“MAS ALLÁ DE LOS LÍMITES” por Enrique Germán Martínez marino poeta

 

dos jovenes en la cama besandose semidesnudos

Hay cosas que un sueño no ha de decirme:
si fue ilusión o verdades tangibles.
Es abstracto intentar recrear imposibles,
conciencias en paz son apenas sensibles.

Las horas intensas burlaron los límites
de toda razón o pudor ostensible,
si alguno soñó a su pasión resistirse
sucumbió a la ocasión quizás repetible.

No hubo palabras que hubieron decirse.
no hubo mentira o verdad con qué herirse,
solo hubo un violento y sublime desquite
de un ansia guardada que estalló al consentirse.

Dos cuerpos bruñidos torneados y en sepia,
brillaban al sol de la ventana abierta,
cubiertos en perlas arcoíris reflejan,
sudor de cristal que sólo amores confiesa.

Recuerdos que siempre supondrán fantasías
pasión que el rescoldo consume en cenizas
de un fuego furioso que no sé si agoniza.
o arderá eternamente paciente y sin prisa.

“Mercedes es Amor” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Mercedes es Amor”
por Enrique Germán Martínez marino poeta

escanear para escuchar recitado por marino poeta


¿Tú crees que un duende
que irrumpe imprudente
con modo estridente,
sea fiel escribiente
de tu realidad?
Hay tanta poesía
y rima en tu vida,
que el duende se iría
antes de empezar.

Un juglar no podría
cantar tu valía,
y yo no sabría
más que fracasar.
Pero un gran poeta
que grandes respetan
que ve la belleza
allí donde está;
te haría unas rimas,
discreta poesía
hermoso su gesto
es honrarte en verdad.

Los versos serían
a tu gran simpatía,
Tu hermosa sonrisa
Y tu dulce mirar que
tan generosa tu brindas gozosa
A aquellos que cruzan miradas contigo ,
es tu fuerza que anida ante la adversidad.

Y tus otras grandezas,
sutileza y belleza,
humor y entereza,
y grandiosa bondad.

El sabrá que no miente,
que es todo evidente
pero aun está ausente
la profunda verdad.
No existen palabras,
poetas ni frases,
juglares que canten,
ni mente eminente
que pueda inventar…

La dulce palabra
Jamás pronunciada
Aun no inventada
Y que todos quisieran,
Para decir cómo eres:
MERCEDES es
“Amor de verdad”

Nao “MADRE DE DIOS”. Capítulo dos.

DESTMARISA.pngMarisa

La cala profunda
hedienta y umbría,
le guarda al navío
lo que nadie querría
en tanto pañoles,
salados y aljibe
disfrutan buen aire
cubiertas arriba.

Penoso el instante
en que aquel que sabia,
de maderas y troncos
de toda Galicia,
y como se torna
con sierra, escofina,
cepillo y maestría
un bosque en flotilla.

Allegase al mando
en la fresca toldilla
diciendo en alarma
que el agua subía,
en la cala hedienta
señal de una vía;
la bomba de achique
ya no contenía.

Haciéndose gala
de sapiencia y hombría,
el mando escoge
quien cierre la vía,
rogando en secreto
a la Virgen María,
que guarde la nao
y conserve sus vidas.

Un poco de escora
algo ayudaría,
palletes de lona
con cuerdas de tripa.
Algunas clavijas
rodeando la via;
 y más oraciones
a Santa María.

Peligros que nadie
en duda pondría,
encierran los mares
de noche y de dia.
Se cuentan a gruesas
la vidas perdidas
del Reyno en que nunca
el sol se pondría.

“Bendita es mi suerte
si es toda cuantía,
las cuatro falanges
que pierdo este dia”.
  Aullaba el marino
mientras lo cauterizan
después que el pallete
arrancara y la Nao salvaría.

Continuará.12742505_913651035399830_2255817379853385889_n

Seguir leyendo “Nao “MADRE DE DIOS”. Capítulo dos.”

