“Una épica gesta” por Enrique Germán Martínez marino poeta

 

 

 

 342621_172323_1

Caminan con pasos que no son de ellos,
midiendo una celda que no merecieron,
barrotes que infaman, cadenas que ofenden,
a jueces que pecan contra sus juramentos.

No hay en los pliegues de alguna conciencia,
ni en almas partidas de sus amores y afectos,
no hay un corazón, honesto y sincero,
ante esa traición, que no llore en silencio.

No cabe medir con razones abyectas,
ni procede juzgar con perfidia siniestra.
Los llamaba un clarín, que a la épica gesta,
ordenaba vibrante enfrentar la contienda!

Fue el tiempo que un odio, ajeno a esta tierra,
reinó con su corte vasalla y rastrera,
de amor obituario, mendaz y violenta
sesgando las vidas, vibrantes y plenas.

Las huestes bastardas armadas en guerra,
traidoras y viles en brutal montonera,
con saña impensable e inhumana fiereza,
traicionaron, abjuros y “la Patria fue Lesa”.

No había en sus almas, si acaso tuvieran,
un dejo de humana piedad o de pena,
sólo ecos de miedo, de muerte y violencia,
sembrando el terror con su prosa dantesca.

Mil valientes lucharon en mil días de gesta
cargando en sus brazos el arma en defensa
de “patrios valores humanos”, que en guerra
tan cruel, “respetaron con honor y obediencia”.

EPILOGO
Altiva la mirada, así cumplen su condena,
truena al sol amanecido una voz esperanzada:
ya se acaba!. Se habrán ido y la Patria redimida,
en la ruta iluminada partirá hacia la gloria peregrina…

f29e0949d33925566387c17ae86d1e5e

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s