“Soneto a la despedida” por Enrique Germán Martínez marino poeta

Protesta a los lectores y las tres directivas de Parnasus.

Solo un triste y cruel soneto mereció la despedida
apurada en una frase disparada en el momento
ignorando con desgano cada coma y cada acento
sin belleza , sentimiento ni pasiones contenidas.

Nada menos que en el monte donde historia es poesía
Ignoraron bellas letras por un coro urracas
ni la iglesia infalible era tan exagerada
o sería acusada de petulante en demasía

En el monte de las artes. señalaron al culpable,
Aun no saben que hizo, mas… ¡fue el poeta navegante!
Que ignorado y dolorido ya se había ido antes.

Al llegar a Guipúzcoa sacudió bien las sandalias
Las que echaron a volar sin el peso deleznable
Del injusto proceder de un leadeboard mas que culpable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s