O es del cielo una señal?

Son tan grandes que no cabe
en nuestra mente comparar,
el tamaño de un humano
con planetas polvo y gas.

En moléculas sumamos
cifra infinitesimal,
cantidad no nos define,
lo valioso es cualidad!

Y se yergue alta y enhiesta
nuestra efigie, ser mortal,
que aprendió de astrofísica
Y alguna ley universal.

No es sólo inteligencia
ni siquiera el razonar,
es nuestro espíritu flotando
Y pensando en mas allá.

Fue acaso conjunción
La estrella de Belén,
que a tres magos indicó
su camino hacia la fe?

Solo quisiera volver
a ser niño y la ilusión ,
vuelva todo mi creer
sueños e imaginación.

Dos noches atrás y con la ayuda inestimable del balcón del departamento, pude presenciar el acercamiento visual de Jupiter a Saturno.
Cuando se alinean los planetas nos rodea la sensacion de ser molecularmente infinitesimales de cuerpo e inmensamente grandes de espiritu.
Si sumamos a ello la leyenda cristiana de la estrella de Belén actuando como guía de los Reyes Magos para llegar al pesebre donde había nacido el niño llamado a ser el salvador, nos invade la feliz impronta de volver a ser aquel niño que se ilusionaba con esas navidades donde la imaginación pretendía ser mas fuerte que el sueño y que la emoción del regalo pedido por carta al gordo vestido de colorado se hiciera realidad.
El paso de
muchas Navidades fue cambiando ilusiones por realidades, las Nochebuenas pasaron a ser Buenas Noches y algunas, esporádicas ellas, Malas Noches.
Quizas por eso que cuento, o quizás porque la inmensidad del entorno nocturno me hace brillar los ojos mas de lo normal, dejé de escudriñar la oscuridad y le dije a Luc: vamos a caminar un rato, a lo cual asintió con el repetido movimiento de cola que quiere decir: Vamos !!

Flaco, Navidad 2020

«El valor de la palabra» por Enrique Germán Martínez marino poeta

El valor de la palabra

Cuando alguien rompe su palabra
quiebra el fino cristal de la confianza,
que moldeado a blanco fuego atesoraba
sus promesas, para toda circunstancia
.

No restaura su tañido un pegamento
Y la grieta no podrás disimularla,
tu ilusión fue barrida por los vientos
mejor secas tus lágrimas ya vanas.

Endurece el corazón y usa coraza
que te guarde de hipócritas falacias.
Tu sonrisa has de trocar en gesto adusto
Y guárdala tras la visera bien cerrada

Aún así estás a merced de los traidores
Que merodean los confiados corazones
siempre atenta al bambolear de las espadas
sería penoso recibir una estocada

«El gran soneto de Emilia o soneto con sorna» por Enrique Germán Martínez marino poeta

El gran Soneto de Emilia o soneto con sorna

Enrique Germán Martínez Marino poeta

Suponiendo soy Emilia

Escanear para escuchar poesía recitada

Yo, Emilia escribiré un gran soneto
que me haga conocida y famosa,
pueda sentir yo el respeto y gozosa,
tenga un lugar entre cholulos y conchetos.

El arte no es misterio ni secreto,
es el don que despliegas armoniosa
te permite en fantasías asombrosas
ver la vida en cuartetos tercetos.

Si estuviera aquí Don Lope y la Violante
arderían en el fuego de la envidia
no sabrían si es perjurio o perfidia

hace siglos les costó esa consonante.
No les temo pues mis letras asonantes
¡son hermosas… cual mi nombre que es Emilia!

«Magia en tu pluma soneto» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Magia en tu pluma soneto
Enrique Germán Martínez Marino poeta


A mi hermana Raquel que en una frase me inspiró esta poesía

Qué fácil, un soneto de tu pluma,
nace airoso en letras bellas y pulidas,
dos cuartetos dos tercetos y tu vida,
cada soneto que entre brumas tu disfumas.

Armoniosas y virtuosas nobles plumas,
son escasas y a cualquiera no le pidas,
sonoros versos de pasiones encendidas,
con la magia que poemas tu perfumas.

Si Don Lope regresara a esta vida,
ya vería que el soneto no se esfuma,
buena salud y mejor talante ofrece, en suma

A quién se atreva a practicarlo decidida.
Cuando el cielo un don te otorga y lo validas
tu virtud será abundancia que rezumas.