“Versos en familia” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soneto Versos en familia
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Versos entre amigos y en familia
Es el sereno palpitar de los afectos
Es la mansa comunión de predilectos
Que entre rimas se perdonan y con1cilian

No se trata de flagrante bibliofilia
Ni a la fobia refractaria del abyecto
Son amantes todos ellos de los textos
En sagrada comunión guardan vigilia.

Si quisiera de mis versos en comillas
conocer tanto valía como efecto
debería en el Google bien directo

inquirir cuantos visitas hoy afilia
el Marino Poeta en su casilla
¡40.000! entre amigos y afectos

“Cuarto soneto gratificante a una dama en vías de ser menesterosa” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Cuarto soneto gratificante a una dama en vías de ser menesterosa

Enrique Germán Martínez marino poeta

Beso hincado tu mano agradecido,
no cejas en continuo apoyo al arte,
eres única , al punto que clonarte,
sería previsor y precavido.

Me disgusta tener algo repetido
pero así tendrías cortas vacaciones
sin afectar en calidad las inversiones
que son vicio del poeta “enriquecido”

Es Plan Social de “derecho adquirido,
si lo quitan un programa de sanciones
descargará sus oscuros nubarrones.

Solo elegías tu tristeza ahondarían
Ya no habría efectivo ni cupones
Y mi lira callaría sus canciones.

“Escucha a la luna” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Soy un hilo refulgente
Arrancado de la luna
Lo tome tan
de repente y al amparo
en noche oscura
En qué ella dormitaba
Triplicando su hermosura
Soñando enamorada
Que flotaba en la laguna
Le conté mi vida entera
Con detalles a conciencia.
Milenaria y muy sabia
Contestó serena y buena.
El génesis no niega
predestina o condena,
Todos llegan a esté mundo
Sin saber ni posesiones
Lo que hagas de tu vida
Nace de tus decisiones
No endilgues a los dioses
Tienes libre tu albedrío
Y los destino a que arribas son el fin de tus caminos
no Dioses del Olimpo
Eres tú quién los escoges
Mira un poco hacia adentro
Y no Tanto hacia los dioses
Y no hemos de negarlo
Al costado No se mira
Toda culpa en tu vida
Hoy sólo tuya amiga Mía
No te has quedado sin nada
El cielo Nada te negó
Tienes tantas cosas buenas
Como malas sabe Dios
Aun te queda Gran Reserva
De saber y de ambición
No permitas que se apaguen
Úsalos ya desde hoy
¿Enemigos solapados
y traidores quiénes son?
Vivo yo aquí en la luna
pero tonta yo no soy se ve todo muy claro
Desde la órbita en que estoy
No tienes lobos acechando
Y te juro hoy por hoy
Hay un ángel que el cielo Santo
Ha enviado sólo para vos
y le ha dicho que no vuelva
Hasta verte triunfando
Y encaramando tu vida
lo más alto cual debió
Ser así en el principio
Aunque es bueno empezar hoy.
Y del Ángel No te olvides
Que lo ama el señor
Es su bella creatura
No lo hieras Cuídalo
Como a un hermano bueno
Porque eso hay en su corazón

“Día santo” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Día santo
Enrique Germán Martínez Marino poeta

Mi fe, a veces tambaleante
se vuelve diáfana y estable
robusta inquebrantable
Y prosigo cual devota caminante.

No ocurre en un instante,
somos pecadores y culpables
Y puede trascendernos inefable
un día con sentido relevante

Soy una hoja que vuela incesante
en el viento bravío abominable
y soy con la roca comparable

cuando mi alma renovada e implorante
Un día santo se atraviesa iluminante
Señor gracias soy tu esclava muy fiable