“El navegante anciano” por Enrique Germán Martínez marino poeta

en horizontes olvidados
el navegante anciano
puso el velero al pairo,
con sus jarcias sin cuidado
dejando que un viento fresco
lo derive a cualquier lado,
sin llegar nunca a la costa
ni encontrar un ser humano.
Convocó todos sus duendes10422209_10207639628161701_1567261573903098408_n
sus elfos y sus hados,
mordiendo impaciente
un cigarro apagado,
que sus dientes amarillentos
siempre habían odiado.
Cuando estuvieron presentes
en silencio y bien sentados
les dijo muy confidente
y hablando algo pausado,
con la sabiduría corriente
de quien mares ha navegado,
y la autoridad evidente
de ancianos respetados
por su gran sabiduría,
que en libros han encontrado
y no solamente han leído….
los han leído pensando!

HADACANCER

Tomó la palabra el marino
y dijo en tono pausado,
saboreando cada palabra
como hacen los más callados:
-Mis hijos dicen siempre
que mis nietos se han dispersado
por costas que tengo en mente
y ciudades que no he pisado.
Tanto hace que no los beso
que el llanto se me ha gastado,
y mis lagrimas que antes mojaban
ahora se me han secado.
Pero quizás un recuerdo tienen,
mis nietos dispersados,
de la tierra donde han nacido
y de este anciano malhumorado.
Hoy vengo a pedirles
sin sentirme avergonzado,
les ruego que no se apenen
pero estoy muy apurado,
porque no sé cuanto tiempo
seguiré el mar navegando.
Mi goleta que fue nueva
ya es cosa de antaño,
le entra agua por cubierta,
escotillas y el casco.

 

element_1

9a

Yo no sé si me conviene
este barco tan gastado,
que una ola lo llenaría
de la quilla a los propaos,
y el día que el mar lo intente
se me irá a pique clavado.
El trabajo será el siguiente
pero no les será pagado,
soy un marino sin bienes
y el resto ya lo he regalado.
Quiero que ustedes me ayuden
a contar con mucho cuidado
las cosas que yo he sentido,
en lugares donde he estado,
con rimas y poesías,
con odas y con dictados
En palabras que entienden
los niños que han estudiado,
lo que enseñan las maestras
y un poco más por si acaso.
Ese cuento será leído
cuando ya estén acostados,
en voz baja porque es secreto
que a ustedes estoy contando,
con el gorro que hizo la abuela
hasta las orejas bien calado.

hadas-Hada_y_Luna

Así escucharán mis cuentos
del navegante anciano,
que sus padres les lean
tomándolos de la mano.
Aunque no han de tener temores
de duendes, elfos y hados.
Son los seres que mas respetan
y deben ser respetados,
además deberán los padres
enseñarles sobre los barcos,
las palabras que yo escriba
sin usar el diccionario,
porque voy a escribir también
todo eso en un glosario.
En la vida hay que saber
cómo es que navega un barco,
si ceñir o dejarse al pairo,
o seguir las aguas de un barco.
Si un timón es de cabillas
y los obenques están templados,
si la jarcia del velamen,
con frecuencia has renovado,
y si en la mecha de tu mástil
piezas de oro has guardado,
porque nunca he visto a Neptuno
y no quisiera verlo enojado.
Y sabrán sobre mis duendes
mis elfos y mis hados
y oirán mis poesías,
mis himnos y mis dictados,
hasta que duerman sin temoresPeter_Paul_Rubens_-_Two_Sleeping_Children_-_Google_Art_Project.jpg
y no teman estar soñando,
porque conocen el secreto
que a ustedes les he contado,
que escribí para mis nietos
con la ayuda de mis hados.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s