NAO “MADRE DE DIOS” (Capítulo 1)

DESTMARISA.pngMarisa

NAO  “MADRE DE DIOS”
Por Enrique Germán Martínez

Mecido en las olas
del muelle se ha ido,
dejando la orilla
del cauce vacío.
En el Guadalquivir
sin curva o desvío
se llega hasta el mar
inmenso y bravío.

Un rezo al pasar
Sanlúcar dormido,
no es puerto de mar
se baña en el río.
La Virgen del Carmen
allí ha vivido,
muy antes del día
que el cura ha escrito.

Que el Gran Almirante
en tres Naos se ha ido,
e hincó su rodilla
devoto, abstraído;
pensando en la gloria
por ir donde ha ido.
Por ansias partieron
los que le han seguido,

encontrar un tesoro
o un trono perdido.
casar una hija
a un rey de los indios.
Las Naos se alejan
a  paso cansino,
los paños se hinchan
al soplar los alisios.

De aliento ardiente
del sol que los hizo,
en desierto africano
que nadie ha visto;
allí nacen las brisas
y aquellos bravíos
que empujan la jarcia
hacia noble destino.

Cazando sus velas
-Egipcio es el lino –
de fuertes costuras
“Meollar embebido”,
es el hilo une
¡el Reino Castizo!
Los dias se alargan,

se apaga el bullicio.
El oro no brilla
en sucios bolsillos.
Un Ángelus canta
las horas dormido,
bendice aquella
en que Dios ha nacido
a Juan su Bautista,

a mujeres e hijos,
a su cuerpo, su alma,
y mar que es salino.
Bendice este viaje
y honroso destino.
La ampolla que muele
arenas bien finas

En vidrios eternos
encierra dormidas
las horas que entregan
a sed de conquista.

Continuará….NAO DE LA MADRE DE DIOS

Seguir leyendo “NAO “MADRE DE DIOS” (Capítulo 1)”

“Mi goleta Mediodía” por Enrique Germán Martínez marino poeta

 

Ya no golpea la antigua roda

contra sus tracas amigas viejas,

ya no saltan bulones y clavos

de la cala oscura y hedienta.

Si el palo mayor enfacha

no crujirá la quilla nueva

porque la mecha calzó al tintero

sobre finas monedas sin huelgos.

Es la quilla que cambiamos

por el tronco tomado “a cuenta”

Dios sabe cuanto debemos  

a ladrones de más experiencia

Que se abusan de la hidalguía

de marinos que se respetan.

“Cada vez que el viento cante

cantará mi jarcia velera”

Y los puños, de las escotas

Se templen y no gualdrapean

No se rasgan las costuras

del juego de velas buenas

Cosidas con lino egipcio

de un pañol de guardias lentas,

en un puerto mallorquín

aburrido como su siesta

Que nos llenó pañol y bodega

más aun que nuestras presas.

Hasta cabillas de bronce nuevas!

Mejores que las francesas.,,

“Cada vez que el viento ruja

azocará mi jarcia velera”

Así luce mi “Mediodía”

y en mi pulso laten sus velas.

Que es dueño de fantasías

y de verdades dichas a medias.

Mi goleta mediterránea

navega y no deja señas.

Porque así perseguirán

a los soberbios de brillo y cera.

¿Quien no dejó un secreto

en alguna aldea caribeña

Donde no arriarás tu paño

nunca más para una siesta..

Y con la virazón de la mañana

Mar adentro con siete velas

Y cuando enciendan los luceros

Sera tu estela collar de estrellas..

Mi goleta “Mediodía”: navega!

Mi corazón, sólo late y sueña!

2016

Seguir leyendo ““Mi goleta Mediodía” por Enrique Germán Martínez marino poeta”