CONMEMORACION HUNDIMIENTO DEL CRUCERO GENERAL BELGRANO

Washington, 2 de mayo de 2003.

La gesta de Malvinas, más allá de la crónica política o militar de los hechos, que quedará sujeta al juicio de la historia, es una fuente de innumerables relatos heroicos que describen la verdadera dimensión humana del conflicto.

Muchos de ellos constituyen una historia que aún vive en sus protagonistas y que el tiempo no nos ha hecho olvidar. pero en cambio sí nos ha ayudado a analizar y comprender los sucesos, para capitalizar la experiencia profesional, enmendar los errores cometidos y templar nuestro espíritu. Otros relatos terminan en un prolongado silencio, ya que la ausencia de sus protagonistas, que quedaron para siempre  en ese rincón de nuestro territorio, da testimonio de que cumplieron cabalmente su palabra empeñada: “defender la patria hasta perder la vida”.

Año tras año, el 2 de mayo nos invita evocar el nombre de esos camaradas y amigos con quienes compartimos parte de nuestra vida profesional y esta fecha reaviva un permanente sentimiento de tristeza e impotencia, pero al mismo tiempo nos infunde confianza en un futuro que se cimienta sobre la base sólida del deber por ellos cumplido con valor y subordinación. Ese recuerdo también nos llena de orgullo y sus nombres, inscriptos para siempre en nuestra memoria, nos enseñan un camino trazado con ejemplar dignidad.

Desde la madrugada del 2 de abril en que el Capitán de Fragata Pedro Giachino selló con su vida el éxito de la Operación Rosario, hasta los conscriptos Leyes, Monzón y Robledo  últimos soldados caídos del Batallón de Infantería de Marina n° 5 que no quisieron rendir su posición ante el avance enemigo al pie del Monte Sapper Hill, 391 hombres de la armada entregaron sus vidas por un ideal alimentado durante 150 años por muchas generaciones de argentinos. Unos fueron alcanzados por la metralla a bordo de sus aeronaves, otros cayeron sobre la turba húmeda de las islas, otros fueron blanco del fuego del oponente a bordo de sus unidades navales y buques mercantes. 

Muchos de ellos rindieron su vida a bordo del Crucero General Belgrano que precisamente hoy, hace 21 años, a las 16:55 horas se recostó sobre su banda de babor y trazó su última estela dejando para la historia el testimonio de 323 de sus tripulantes. Ese testimonio es el que nos convoca a tomar ejemplo de su entrega al servicio y a desempeñar nuestra labor diaria con  la misma vocación que acredita nuestra armada desde la primer campaña del Almirante Brown en 1814.

Los tiempos en que vivimos, sumergidos en la cultura de lo efímero, no dejan habitualmente espacios para la reflexión o el recogimiento y menos aún, las hacen parecer actividades inútiles que no reditúan beneficios ni dividendos. Por eso estamos aquí, para retomar el orgullo de nuestra nacionalidad  sobre la base de valores, principios e ideales que nos llegan como herencia desde nuestro pasado reciente.

Al respecto, se podría afirmar que la verdadera historia de la humanidad es una descripción de sus pasiones, sentimientos y convicciones, es decir de los compromisos morales de los hombres que hicieron posibles los actos heroicos como el que hoy recordamos. Por eso es que exaltamos las acciones de nuestros camaradas a través de esta recordación y pretendemos perpetuar para la historia y para nuestros descendientes, más allá de nuestra efímera existencia, el recuerdo de sus nombres y de su ejemplo.

Quiera dios que el testimonio de su valor sea recogido por muchas generaciones de argentinos y que ellos sepan encontrar en su labor diaria, contribuyente al desarrollo en paz y armonía de nuestra sociedad, un sentido trascendente al destino que tuvieron nuestros camaradas del Crucero General Belgrano. Asumamos nosotros el compromiso de continuar transitando el camino que ellos iluminaron siendo generosos, perseverantes y solidarios en nuestro trabajo y conservemos su memoria de en nuestros corazones al cobijo del eterno reconocimiento.

Enrique Germán Martinez, como Agregado Naval Adjunto en USA.

Fotografía: Teniente de Fragata Martín Sgut.

 

 

«La Dama Alada.» por Enrique Germán Martínez marino poeta

AYER FUE ASÍ COMO RAQUEL MARTÏNEZ DEFİNIÓ POÉTİCAMENTE A LA FRAGATA LİBERTAD .Y NO POCA RAZÓN TENİA…

Dama Alada precisamente eran muchos de los Clippers Americanos, porque en su velamen incluían unos pares de velas en las gavias altas y bajas que por su aspecto, ya que colgaban de una sobrepercha, se las denominaba «ALAS» y sobresalían del resto del velamen para tomar más viento.

