“Gaviota Porteña. Acto 1.” por Enrique Germán Martínez marino poeta

 

a capital floral dark blue sin marco482542_10201366490431068_1891886881_n

 Saralía Gallegos.

 

1.

Gaviota porteña que vuelas y sueñas
que vientos marinos te arrastran al mar,
a aquél mar bravío de fríos peligros
sin techos ni aleros para reposar.
2.
El mar traicionero te canta canciones
te miente ilusiones que te hacen soñar
con aguas abiertas y cielos inmensos
con costas doradas donde recalar.
3.
Chispeantes luceros reflejan las olas
Fulguran la noche queriendo alumbrar
La frágil gaviota nacida en el puerto
Que en cielos vacíos se habrá de orientar
4.
Es una gaviota nacida en la tierra
volaba en los cielos de alguna ciudad
con techos y ramas de cálido abrigo
y con otras gaviotas con quien anidar.

5.
No tienen sus alas la fuerza ni aliento
No pueden alzarla en ascenso fugaz,
luchar contra el viento, tenerla en el aire
y llevarla a un destino de incierto arribar.

6.
Ocasos dorados con noches oscuras
cual negro es el fondo profundo del mar,
sin cálido abrigo en el gélido invierno
y sin fresco refugio en verano fugaz

7.
Es frágil gaviota nacida porteña
que en cielos vacíos y en la inmensidad
de noches eternas y estrellas brillantes
esquivo destino debiera encontrar.

8
Porque una gaviota nacida porteña
que alberga en su alma el sentir de su hogar
precisa en su vuelo el impuso glorioso
de pechos vibrantes que la han de animar,

9
Latidos muy fuertes batiendo sus alas
Muy cerca de su alma impulsarla querrán
volar contra el viento esquivando la fuerza
impiadosa y fulgente de un rayo letal.

10
No es ave marina sin nidos ni afectos,
no es ave de tierra de muy corto andar,
es una gaviota nacida porteña,
que muy hondo en el alma ama la LIBERTAD.

Un comentario en ““Gaviota Porteña. Acto 1.” por Enrique Germán Martínez marino poeta

  1. Aly

    Hermosa gaviota, que te protegen de los peligros del mar, de las canciones que este te canta, seduciendote a abandonar tu refugio, tu nido, los tuyos…
    Tengo algo especial con las aves, me siguen. Y las gaviotas no son la excepcion: cuando me fui de luna de miel, tenía una gaviota ‘espía’ y todas las noches venia a dormir al balcon del dpto del apart hotel al lado del mar. Si salia temprano a ‘fotear’ la muy alcahueta despertaba a todos con sus chillidos volando detras mio.}

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s