«De su propio cielo» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Para mi sobrina Natalie.

divisor uno

de su propio cielo

De la bóveda celeste,
Él con sus propias manos,
tomó parte de su cielo,
y con un coro cantando
se lo dio a la niña,
para que muchos años
viera el mundo desde un cristal,
inmaculado!

Así sus lagos profundos,
como escondidos entre montañas,
y en cumbres de hielo eternas,
azules por miles de años,
hoy caminan por el mundo,
entre los seres humanos,
para honrar una promesa
o cumplir algún mandato.

Verá la vida con sus ojos,
de azul glaciar y cielos altos.
será feliz para siempre,
y no sentirá los años.

Tendrá cuanto ambicione
y será justa sin desencantos,
noble sin condiciones,
veraz sin claudicarlo,
generosa sin opciones,
pura en sutil recato.

Y al devolver sus trozos de cielo
algún día allá en lo alto,
será otra vez un ángel…
…Por otros miles de años.

14102331_10209059402495172_9099868864249347997_n

13709676_10208717851236604_381401807_o

«Cantando con mis abuelos» por Enrique Germán Martínez marino poeta

MI HERMANA MENOR TIENE UN JARDÍN DE INFANTES EN SALTA CON NIÑOS DE 2 a 5 AÑOS. Próximamente llevará a cabo una actividad denominada «Un día con los abuelos en el jardín», y me pidió una poesía para leer ella como Directora en la apertura de este simpático día.
La titulé «Cantando con mis abuelos» ya que la probarán en guitarra.
¡Tengan piedad en la crítica! Le estoy hablando a niños de 2 a 5, a sus Maestras y a sus Abuelos.

Jardín “Mi Tallercito”
De María de los Angeles Martínez.

div fondo transparente 6

“Cantando con mis abuelos”

cantando con mis abuelos

Cantando con mis abuelos

Mi papá y mi mamá
dicen que hoy hay un festejo
y me mandan al jardín
de la mano de mis abuelos.

Tengo suerte en ser su nieto
viven cerca y los queremos
nos visitan, nos regalan,
me encanta estar con ellos.

Las maestras les enseñan
a cantar como lo hacemos
miro escucho, corto y pego
canto con mis tatas buenos.

Unos viven aquí cerca, 
otros vienen desde lejos,
hay quien mira desde el cielo
y en la noche es un lucero.

Y si alguno no ha llegado
por trabajo o por desvelos,
yo le presto a mi mamama
que en su corazón cabemos

Nos preceden en la vida
y nos dejan mil recuerdos,
su enseñanza y su valía
nos guiarán por mucho tiempo.

Yo soy niño y no comprendo
todas las cosas que siento
pero tengo en mi pecho
mucho amor por los abuelos.

Hoy me porto como Seño
siempre cree que yo debiera.
Yo le digo ”ni lo sueñes”
hoy lo hago por mi abuela.

Antes de irnos comeremos
una torta de Tatata
la más rica en este valle
y famosa en toda Salta.

A María de los Ángeles
que conoce el universo,
y el mundo que es redondo,
y tan grande que no entiendo,

a su hermano que es poeta
(no imagino lo que es eso),
les decimos muchas gracias
por honrar mis tatas viejos.

Cuando pasen varios años
sea grande y todo sepa
tenga una familia a cuestas
y mis hijos sus parejas…

…rezaré a todos los Santos,
al Señor de los Miilagros,
la Señora con el manto,
y a los ángeles cantando…

…les diré muy en secreto
que me manden un regalo
y yo pueda todo el tiempo
en mi vida disfrutarlo…

Pero a ustedes les diré
susurrando muy discreto…
lo que quiero de regalo
¡es que manden muchos Nietos!

mi-abuela-1

«Oración de la noche para niños» por Enrique Germán Martínez marino poeta

divr 4
Que bajen del cielo dos ángeles buenos,
que besen tu frente y bendigan tu sueño,
que velen tu noche y nunca se alejen,
que canten canciones muy quedas y recen,
por ti, tu familia y amigos más fieles.
Mañana tu día será hermoso con creces
y recordarás esta noche por siempre,
porque cuando un ángel te besa en la frente,
te toma la mano y te canta silente,
te duermes profundo y al cielo te asciende
y lo ves al Señor mientras crees que duermes.
Cuando en la serena mañana despiertes
te dirán al oído las flores silvestres:
“serás justo y bueno si así tu lo quieres,
y  te lo propones serás para siempre!”

images

13705155_10208711771044603_827829181_n

«Inédita. Juego de poetización.» por Enrique Germán Martínez marino poeta

Del latin «ineditus»: De un autor, escrito y no publicado. (Real Academia Española)

 PROSA DE MARIA ELENA MOYANO . Una vida es poco, o al menos a mi me sabe así. No obstante aquí estoy, con el aire de mis suspiros hecho vuelos para llegarte y tal vez, si me permites… asirte en alguno de mis sueños, arrancarte de esta vida por un instante y en los columpios del tiempo, hamacarnos, danzarnos el alma, vestirnos de eternos. Claudia C. Farfán.

 

il_570xN.578856808_4xzm

INEDITA.