En el caso de éstas velas, cuando pertenecían a las mayores, las escotas iban rozando la superficie del mar, o sea arrastrando sobre las olas. Por ello se las denominaba «Rastreras o Arrastraderas»

Un conocido refrán de la época en que todavía las velas competían con la hélice y el motor, en el hermoso libro del escritor y marino español Benito Chereghini ilustrado risueñamente por Hormiga Negra, si mal no recuerdo decía algo así:
«Antes que alas y rastreras»
«es preferible más presión»
«y más vapor en las calderas.»

Palabras proféticas que anticipaban como resolvería la historia la carrera entre la vela y el motor.

 

Ilustraciones: Bark Europa, Bergantín Brick Barca, Holanda, crucero antártico botado en 1919. Plano del clipper americano «Flying Fish» famoso por su velocidad. Pintura del Neptune’s Car, que tuvo la gracia de doblar por el Cabo de Hornos, sofocar un motín  y arribar a salvo  a California, capitaneado por Mary Patten en  la década de 1850.

 

Reflexionando sobre la ética antes del toque de diana: La Honestidad.

Antes que nada deberíamos saber que la honestidad no admite un mensura cuantitativa, nadie puede ser “muy honesto» o «poco honesto». Se “es” o no “no sé es” honesto, de lo contrario un ladrón que roba un Banco es mucho más honesto que aquél que robó veinte bancos y eso es ridículo. La honestidad no solo rechaza el robo o sus formas de manifestarse en la política y en la sociedad (corrupción, coimas, dádivas, estafas), también rechaza la mentira como forma de engaño, porque con la mentira es donde se esconde la falta de honestidad. Los deshonestos son mentirosos porque niegan sus actos de corrupción, y además cuanto más corrupto más refinada será su mentira ya que su delito habrá sido más masivo y complejo, por lo tanto más difícil de ocultar.

descabezadas

La falta de honestidad arruina a países y sociedades enteras. Si el deshonesto es un gobernante este será el ejemplo más destructivo y disociante que podría proyectar sobre ciertos sectores de su pueblo de escasa educación y comportamientos vulnerables e influenciables, sobre todo cuando existe una pasión irracional por algún partido político de raigambre popular al cual “todo le es perdonado”. Un pueblo débil en sus ideas y convicciones, es presa fácil del populismo y puede llegar a ver un nuevo paradigma del camino al éxito, en ese desastroso ejemplo de deshonestidad de sus líderes. La deshonestidad también arruina la economía y a la larga la prosperidad y el bienestar de todos, porque además de la afectación directa, por la desaparición de caudales públicos, el desánimo que se produce entre comerciantes y empresarios a quienes se les exige una pulcritud rayana en lo absurdo cuando los funcionarios que lo exigen están cuestionados desde todos los ángulos de la sociedad. De manera que la honestidad está adherida la verdad y es más dañina cuanto más público y notorio sea el deshonesto.

En este punto deberíamos entonces comenzar a hablar de responsabilidad, ya que a simple vista un funcionario público que se corrompe es mucho más culpable de las consecuencias dañinas sobre la sociedad que un ignoto desconocido empresario o comerciante. Cuando una sociedad tolera la existencia de funcionarios de muy alto rango con innumerables actos de corrupción en sede judicial sin que nadie muestre una mueca de dbandera fabian macaccioesaprobación, es conveniente que ese pueblo se mire al espejo de la conciencia ya que a simple vista su tolerancia al delito tiene un umbral muy bajo. Ahora si un partido político impide la remoción del personaje corrupto esa agrupación es cómplice y una sociedad justa debería castigarla con su voto Si no lo hace es una sociedad deshonesta que carece de anticuerpos y tarde o temprano caerá bajo las garras de políticos inescrupulosos, dictadores o líderes populistas. Finalmente, la deshonra, defrauda  las expectativas de las personas y su confianza. Es como consumir un patrimonio irrecuperable, ya que a diferencia de la moneda no se puede volver acuñar.

 

Ilustración: Bandera argentina, Fabián Marcaccio.

 

Mentirás tus muertos.

