«El cóndor navega» por Enrique Germán Martínez marino poeta

El Cóndor navega
Enrique Germán Martínez Marino poeta


A Patricio Ledwith y al Cóndor

Escanear para escuchar recitado por el autor

Patricio y su barco no son sólo amigos
Son hermanos nacidos un día en la mar, 
zarpando del puerto que se conocieron 
gaditano el levante soplaba a rabiar.

Al perder el socaire del muelle de abrigo
a Dios por testigo y sin exagerar
montañas de agua golpearon al Cóndor,
volaba en las crestas y luego a bucear.

Patricio y el Cóndor cruzaron miradas 
seremos equipo y la vida salvar,
será el objetivo  por más que el castigo,
sea duro y constante al mar batallar.  
Ya habían hablado de debilidades 
que el Cóndor maduro empezaba a flaquear,
responsable Patricio (Piloto Naval) 
reemplazó toda tuerca con huelgo al roscar.

Hasta el mero detalle del nombre guardar
Y antiguas creencias tampoco olvidar.
Antes que el palo apoyara el tintero al calar … 
¡Argentino de plata y ya no hay nada al azar.

Dudaba si el Cóndor maduro en edad
aun con cariño  lo irá a defraudar
Tras horas de lucha feroz desigual,
Galante entró a Rada orgulloso su andar.

Patricio muy fuerte la caña apretó
Y escuchó en secreto silente sin voz:
Nacimos hermanos la mar nos parió
Y juntos seremos más fuertes los dos.

«Las manos del pintor sabio» por Mónica Modera y Enrique Germán Martínez

Las manos del pintor sabio
Mónica Modera y Enrique Germán Martínez

Escanear para escuchar poesía recitada por el autor


Poesía descriptiva

Celeste cielo que tus manos
le pintan al corazón,
latidos de las montañas
acompasados con un mascarón.

Gracias a letras apasionadas
que recorren inmenso el mar,
persiguiendo ancianas naves
que nadie podrá olvidar.

Las manos del pintor sabio
donde más crean es la alta mar:
pintan mares imaginados
Y navíos que eternos navegarán.

La inspiración que sus manos mueven
Desconoce la realidad
sólo pintan hechos felices,
Jirón de historias a no olvidar.