La Nao “Madre de Dios”. Capítulo 6.

Calma chicha en el Mar De los Sargazos.

La Nao recompuesta
de tristes fatigas,
el bauprés desairando
le bella Florida
apuntó decidida
al norte de Cuba,
ignorando el tributo
que el mar cobraría.

Perdiendo el impulso
de alisios un dia,
al dia siguiente
ya no avanzaría,
“el Mando” su forma
locuaz perdería
al ver un sargazo
que otros traería.

LA Nao al garete
ya lleva diez días,
sargazos custodian
cerrando salidas.
El sol los abrasa
con tórridos días,
así les flaqueaba
la fe que traían.

Aljibes ya secos,
la carne podrida,
galleta y gusanos
ya no asombrarían.
Temido escorbuto
a dos vidas por dia
cobraba sin pena
la gran osadía.

Los paños de impulso
velamen que un dia,
llenaba de orgullo
a quien los henchía
estandarte del Rey
y otros de Señorías,
son trapos colgando
en la” Calma Chicha.”

Galones “del Mando”
que hoy alucinan,
soñando con bosques
de su amada Galicia,
sus robles eternos
de alguna colina
que en sus mozos años
el ya conocía. ..

sargazos

…cedieron madera
sin pausa y con prisa
honrando sus sueños
de marear a las Indias.
Tablones secaron
con fuego y pericia
maestros en quillas.
cuadernas bien lisas…

Varengas y baos
sin nudos ni astillas,
lustroso popao
timón de cabillas,
guardín escondido
accidentes evita
castillo bien alto.

A la mar desafía
alcázar refugio
será de marinos.
bauprés apuntando
a un astro preciso. (5)
debajo una vela
se asoma improviso
y le guarda el rumbo
que el cura bendijo.

“El Mando” flotaba
en sus desvaríos
abrazando sus robles
que hoy son navío,
llorando sus hombres
que han sucumbido.
Un relámpago lúcido…
brilló en su mente
y sintió una brisa
en la jarcia dormida.

mapa ruta indias

En su sueño afiebrado
al cielo bendijo:
“¡Por la Madre de Dios
que a Jesús ha parido,
por los Santos del cielo
y mis hombres caídos!

¡Por el Rey mi señor
por Galicia y mis hijos”
no es la fiebre ni yo!
Es la Nao que ha partido!

De algún cielo el perdón
a la Nao llegaría,
y otra vez el Señor
en sus velas pondría,
brisas francas
que “a un largo”
a sus velas darían
un impulso veloz
que ya no cedería.

Sus velas al viento
que el mundo honraría,
Imperio en que nunca
el sol se ponía.
Son veras historias
no son fantasías,
madera es la Nao
de un bosque en Galicia.
Y sus hombres son hierros
forjados en frio,
o en fraguas ardientes
a muy rojo vivo.

Perim bahia

EPILOGO

Llegaron exhaustos
mitad de ellos vivos,
¡por fuerza, coraje
milagro y pericia!

Y en la isla de Cuba
de rodillas caerían
al ver amarrado
al muelle ese dia
AL “MADRE DE DIOS”
BAJO EL SOL DE LAS INDIAS!

A los 13 días del mes de marzo
Anno Dominus MDLXVI

13  MARZO 1566.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s