Estimados:
Los voy a molestar esta vez no con un comentario político más, sino con un tema que supera un simple análisis político coyuntural. Se trata de algo que deberá ser investigado por la Justicia, si es que en un futuro la recuperamos, para bien de la República (y contamos con Jueces que atiendan su misión ateniéndose solamente al Derecho, que es lo que constituye la esencia de su misión) ya que muestra el Gran Negocio de los Derechos Humanos de los Kirchner y sus secuaces.
Hace unos días salió a la venta el libro llamado “Mentirás tus Muertos” que elaboró Jose D´Angelo luego de invertir cinco años de su vida investigando todos y cada uno de los nombres que figuran en el informe de la CONADEP de 1984, en la “corrección K” del mismo que se hizo en el 2006, y en los nombres que figuran en el llamado “Parque de la Memoria-Monumento a las Victimas del Terrorismo de Estado” que se encuentra en Costanera Norte , investigación que plasmó en su primer libro, del cual está ahora escribiendo su segunda parte. Investigó también las cifras cobradas por todos los implicados en los dos “informes”, llegando a la desorbitante suma de 1850 millones de dólares, que explica enforma pormenorizada. El trabajo de Jose D´Angelo ha sido el de una hormiguita laboriosa y tesonera, que recorría diariamente hemerotecas, leía uno por uno las decenas de libros publicados por ex terroristas, neo-terroristas o simpatizantes, buscaba y encontraba panfletos, textos inéditos y los órganos oficiales de los diversos grupos subversivos, especialmente Montoneros y ERP y por último procuraba tomar contacto con ex combatientes para lograr oír de sus propios labios verdades que hoy no se cuentan porque son “políticamente incorrectas” para el Plan K. ( el prólogo lo escribe Luis Labraña (a) “Mariano” ex miembro de FAR-FAP-Montoneros)
Jose D´Angelo no es hombre de fortuna. Por el contrario, debió recurrir a la ayuda de amigos, simpatizantes y varios familiares de víctimas de las orgas terroristas de los setenta para poder subsistir estos años de dura labor investigativa. La publicación de este libro debió también ser costeada con gran esfuerzo monetario. Es por eso que ahora les estamos pidiendo que inviertan 210$ y se compren el libro (en cualquier librería). Será un valioso aporte y una gran ayuda para este Cruzado, que quiere sacar a luz la verdad de los “desaparecidos” y de las “indemnizaciones” que se manejaron alrededor de estos.
El libro contiene sectores de interesantes anécdotas de aquella época y otras partes de pura documentación que debería ser analizada por algún Fiscal para emprender una investigación, ya en el seno de la Justicia, que lleve a clarificar esta Gran Mentira de los Treinta Mil Desaparecidos , así como el robo de las Arcas del Estado que esa GM provocó.
Hace años que muchos politólogos mencionan cual fue el arreglo que el matrimonio Kirchner tenía en materia de Derechos Humanos al momento de asumir Néstor Kirchner la presidencia: Kirchner gobernaría manejando todos los organismos del Estado, pero le dejaba a su mujer el tema Derechos Humanos en su totalidad. Así lo hizo ELLA, frenada en el inicio -y sólo en algunos temas- por su marido, el que no quería que se metiera con sus aliados dentro del peronismo, y ya sin atadura alguna cuando Kirchner murió, que fue cuando lanzó la consigna del “Vamos por Todo”, que ella entendía era proseguir y terminar con éxito el gobierno que Perón truncó al desplazar a Héctor Cámpora de la presidencia y expulsar a los Montoneros. Los manejos de la Venganza Montonera fueron dejados en manos de dos de los ideólogos de los movimientos terroristas de los setenta: Eduardo Luis Duhalde y Rodolfo Mattarollo, y la parte desarticulación de las FFAA al CELS conducido por el exontonero Horacio Verbitsky. Con el tiempo se pudo percibir que la “Venganza ” encerraba además el enriquecimiento no sólo de los familiares de los “desaparecidos” por la represión estatal, sino además de centenares de “amigos” que no revestían tales características. El Estado, esto es, todos nosotros, los que trabajamos y pagamos impuestos, desembolsamos esos 1850 millones dedólares para cubrir el Gran Curro que Jose D´Angelo muestra en su libro en forma detallada.
Resumimos brevemente lo que este trabajo va mostrando en sus 563 páginas de pura documentación probatoria:
1) El informe CONADEP elaborado durante el gobierno de Alfonsín ( año 1984) fue “revisado, corregido, ampliado y actualizado” en el 2006 por la Secretaria de Derechos Humanos. Alevosamente los equipos del Ministerio de Justicia modificaron hasta el prólogo escrito por Sábato para tergiversar la historia, beneficiar a decenas de familiares de “desaparecidos” que no fueron tales, eliminar del listado a los que «no eran del palo”, y darle un impulso mayor a la política de venganza.
2) Así, el libro muestra centenares de casos cuidadosamente investigados por su autor, que exhiben la forma descarada con que se modificaron para permitir cobrar las indemnizaciones y beneficiar a “amigos”, descalificando a los que consideraban como “indeseables”. Ello porque al incorporar a los “amigos”, hicieron desaparecer del Informe Conadep de 1984 la cantidad de 2549 personas que en aquella época fueron denunciadas como “desaparecidas”. La CONADEP dio a conocer que los desaparecidos eran 8961 y esa cantidad mediante los “cambios” efectuados por Duhalde y su equipo, bajó curiosamente a 7098, pero se le sumaron 1279 calificados simplemente como “muertos”, por lo que la cifra kirchnerista total llegaba a 8368 personas.
3) Algunos de los numerosos casos citados en el libro : a) Si recuerdan el caso de la banda de los Puccio, recordarán también que una de las víctimas de esa banda de delincuentes comunes fue Eduardo Aulet. Pues bien, en el 2006 Aulet pasó a ser víctima de “desaparición forzada”, o sea una víctima mas del “terrorismo de Estado”.b) Los terroristas abatidos por los soldados que defendieron el Regimiento de Infantería de Monte de Formosa, que fueron once, figuran como “víctimas de ejecución sumaria ( y todos saben que últimamente se les otorgó pensión graciable a sus parientes, pero no a los parientes de los humildes y valientes soldados conscriptos asesinados por Montoneros en ese hecho); c) Hay numerosos desaparecidos “aparecidos” posteriormente que el Autor investigó caso por caso, y es asombroso descubrir la cantidad y como fueron apareciendo.  d) Centenares de caídos en duros enfrentamientos reconocidos por los propios grupos terroristas ERP y Montoneros a través de sus publicaciones “Estrella Roja” , “El Combatiente” o “Evita Montonera”, entre otros, que se los incorpora o como víctimas de “ejecución sumaria” o directamente como de “desaparición forzosa”; e) D´Angelo estudia e incorpora también varios casos de terroristas juzgados y ejecutados por su propia gente que igualmente figuran en el informes CONADEP o el del 2006 como víctimas de “ejecución sumaria”.
En definitiva: Pedimos que compren el libro. Es un documento importante para tener y para saber, con lujo de detalles, cual es la verdad sobre los “treinta mil desaparecidos” (que el propio aparato monto-kirchnerista reconoce como 8368) y sobre los millones que cobraron sus familiares o ellos mismos. Y al mismo tiempo ayudar a que este tesonero investigador termine con su labor para bien de la República.