 

Una vida es poco.
eso pienso.
Vuela el tiempo
efímero y fugaz
siempre disperso,
alterado como un loco,
en el aire contenido
de suspiros y suspensos,
que hoy evoco.
Y persigo en mis sueños,
fantasiosos,
alcanzarte
y si me dejas,
ser tan tuyo
y ser tu dueño.
Arrancarme de la vida
y del tiempo,
aunque sea un momento,
columpiarnos en inmenso
universo.
en comunión de nuestras almas,
y danzando un movimiento.
Que así sea!
y sea eterno!
13705155_10208711771044603_827829181_n

«TRILOGÍA FELINA EN MIAU MENOR» Por Enrique Germán Martínez marino poeta

,

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

EN MIAU MENOR.trilogia felina en miau menor

Amo los gatos en particular y quiero y respeto a todos nuestros pequeños hermanos en la vida que proviene del mismo misterio que la nuestra.

Por los gatos siento una debilidad especial por su señorío, su elegancia y su orgullo.

Se comportan noblemente siempre y de cualquier lugar de donde provengan tienen modales de palacio. Son discretos en toda ocasión y estoy seguro que saben muchas más cosas de las que maúllan.

Tienen una anatomía y habilidades motrices privilegiadas y son tan cariñosos que nos avergüenzan frente a las personas a las que deberíamos demostrar mayor afecto.

A continuación les comparto tres poesías dedicadas a tres destacados felinos que pertenecieron ( o pertenecen) a personas de mi amistad.

Por algún motivo en particular el animalito ha merecido verse descrito en una poesía.

Con enorme respeto y cariño les comparto las letras que he dedicado a tres queridos felinos: Lizzie Crabb, Nala Fendrik y Luli Zamudio.

13705155_10208711771044603_827829181_ndivider-37709_960_720

«Nala no es una gata» por Enrique Germán Martínez marino poeta

mujeres-del-gato-49847815

nala no es una gata

Nala no es una gata
Es amor color hecho miel…

Sutil, misteriosa
serena, orgullosa,
refugia en mi falda
sus miedos y faltas,
y observa curiosa
como dos esmeraldas
la vida hermosa
que respeta y es fiel.

Ya sabe que hay cosasgatoasas
que no hay de entender,
que en su entorno ocurren
y que ella ha de ver,
por eso hace en su vida
dé amor al que sufre,

una dulce armonía
que es la fuerza en su ser.

Sabe bien que es hermosa
y su presencia armoniza
como suave caricia
con solo mirar,
la dulzura que en ella
fluye mansa y sencilla,
serena congojas
y brinda su paz.

Nala no es mi gata,
es parte en mi vida,
que le debo en risas,
amor y alegría
y guardaré su sonrisa
toda vez que la honre
susurrando su nombre,
«Que es amor color miel.»

2016

divider-36856_960_720

«Mi amiga Luli» Por Enrique Germán Martínez marino poeta

mi amiga luli

A María Luisa y su gata Luli.

 mujeres-del-gato-49847815
D CAPITAL ROJO
os lagos azules de aguas profundas
los ojos muy fijos sin un pestañear,
mirar elegante, cariñoso o distante,
según a quien Luli se lo va a dedicar.
 
No es una gata de cuño o prosapia ancestral,
pero está orgullosa de su vida real
serpenteante, ondulante y gracioso su andar,
once años de amigas la quiero de verdad.
 
Para mi ella no tiene más que gestos de amor
mi llegada es fiesta en todo su alrededor
se acuesta en el piso, se frota su lomo,
aprendió este baile en la televisión.
 
Ella habla conmigo con perfecta dicción:
yo se que significa cada miau o acción,
restregarse en mis piernas, maullidos de honor,
enroscarse en mi falda a dormir sin temor.
 
O treparse a mi cama hasta su madrugón,
Luli no es una gata, es mi amiga leal.
Y la he honrar cuando ya no esté más
recordando su nombre y rogando por ella
cada vez que un maullido acierte a escuchar.
 
Luli, gata amorosa que en algún lado estarás
como hermana pequeña de mi alma inmortal,
estoy segura que nada hay que te habrá de faltar.
Solo quiero que sepas por el amor que has dejado,
Que un día lejano te iré a buscar.
ca02c6185e0c7403382012630322987b
Ilustraciones: Leonid Afremov.

«TU Y EL UNIVERSO» por Enrique Germán Martínez marino poeta

divider-36856_960_720

Tu cuerpo es el sueño que un poeta guardaría,

desnudo femenimo

porque es ver el estallido cuando el cielo fue creado,
repartiendo la belleza que distancias desafían,
anhelando este día por nosotros inspirado.
Hemos flotado en hirvientes nebulosas de pasiones,
burlando al universo y sus leyes inmutables
al vencer la gravedad en un cenit de emociones
ardiendo al sublimarnos en espasmo incontrolable.
Ni la luz fue otro límite imposible de alcanzarse.
La explosión de un deseo contenido largamente
colmó todo el firmamento y las estrellas más distantes
en instante alucinante de un suspiro irreverente.
No es tan sólo tinta y pluma el recuerdo de ese día
ni tampoco inspiración en tertulias olvidadas
fue mi cuerpo renacido del rescoldo y la ceniza
de un sol que se extinguía si tu fuego no lo abrasa
No es tu cuerpo solamente lo que sueño en la vigilia,
ni tu ondulante estremecer que nos funde y amalgama,
no es tu cálido aceptar con un ansia que hipnotiza

sino el hondo sentimiento y la ilusión en tu mirada.

 

13705155_10208711771044603_827829181_n