“Jazmín, su abuela y las Hadas” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Para Jazmín y Marielina:

jazmin su abuela y las hadas

Duendes, elfos y hadas buenas
que velan mi noche entera,
y en algunas madrugadas
si estoy algo adormilada,
silenciosos, en mi mente
me recitan de repente,
las más lindas poesías
que aun nadie conocía.
Yo quisiera visitar su mundo
aunque sea por un día,
si me dejan con mi abuela
que es ternura y simpatía:
Siempre un ojo encima mío
es un ángel que me cuida.
Solo escucharemos poesías
y volaremos como libélulas,
con polvos mágicos de duendes
y pensamientos que nos consuelan.
En su mundo de alegría
donde solo hay cosas buenas,
recuerden que los jazmines
florecen en primavera.
Jazmín es también  el nombre
que llevaré mi vida entera.
Si me dejan conocer su mundo
¡les haré una propuesta!
Aprenderé todos sus nombres,
desde la A hasta la Zeta,
y los repetiré todos los días
por lo que me contó mi abuela:
“Si una niña dice el nombre
de un Hada y cree en ella,
le alargará su feliz vida
hasta hacerla casi eterna.”

20 de Febrero de 2016.

NAO “MADRE DE DIOS” (Capítulo 1)

DESTMARISA.pngMarisa

NAO  “MADRE DE DIOS”
Por Enrique Germán Martínez

Mecido en las olas
del muelle se ha ido,
dejando la orilla
del cauce vacío.
En el Guadalquivir
sin curva o desvío
se llega hasta el mar
inmenso y bravío.

Un rezo al pasar
Sanlúcar dormido,
no es puerto de mar
se baña en el río.
La Virgen del Carmen
allí ha vivido,
muy antes del día
que el cura ha escrito.

Que el Gran Almirante
en tres Naos se ha ido,
e hincó su rodilla
devoto, abstraído;
pensando en la gloria
por ir donde ha ido.
Por ansias partieron
los que le han seguido,

encontrar un tesoro
o un trono perdido.
casar una hija
a un rey de los indios.
Las Naos se alejan
a  paso cansino,
los paños se hinchan
al soplar los alisios.

De aliento ardiente
del sol que los hizo,
en desierto africano
que nadie ha visto;
allí nacen las brisas
y aquellos bravíos
que empujan la jarcia
hacia noble destino.

Cazando sus velas
-Egipcio es el lino –
de fuertes costuras
“Meollar embebido”,
es el hilo une
¡el Reino Castizo!
Los dias se alargan,

se apaga el bullicio.
El oro no brilla
en sucios bolsillos.
Un Ángelus canta
las horas dormido,
bendice aquella
en que Dios ha nacido
a Juan su Bautista,

a mujeres e hijos,
a su cuerpo, su alma,
y mar que es salino.
Bendice este viaje
y honroso destino.
La ampolla que muele
arenas bien finas

En vidrios eternos
encierra dormidas
las horas que entregan
a sed de conquista.

Continuará….NAO DE LA MADRE DE DIOS

Seguir leyendo “NAO “MADRE DE DIOS” (Capítulo 1)”

“Mi goleta Mediodía” por Enrique Germán Martínez marino poeta

 

Ya no golpea la antigua roda

contra sus tracas amigas viejas,

ya no saltan bulones y clavos

de la cala oscura y hedienta.

Si el palo mayor enfacha

no crujirá la quilla nueva

porque la mecha calzó al tintero

sobre finas monedas sin huelgos.

Es la quilla que cambiamos

por el tronco tomado “a cuenta”

Dios sabe cuanto debemos  

a ladrones de más experiencia

Que se abusan de la hidalguía

de marinos que se respetan.

“Cada vez que el viento cante

cantará mi jarcia velera”

Y los puños, de las escotas

Se templen y no gualdrapean

No se rasgan las costuras

del juego de velas buenas

Cosidas con lino egipcio

de un pañol de guardias lentas,

en un puerto mallorquín

aburrido como su siesta

Que nos llenó pañol y bodega

más aun que nuestras presas.

Hasta cabillas de bronce nuevas!

Mejores que las francesas.,,

“Cada vez que el viento ruja

azocará mi jarcia velera”

Así luce mi “Mediodía”

y en mi pulso laten sus velas.

Que es dueño de fantasías

y de verdades dichas a medias.

Mi goleta mediterránea

navega y no deja señas.

Porque así perseguirán

a los soberbios de brillo y cera.

¿Quien no dejó un secreto

en alguna aldea caribeña

Donde no arriarás tu paño

nunca más para una siesta..

Y con la virazón de la mañana

Mar adentro con siete velas

Y cuando enciendan los luceros

Sera tu estela collar de estrellas..

Mi goleta “Mediodía”: navega!

Mi corazón, sólo late y sueña!

2016

Seguir leyendo ““Mi goleta Mediodía” por Enrique Germán Martínez marino poeta”