Reflexiones sobre principios y valores en la madrugada antes de Diana: LA AUTORIDAD.

A mi querido amigo L.B.R., residente en Lima, Perú.

AUTORIDAD no es ejercer el mando, el mando es sólo un deber de la AUTORIDAD.
AUTORIDAD no es rango o jerarquía. Ésta sólo otorga mera Autoridad formal.
AUTORIDAD no se recibe de la gracia de Dios ni del favor de ningún hombre, proviene de las leyes a través de la institución.
AUTORIDAD no es un derecho de avasallamiento de los subordinados. Por el contrario es la obligación de velar por el razonable bienestar de aquello sobre los cuales se tiene AUTORIDAD.-

AUTORIDAD, ES UNA SUMA DE VIRTUDES QUE SÓLO PUEDE DESARROLLAR UNO MISMO Y QUE SE FUNDA EN EL PRESTIGIO GANADO CON HUMILDAD, PROFESIONALISMO Y RESPETO.
AUTORIDAD CONSISTE EN LOGRAR FRENTE A SUS SUBORDINADOS, A SUS PARES Y AUN ANTE SUS SUPERIORES, PRESTIGIO Y RESPETO.
AUTORIDAD, EN LA PRÁCTICA SE MATERIALIZA EN RECONOCER A UNA PERSONA UNA SUPERIORIDAD QUE LO HABILITA A LIDERAR Y EN ADHERIR A SUS DIRECTIVAS CON DIGNA, ORGULLOSA Y LIMITADA OBEDIENCIA. ESTA OBEDIENCIA O SUBORDINACION DEBE SER ENTENDIDA COMO UNA ELECCION DE UN HOMBRE LIBRE.

 LA AUTORIDAD Y EL REXRECONOCIMIENTO DE SER CONSIDERADO UN LIDER, CON EL DERECHO A SER OBEDECIDO, SURGE DE LA CONVICCION DE QUE ESE SUPERIOR NOS CONDUCIRÁ AL ÉXITO O A LA VICTORIA.